LAS DIFERENTES VARIEDADES DE CURRY TAILANDÉS

tipos de curry tailandés

En Tailandia utilizan diferentes variedades de curry para elaborar sus deliciosas recetas. Durante mi último viaje, recorriendo la ciudad de Chiang Mai, tuve la suerte de encontrar un restaurante muy conocido entre la gente local por sus variedades de curry. Allí degusté un maravilloso curry massaman con pollo, creo que el mejor curry que he probado en vida. A parte del massaman también servían platos con curry rojo, verde y amarillo, todos igual de deliciosos.

Creo que es importante e interesante conocer los ingredientes con los que se elaboran, ya que haciéndonos con ellos, podemos cocinar nuestra propia pasta de curry tailandés. Por supuesto que podemos encontrarlas ya preparadas en tiendas especializadas en productos asiáticos, pero como lo que se prepara en casa no hay nada y siempre es mejor hacerlas con ingredientes frescos, así conseguimos un sabor y un aroma mas autentico.  

Todas estas variedades tienen algunos ingredientes en común como la galanga, el lemongrass, el comino, el cilantro, el ajo, la chalota y la pasta de gambas, pero dependiendo de la variedad se añaden otros como el cilantro, la cúrcuma, la lima, diferentes variedades de chiles -frescos y secos- el jengibre...como veis son ingredientes muy aromáticos. 

Por ejemplo el curry verde es muy suave y tiene un sabor muy cítrico gracias a la lima keffir, al cilantro y al lemongrass. El curry rojo es mas denso y picante, el massaman es dulce y con toques de canela y el amarillo nos recuerda al curry indio gracias a la cúrcuma.

Aquí os dejo las recetas de estas maravillosas pastas de curry tailandés por si os animáis a prepararlas en casa.

CURRY VERDE

Para 1 persona

Ingredientes secos:

  • 1/2 cucharadita de semillas de cilantro tostadas
  • 1/8 de cucharadita de semillas de comino tostadas
  • 1/8 cucharadita de pimienta negra en grano
  • 1/4 de cucharadita de sal

Ingredientes frescos:

  • 1 cucharadita de ajo picado
  • 1/2 cucharadita de galanga pelada y picada
  • 1/4 de cucharadita de piel de lima keffir picada
  • 1/8 de cucharita de pasta de gambas
  • 1 cucharada de lemongrass picada
  • 1/2 cucharada de chalota picada
  • 1/2 cucharadita de tallos de cilantro picados
  • 15 hojas de albahaca tailandesa
  • 7-10 chiles verdes pequeños

Preparación:

Poner las semillas de cilantro, comino, pimienta y sal en un mortero y molerlo hasta conseguir un polvo fino. Después añadiremos el resto de ingredientes y seguiremos moliendo hasta conseguir una pasta suave. 

Si preferís utilizar un procesador de alimentos poned todos los ingredientes secos en el vaso del procesador y molerlos hasta conseguir un polvo fino y después añadir el resto de ingredientes frescos junto con dos cucharadas de agua y moler durante 3-5 minutos.

CURRY ROJO

Para 1 persona

Ingredientes secos:

  • 5-7 chiles rojos secos (remojados en agua durante 10 minutos)
  • 1 semilla de cardamomo tostada
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro tostadas
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1/8 de pimienta negra en grano
  • 1/8 de semillas de comino tostadas

Ingredientes frescos:

  • 1/2 cucharada de ajo machacado
  • 1/2 cucharadita de galanga pelada y picada
  • 1/4 de cucharadita de piel de lima keffir picada
  • 1/4 de cucharita de pasta de gambas
  • 1/2 cucharada de lemongrass picado
  • 1/2 cucharada de chalota picada
  • 1/4 cucharadita de jengibre

Preparación:

Mezclar primero todos los ingredientes secos en un mortero y machacar hasta conseguir un polvo fino, seguidamente añadir el resto de los ingredientes y seguir machacando hasta conseguir una pasta uniforme y suave.

CURRY AMARILLO

Para 1 persona

Ingredientes secos:

  • 1/4 de cucharita semillas de cilantro tostadas
  • 1/8 de cucharita de semillas de comino tostadas
  • 1 semilla de cardamomo tostada
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 5-7 chiles rojos secos

Ingredientes frescos:

  • 2 cucharaditas de ajo machacado y picado
  • 1/2 cucharadita de galanga pelada y picada
  • 1/4 de cucharita de pasta de gambas
  • 1 cucharada de lemongrass picado
  • 2 cucharaditas de chalota picada
  • 1/4 cucharadita de cúrcuma pelada y picada

Preparación:

Poner todos los ingredientes secos en un mortero exceptuando los chiles y machacar hasta conseguir un polvo fino. Añadir la galanga y el lemongrass y continuar machacando hasta conseguir una pasta suave. Por último añadir el resto de los ingredientes y seguir con el proceso hasta conseguir una pasta homogénea y suave.

CURRY MASSAMAN

Para 1 persona

Ingredientes secos:

  • 1/8 de cucharita semillas de comino tostadas
  • 1/8 de cucharita de pimienta negra en grano
  • 1/4 de cucharita de semilla de cardamomo tostada
  • 1/8 de cucharita de clavo tostado
  • 1/8 de cucharita de canela tostada
  • 1 semilla de cardamomo tostada
  • 1/4 de cucharita de nuez moscada
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 5-7 chiles rojos secos (remojados en agua durante 10 minutos)

Ingredientes frescos:

  • 1/2 cucharada de ajo machacado y picado
  • 1/2 cucharadita de galanga pelada y picada
  • 1/4 de cucharita de pasta de gambas
  • 1/2 cucharada de lemongrass picado
  • 1/2 cucharadita de chalota picada
  • 1/4 cucharadita de tallos de cilantro picados
  • 1/8 de cucharita de pasta de gambas

Preparación:

Poner todos los ingredientes secos en un mortero y machacar hasta conseguir un polvo fino. Añadir la galanga, el lemongrass y los tallos de cilantro y continuar machacando hasta conseguir una pasta suave. Por último añadir el ajo, la chalota, la pasta de gambas y los chiles y seguir con el proceso hasta conseguir una pasta homogénea y suave.

 

 

MEJILLONES CON CURRY ROJO TAILANDÉS

mejillones con curry rojo tailandes

El curry rojo tailandés combina sabores y aromas que nos transportan a los climas cálidos del sudeste asiático. Su mezcla de especias y hierbas aromáticas como la galanga, el lemongrass, el jengibre o el chile rojo deleitan los paladares de quienes lo degustan. Combinado con el sabor del marisco y la leche de coco lo convierten en un plato simplemente delicioso. 

Ingredientes:

  • 500 gr de mejillones
  • 1 cucharadita de pasta de curry rojo
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 200 ml de leche de coco
  • 500 ml de caldo de verduras
  • cilantro fresco

Preparación:

La elaboración de este plato es muy sencilla. Primero de todo cocinamos la pasta de curry con un poco de aceite. Añadimos la cebolla picada, el ajo y rehogamos hasta que la cebolla y el ajo se doren, entonces añadimos la leche de coco y el caldo de verduras, dejamos cocer diez minutos y añadimos los mejillones. Seguiremos cociendo hasta que los mejillones se abran, una vez abiertos espolvoreamos con cilantro fresco picado y seguidamente servimos.

KARAAGE CON ALIOLI DE WASABI

wasabi alioli

El karaage es un aperitivo japonés muy popular. Son piezas de pollo frito marinadas en soja, sésamo, sake y ajo y rebozadas en harina y fécula de patata, al freírlas obtienen una textura muy crujiente, están deliciosas. Para acompañarlas se me ha ocurrido preparar un alioli de wasabi, una combinación perfecta y una explosión de sabor. Tenéis que probarlo, además es super fácil de preparar. Mientras lo preparaba se me ocurrió que también estaría buenísimo preparar uno con kimchi, el sabor del kimchi mezclado con el ajo y la cremosidad de la mayonesa tiene que resultar delicioso, pero este ya lo dejaré para otra ocasión.

karaage con wasabi mayo

Ingredientes para el pollo:

  • 500 gr de contra muslo de pollo deshuesado
  • Sal marina
  • Pimienta recién molida negro
  • ¼ taza de almidón de patata (o almidón de maíz)
  • ¼ de taza de harina
  • Aceite para freír
  • Rodajas de limón

Marinada para el pollo:

  • 1 pizca de gengibre en polvo
  • 8 dientes de ajo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de Sake 
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 1 cucharadita de azúcar

Primero cortamos el pollo en trozos del tamaño de un bocado, los salamos y colocamos en un bol al que añadiremos el ajo, el jengibre, la soja, el sake, el aceite de sésamo y el azúcar. Lo dejaremos marinar al menos una hora cubiertos con papel film y en la nevera. Una vez pasado este tiempo, uno por uno los vamos pasando por la harina y la fécula y los freímos en aceite muy caliente. Cuando estén dorados los sacamos y dejamos que suelten el exceso de aceite colocandolos sobre un papel de cocina absorbente. Los servimos junto con unas rodajas de limón para terminar de aderezarlos.

Para el alioli de wasabi:

  • Un vaso de aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de zumo de limón recién exprimido
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • Sal
  • wasabi en polvo (al gusto)

Comenzaremos pelando y picando el ajo muy fino, lo echaremos al vaso de la batidora, acompañándolo del huevo y agregaremos un buen chorro de aceite de oliva. En este momento meteremos el brazo de la batidora hasta el fondo y comenzaremos a batir dejando las cuchillas en el fondo y no levantaremos la batidora hasta que veamos que esté ligando correctamente.

Poco a poco iremos echando el resto del aceite, tanto como espesa nos guste esta salsa, aunque en este caso tendremos que seguir batiendo para conseguir la textura deseada. Después agregaremos el zumo de limón y seguiremos batiendo un poco, teniendo cuidado de que no se nos corte. Cuando esté hecha, le añadiremos el wasabi en polvo y lo mezclaremos. La cantidad de wasabi es opcional, dependiendo el gusto por el picante de cada uno.

 

TSUKUNE

tsukune

Las tsukune con unas brochetas de albondigas de pollo aderezadas con salsa yakitori que se preparan al grill. Son muy sencillas de preparar y están riquísimas, si las hacéis en una barbacoa con carbón su sabor será realmente delicioso. 

Las tsukune se acompañan de huevo crudo y shichimi togarashi, pero a mi el sabor del huevo crudo me repugna asi que las he acompañado de cebolletas asadas.

tsukune

Ingredientes:

  • 450 gr de carne de pollo picada
  • 1 cucharada de aceite de sésamo 
  • 1 cucharada de miso (rojo o blanco)
  • 10 hojas de shiso (Perilla)
  • 4 cebolletas 
  • sal
  • ½ taza de salsa yakitori 
  • También necesitará:
  • 8 brochetas de bambú de 5 pulgadas
  • Shichimi Togarashi para el sabor picante (opcional)
  • sésamo

Picar la cebolla y las hojas de shiso. Calentar una sartén antiadherente a fuego medio. Cuando esté caliente, añadir ⅓ del pollo picado y desmenuzarlo en trocitos pequeños usando una espátula de madera. Lo cocinaremos hasta que se dore y una vez dorado lo transferiremos a un plato para que se enfríe.

El siguiente paso será combinar el pollo cocinado con el pollo crudo y mezclarlos bien. A esta mezcla le añadiremos el miso y el aceite de sésamo, mezclamos y seguidamente añadimos las cebolletas y el shiso, volvemos a mezclar, ayudándonos de las manos mezclaremos treinta veces en el sentido de las agujas de reloj y otras treinta en sentido contrario, la carne de volverá mas pálida y pegajosa. Este paso es muy importante ya que de el dependerá la correcta consistencia de la carne.

Para dar forma a nuestras albondigas embadurnaremos ligeramente nuestras manos con aceite de sésamo para evitar que la carne se pegue. Cogemos una cucharada y media de carne y hacemos una bola. Una vez hechas todas las bolitas las iremos ensartando en las brochetas de bambú.

Las colocamos en una plancha o grill bien caliente y las espolvoreamos con un poco de sal. Pondremos un poco de aluminio en las brochetas para que no se quemen -yo he utilizado brochetas metálicas- haremos las brochetas por un lado y por el otro hasta que estén doradas, entonces las embadurnaremos con la salsa yakitori por ambos lados y las dejaremos 30 segundos mas por cada lado.

BANH XEO. CREPE VIETNAMITA

crepe vietnamita. banh xeo

Fans de los crepes, esta receta os encantará. Si viajáis a Vietnam y pedís un Banh Xeo os servirán un delicioso crepe de arroz con leche de coco y cúrcuma. Este delicioso crepe de herencia colonial va relleno de langostinos, chalotas, cerdo y brotes de soja. Se acompaña de una sabrosa salsa Nuoc cham -a base de chile rojo, ajo y salsa de pescado- y de hierbas aromáticas frescas como el cilantro o la menta. 

Un plato ligero, sano y sabroso, llenos de matices y texturas, enamoradita me tiene!

Para la masa de los crepes

  • 150 g de harina de arroz
  • 1½ cucharadita de cúrcuma molida
  • 300ml de leche de coco
  • 1 cebolleta cortada en rodajas finas
  • Una pizca de sal 
  • Una pizca de azúcar

Para el relleno:

  • 4 cucharadas de aceite vegetal
  • 3 chalotas, finamente picadas
  • 200 g de filetes de lomo de cerdo en rodajas finas
  • 300 g de gambas crudas
  • 150g de brotes de soja

Para la salsa Nouc Cham:

  • 1 diente de ajo finamente picado
  • 1 chile rojo, finamente picado
  • ½ cucharada de vinagre de sidra
  • 2 cucharadas de salsa de pescado tailandesa
  • 2 cucharaditas de azúcar

Para servir:

  • 75g ensalada de brotes tiernos
  • 3 cebolletas
  • Un puñado de cilantro, albahaca y hojas de menta

Preparación:

Para los crepes, batimos la harina, la cúrcuma, la leche de coco, 300 ml de agua, las cebolletas, la sal y el azúcar en un tazón, asegurándonos de que la mezcla queda suave y sin grumos. Dejamos reposar durante 20 minutos y volvemos a batir un poco antes de cocinar la masa.

Mientras tanto, para la salsa, mezclamos el ajo, el chile y el vinagre en un recipiente. Dejamos reposar durante 2 minutos. Pasados los dos minutos agregamos la salsa de pescado, el azúcar y 100 ml de agua.

Calentamos 1 cucharadita de aceite en una sartén pequeña antiadherente, con tapa y pesada (alrededor de 16 cm de diámetro base) a fuego alto hasta que esté caliente. Freímos 1 cucharadita de las chalotas picadas durante 10-20 segundos hasta que estén doradas. Con un cazo poco profundo, vertemos una fina capa de crepe -aproximadamente 80 ml- reducimos el fuego a medio-bajo y cubrimos con una tapa. Cocinamos durante 3 minutos, destapamos y cocinamos durante otros 2-3 minutos hasta que el crepe esté crujiente y dorado. Ponemos a un lado en una bandeja y los mantenemos calientes. Repetimos este proceso de nuevo con las chalotas restantes y la masa para hacer 8 crepes en total.

A parte cocinamos el cerdo a la plancha por un lado y las gambas por otro. Para servir los crepes los rellenamos con el cerdo, las gambas y los brotes de soja. Los servimos junto con la ensalada, las hierbas aromáticas y la salsa Nouc Cham.

CHIPS DE ESPINACAS CON SÉSAMO

chips de espinacas con sésamo y chile

A veces las recetas más sencillas son las más ricas. Los chips de verdura al horno se han convertido en unos snack muy populares y además son muy sanos. A veces en casa preparo chips hojas de kale -col rizada- y quedan deliciosas, por eso se me ocurrió preparar brotes de espinacas tiernas, con un toque japonés, añadiéndole sal de sésamo con chile para aderezarlas. Este plato vendría a ser como una gomae crujiente!

Para que las hojas de espinacas queden crujientes las embadurno con un poco de aceite de sésamo, es importante que al colocar las hojas de espinaca en la bandeja del horno estas queden totalmente planas y separadas unas de otras para que al hornearse se hagan uniformemente. Si unas cubren a otras habrá zonas que queden blandas. 

Ingredientes:

Para la sal de sésamo:

  • 1 cucharada / 7 g de semillas de sésamo blanco
  • 1 cucharada / 7 g de semillas de sésamo negro
  • ½ cucharadita de sal marina fina
  • ¼ cucharadita de chile en copos

Para las espinacas:

  • 114g de hojas de espinaca fresca
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo tostado
japanese chips

Preparación:

Calentamos el horno a 200 grados.
En una sartén pequeña tostamos las semillas de sésamo a fuego medio removiendo constantemente hasta que estén tostadas ligeramente, aproximadamente 1-2 minutos. Agregamos las escamas de sal y el chile y seguimos removiendo durante otros 30 segundos. Dejamos enfriar completamente y lo transferimos al vaso de una batidora o procesador de alimentos para molerlo hasta conseguir una textura fina pero con algunos pedacitos enteros. También podemos utilizar un mortero.
Rociamos las hojas de espinaca con aceite de sésamo tostado en una bandeja para hornear forrada con pergamino y usamos las manos para embadurnarlas ligeramente. Las espolvoreamos con 1 cucharada de sal de sésamo y mezclamos suavemente hasta que las hojas estén bien aderezadas, las colocamos en una sola capa y horneamos durante 1 hora o hasta que las hojas estén crujientes y completamente secas. Retiramos del horno y dejamos enfriar antes de servir.

KOREAN VEGGIE BOWL

korean veggie bowl

El bibimbap es un plato coreano muy popular que consiste en una base de arroz y sobre esta una mezcla de vegetales, carne y huevo. Para comerlo, sus ingredientes se remueven y se mezclan. Yo he hecho una versión de un bibimbap tradicional cambiando algunos ingredientes. Por lo general el bibimbap tradicional se compone de arroz, espinacas, brotes de soja, shitake, zanahorias, kimchi, huevo y carne, pero yo he hecho una versión vegetariana con tofu, brocoli, kimchi, col lombarda y aguacate. El tofu lo he marinado con aceite de sésamo y chile coreano. Rico rico!

Ingredientes para dos personas:

Para el tofu:

  • 175 gr de tofu firme
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de pasta de chile
  • 1 cucharadita de jengibre fresco picado
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cucharada de semillas de sésamo tostadas
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo

Para la salsa picante de cacahuetes:

  • 1/3 de taza de pasta cremosa de cacahuete o de tahina
  • 2 cucharadas de salsa sriracha
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de salsa de soja

Para servir el bowl:

  • 2 tazas de arroz cocido
  • 1 taza de col lombarda en juliana
  • 1/2 aguacate
  • 2 huevos
  • 1 taza de brócoli cocido o salteado
  • kimchi
  • semillas de sésamo
  • lima
  • cebolleta

Elaboración:

En una bolsa zip combinamos todos los ingredientes junto con el tofu cortado en láminas para que macere durante 1 hora o durante toda una noche en el frigorífico.

Para elaborar la salsa combinaremos todos los ingredientes en un vaso de batidora junto con 1/4 de taza de agua con el fin de conseguir una mezcla cremosa. Batimos y reservamos.

Vamos a preparar el resto de ingredientes:

  1. La col la aliñaremos con un poco de sal y vinagre de arroz
  2. Cocemos el brócoli y lo salteamos con un poco de aceite
  3. Cortamos el aguacate en láminas
  4. Hacemos el tofu a la plancha
  5. Freímos los huevos, también podemos servirlos cocidos

Para montar nuestro bol primero de todo colocaremos el arroz cocido, rodeando el arroz colocaremos el aguacate, el brócoli, el rábano kimchi, el tofu, la col lombarda y en el centro el huevo frito. Para terminar añadiremos un poco de salsa de cacahuete, cebolleta picada y un poco de semillas de sésamo.

PAK CHOI A LA PLANCHA CON SALSA TERIYAKI

PAK CHOI A LA PNACHA CON SALSA TERIYAKI

De todas las verduras orientales una de las que más me gustan es el pak choi, es una especie de mini acelga con un sabor delicioso. Su sabor me gusta tanto que la preparo casi siempre salteada con un poco de sal y pimienta, pero en esta ocasión lo he aderezado con un poco de salsa teriyaki. Esta salsa queda muy bien con verduras a la plancha, tenéis que probarlo.

Ingredientes:

  • pak choi
  • sal
  • pimienta
  • aceite
  • salsa teriyaki

Para la salsa teriyaki necesitamos:

  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 4 cucharadas de mirin
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharaditas de harina de maíz
  • 2 cucharadas de agua

Primero prepararemos nuestra salsa teriyaki, combinamos en un cazo el mirin, la soja, el azúcar y calentamos hasta que hierva. En un bol pequeño mezclamos la harina de maíz con el agua y lo añadimos a la mezcla anterior. Con un batidor removemos rápidamente para que la harina de maíz se mezcle bien con el resto de ingredientes. Removeremos sin parar hasta conseguir la consistencia deseada. Una vez conseguida lo apartamos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Una vez que tenemos la salsa lo demás es muy sencillo. En una sartén calentamos un poco de aceite. Los pak choi los tendremos lavados y partidos por la mitad longitudinalmente, los ponemos en la sartén, salpimentados y dejamos que se vayan haciendo a fuego medio dándoles la vuelta de vez en cuando para que no se quemen, hasta que se doren por ambos lados y las hojas y el tallo se ablanden, pero no mucho, lo ideal es que queden un poco crujientes.

Los serviremos muy calientes y los regaremos con un poco de salsa teriyaki.

LIANG PI

LIANG PI

Este plato lo probé por primera vez en un pequeño restaurante chino de Granada regentado por una pareja muy joven y guapa. El sitio me encantó, primero por su nombre "Burger oriental", si, burger oriental, su especialidad son unas pequeñas hamburguesas que no pude probar pero a cambio pedimos estos maravillosos fideos de arroz picantes como el infierno. Me pareció un plato sencillo y muy rico. Su intenso sabor a ajo y chile me enamoró, después de probarlo estuve casi un día entero sin poder besar a mi pareja, es el precio que hay que pagar.

El restaurante es muy pequeño, solo tiene una barra y dos mesas, nada mas entrar supe que era un sitio de comida autentica por la super pantalla plana con karaoke a todo gas que había encima de la barra y por el aroma a especias chinas que salía de la cocina. Altamente recomendable si vivís o visitáis Granada, aquí os dejo la dirección: 

Calle Casillas de Prats, 10, 18002 Granada, cerca de la plaza de Gracia

Como me gusto tanto decidí prepararlo en casa y para ser sincera con vosotros, tengo que admitir que la pasta de los fideos no me salió y tuve que utilizar fideos de arroz ya hechos. Pero es porque leí mal la receta y no tape la masa mientras se hacía, super fallo! Espero que a vosotros si que os salga y si no, pues utilizáis fideos de arroz y listo.

  • Los condimentos:

Aceite de chile:

  • 2 tazas (474 gramos / 500 ml) de aceite de girasol
  • 1/2 taza (50 gramos de copos de chile de sichuan, o chile coreano 
  • 3 cucharadas (23 gramos de semillas de sésamo blanco)
  • 4 estrellas de anis
  • 2 ~ 3 hojas secas de laurel
  • 2 cucharaditas de cilantro molido
  • 1 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • 2 cucharadas de pimienta de sichuan molida
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 4 ajo rallado

Salsa de soja condimentada:

* para una solución rápida, sólo se puede combinar la salsa de soja, agua, azúcar y vinagre

  • 3/4 taza (187 ml) de salsa de soja
  • 1/4 taza (60 ml) de agua
  • 1 cucharada de azúcar marrón claro
  • 2 cucharaditas de granos de pimienta sichuan entero
  • 1 cucharadita de semilla de hinojo
  • Anís de 2 estrellas
  • 1/2 racimo de canela
  • 2 clavos enteros
  • 1/3 taza de vinagre negro asiático
  • 4 ajo rallado

Tallarines de arroz caseros:

  • 200 gramos, alrededor de 1 taza de harina de arroz 
  • 1/2 taza (65 gramos) de fécula de patata o almidón de maíz
  • 2 tazas + 2 cucharadas de agua

Para Servir:

  • Brotes de soja
  • Caldo de pollo granulado

Para hacer la masa de los tallarines de arroz: batiremos juntos la harina de arroz, la fécula de patata o la maicena y el agua hasta que este todo mezclado y sin grumos.

Para hacer el aceite de chile: Mezclaremos la salsa de soja y el ajo rallado juntos y los reservaremos. Combine el aceite de girasol, el chile, las semillas de sésamo blanco, el anís estrellado, las hojas secas de laurel, el cilantro molido, el comino molido y el curry en polvo. En una olla grande y profunda llevaremos el aceite a ebullición a fuego suave durante 3 ~ 4 minutos, removiendo constantemente hasta que los copos de chile se doren pero con cuidado de que no se quemen. Retiramos del fuego y agregamos la pimienta de sichuan, removemos y dejamos que la pimienta se fria con el calor residual durante unos 10 segundos. A continuación, añadiremos la salsa de soja y el ajo rallado. El aceite burbujeará un poco debido a la humedad añadida, así que hay que tener cuidado

Para hacer la soja condimentada: Combinaremos la salsa de soja, el agua, el azúcar moreno, la pimienta de sichuan, las semillas de hinojo, el anís estrellado, la canela y los clavos de olor y cocinaremos a fuego lento durante 15 min. Pasado este tiempo colaremos la mezcla y desecharemos las especias, finalmente agregaremos el vinagre negro y reservaremos.

Para cocinar el fideos de arroz: Para cocer los fideos calentaremos agua en una cacerola o wok, la llevaremos a ebullición y bajaremos el fuego manteniendo la temperatura. Utilizaremos una bandeja redonda o plato metálico que embadurnaremos con aceite y colocaremos dentro del wok, sobre el plato verteremos una fina capa de masa y lo taparemos. Coceremos al baño maria-vapor subiendo el fuego al máximo durante 2-3 minutos. Pasado este tiempo retiraremos el plato del fuego y reservaremos. Volveremos a repetir la misma operación hasta que se acabe la masa.

Para desmoldar la masa nos ayudaremos de una espátula, cuando tengamos todas las láminas de arroz las colocaremos sobre una tabla de madera y con un cuchillo las iremos cortado en tiras de un dedo de grosor.

Para servir los tallarines de arroz los acompañaremos con brotes de soja, salsa de soja condimentada, 1/4 cucharadita de caldo de pollo granulado y mucho aceite de chile. 

GOI GA, ENSALADA VIETNAMITA DE POLLO

Goi ga. Ensalada vietnamita

Poco a poco estoy descubriendo la cocina vietnamita y me gusta mucho. Me parece una cocina fresca, llena de texturas y que combina sabores de forma equilibrada. Se utilizan hierbas aromáticas como la menta, el cilantro, la albahaca...cacahuetes, limas, chiles y todo tipos de verduras.

Cada plato tiene un sabor distintivo que combina lo dulce, lo salado, lo amargo, lo picante y lo agrio. Entre los ingredientes que mas se utilizan se encuentran la salsa de pescado, la pasta de camarón, la salsa de soja, el arroz, las hierbas frescas, la fruta y las verduras. Sus ingredientes son frescos y prácticamente no se utiliza ningún producto lácteo, es por todos esto que la cocina vietnamita es considerada una de las cocinas más saludables en todo el mundo. 

Esta ensalada Goi Ga, es un plato muy popular en Vietnam, es fresca y sabrosa además de sana. Todos sus ingredientes están crudos, exceptuando el pollo que esta cocido. Se utilizan las hierbas aromáticas y la lima para dar frescura al plato, una delicia. 

 

Ingredientes:

  • 250 gr de pechuga de pollo entera
  • 1/4 de col lombarda
  • 110 gr de brotes de soja
  • 1 zanahoria cortada en bastoncillos
  • 1/2 taza de menta fresca
  • 1/2 taza de cilantro fresco
  • 55 gr de cacahuetes
  • 4 chalotas
  • 1 diente de ajo
  • 1 chile rojo

Para el aliño:

  • 60 ml de zumo de lima
  • 2 cucharadas de azúcar de palma
  • 2 cucharadas de salsa de pescado
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz

Preparación:

Primero de todo ponemos a cocer la pechuga en agua hirviendo hasta que se haga, teniendo cuidado de no dejarla cruda no demasiado seca.Por otro lado vamos picando las verduras y preparando el aliño. Cuando la pechuga esté cocida la dejamos enfriar y la desmenuzamos en hebras. Una vez que tengamos todos los ingredientes preparados ya solo tenemos que mezclarlos todos en un bol y rociarlos con el aliño. Como veis la preparación es fácil y rápida.

 

BANH MI DE ALBONDIGAS

meatball banh mi

Aquellos que no estáis familiarizados con la cocina vietnamita os preguntaréis qué es un Banh Mi. Pues bien, un Banh Mi es un bocadillo con pan de baguette y tiene su origen en la ocupación francesa de Vietnam. Es un bocadillo muy completo en el que se mezclan varios ingredientes como encurtidos de zanahoria, daikon, cebolla, jalapeño y cilantro con carne o tofu. Los rellenos mas populares son el cerdo, el paté, pollo, albondigas o incluso chicharrones. El contraste de sabores y texturas es una de las características de este delicioso bocadillo, así como su precio, muy asequible. Todo esto lo convierte en uno de los platos mas populares de Vietnam.

En los Estados Unidos, mas concretamente en New Orleans, existe una versión de este bocadillo llamado "Poor Boy o Po Boy" también con raíces francesas-criollas y pan de baguette, pero en este el ingrediente mas popular es el marisco.

Ingredientes:

Ensalada de daikon y zanahoria:

  • 2 zanahorias medianas (cortadas en juliana)
  • 1 taza de daikon (cortado en julinana)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz
  • 2 cucharaditas de aceite de sésamo

Para las albóndigas:

  • 1/2 kilo de carne picada de cerdo
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • 1 cebolleta picada
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • 1 cucharada de sriracha
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • sal y pimental al gusto
  • 1 cucharada de harina de maíz

Para montar el bocadillo:

  • 1/4 taza de mayonesa
  • 2 cucharaditas de salsa Sriracha
  • 1 baguette, cortada en cuatro y ligeramente tostada
  • 1 jalapeno (sin semilla y cortado en rodajas)
  • cilantro fresco

 

banh mi

Comenzamos preparando la zanahoria y el daikon. Agregamos las zanahorias en juliana y el daikon a un tazón grande y mezclamos el azúcar, la sal, el vinagre y el aceite de sésamo. Dejamos reposar durante 1 hora removiendo de vez en cuando. 

Mientras la ensalada se va encurtiendo nosotros vamos a ir preparando la mezcla de la carne. En un bol colocamos la carne con el resto de ingredientes y lo mezclamos todo utilizando las manos, es la mejor forma para que todos los ingredientes se combinen obteniendo una masa uniforme. Lo siguiente que vamos a hacer serán bolitas del tamaño de bocado con la carne, puede que salgan alrededor de veinte albondigas. Las colocaremos en una bandeja y las meteremos en el frigorífico durante veinte minutos. Pasados ese tiempo las cocinaremos en una sartén con un poco de aceite moviéndolas de vez en cuando hasta que estén doraditas.

Ahora vamos a preparar nuestra mayonesa de Sriracha, para ello combinamos la mayonesa con la salsa y mezclamos. Esta mayonesa le dará un toque especial a nuestro bocadillo vietnamita!

Para montar nuestros banh mi abriremos el pan, lo untaremos con la mayonesa de Sriracha, añadimos la ensalada de zanahoria y daikon y las albondigas. Le pondremos también rodajas de jalapeños y cilantro fresco picado.

CREMA DE HORTALIZAS DE OTOÑO CON MISO Y SETAS JAPONESAS

CREMA DE HORTALIZAS CON MISO Y SETAS JAPONESAS

Que mejor forma de disfrutar de las verduras de temporada, como la calabaza o el boniato, que cocinarlas con un toque japonés. El miso y el dashi, junto con las setas japonesas le proporcionan ese sabor japonés tan característico.

Para la crema:

  • 1 calabaza
  • 1 boniato
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de miso blanco
  • 1 litro de caldo dashi
  • mezcla de setas japonesas (shimeji, shitake, maitake)

 

Para el caldo dashi

  • 4 tazas de agua 
  • 1 trozo de kombu, de 10 cm x 10 cm 
  • 30 gr de katsuobushi.

 

Elaboración del caldo:

Ponemos el agua y el kombu en una cacerola y dejamos reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos. Ponemos la cacerola al fuego y cuando empiece a calentarse, justo antes de que comience a hervir, retiramos el kombu de la olla (es importante que el agua no hierva con el kombu dentro ya que eso podria hacer que el caldo se volviese amargo), con esto lo que hacemos es extraer el sabor del kombu. Cuando el agua empiece a hervir apagamos el fuego y retiramos la espuma que se halla acumulado en la superficie, ya que esa espuma se forma de las impurezas del kombu y agregamos dos cucharadas de agua fría para que el agua dela olla se enfríe, si el agua está demasiado caliente cuando se agrega el katsuobushi podemos liberar lasimpurezas y dañar en el sabor, necesitamos que la temperatura del agua sea de 70 grados, podemos utilizar un termometro o simplemente estimar la temperatura dejando que pase un minuto desde que añadimos el agua fria. Una vez echo esto agregamos el katsuobushi y dejamos que se concentre en el fondo de la cacerola sin removerlo, lo colamos en un colador de tela y es importante que no presionemos al katsuobushi contra el colador, dejaremos que el caldo se filtre sin mas.

 

Elaboración de la crema:

Primero de todo cortaremos la cebolla en juliana, pelaremos y cortaremos en trozos la calabaza, la zanahoria y el boniato. En una olla calentaremos un poco de aceite y rehogaremos la cebolla, cuando esté dorada añadiremos el boniato, la zanahoria y la calabaza.

Rehogaremos las verduras durante unos minutos y añadiremos el caldo dashi. Coceremos durante 20 minutos a fuego medio. 

Una vez tiernas las verduras lo batiremos todo y añadiremos el miso. Reservaremos. 

En una sartén con unas gotitas de aceite y una pizca de sal, saltearemos la mezcla de setas japonesas hasta que estén doraditas. Serviremos la crema junto con las setas japonesas y un poco de oregano.

 

PAD THAI

pad thai

La primera vez que probé el pad thai fue en mi primer viaje a Tailandia, de hecho las primeras semanas era prácticamente de lo único que me alimentaba. De todos los sitios en lo que lo probé, recuerdo que el pad thai que mas me gusto fue en un puesto callejero, lo cocinó una mujer mayor con una amplia sonrisa y sabía a gloria! Es uno de mis platos favoritos de la cocina tailandesa.

Ingredientes para 2 personas:

  • 250 gr de fideos de arroz
  • 8 langostinos
  • 150 gr de tofu firme en dados
  • 150 gr de brotes de soja
  • 50 gr de cacahuetes
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharada y media de salsa de pescado
  • 1 cucharada de pasta de tamarindo disuelta en 1 cucharada y media de agua
  • 1 cucharada y media de azúcar de palma
  • cilantro
  • 2 limas
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • chile en polvo
  • 1 cebolleta cortada en trozos de 2 cm de largo + 1 para decorar
  • 1 cucharadita de ajo picado

Preparación:

Para preparar nuestro pad thai primero coceremos los fideos siguiendo las instrucciones del paquete, los fideos tienen que ser específicos para pad thai, los fideos de pad thia son de arroz y son un poco mas anchos que un tallarín.

En un wok calentamos el aceite vegetal a fuego medio-alto, añadimos la cebolleta, el ajo y el huevo, cocinamos durante 30 segundos. Añadimos las gambas y el tofu y cocinamos hasta que ambos estén dorados, entonces añadimos los fideos y la salsa de tamarindo, el azúcar y las salsa de pescado, salteamos. Por último añadimos los brotes de soja y el resto de la cebolleta y terminamos de freír los fideos de nuestro pad thai, entonces estará listo.

Para servirlo lo acompañaremos con cilantro, brotes de soja frescos, cacahuetes picados, chile en polvo y lima.

 

HAMBURGUESA JAPONESA - HAMBAGU (ハンバーグ)

hambgu.jpg

Recuerdo la primera vez que probé una hamburguesa japonesa, fue en la cafetería Usagui, en Barcelona. Me sorprendió por lo suave de su textura, su jugosidad y su sabor, me la sirvieron con una salsa deliciosa y arroz cocido. Como disfruté ese plato...realmente me encantó, desde entonces sueño con volver a disfrutar de ese maravilloso sabor, he tardado en decidirme a hacerla, han pasado casi dos años desde aquello. Ya sabéis el refrán "mas vale tarde si la dicha es buena" pues eso.

La carne se adereza con bastantes ingredientes, entre ellos el ketchup -ingrediente al que los japoneses son bastante aficionados, no se muy bien porque- o la salsa de ostras. Pero creo que lo que realmente le da el toque de sabor y textura es la mezcla de cebolla cruda con cebolla pochada y el tofu seda. La cebolla pochada le da un toque dulzón y el tofu seda hace que la textura sea muy suave.

La salsa con la que se acompaña también lleva ketchup, vino tinto y salsa tonkatsu, una mezcla de sabores bastante interesante. Como resultado, una salsa rica y con matices para acompañar a nuestra hamburguesa.

Ingredientes:

  • 1 huevo grande
  • 1 cebolla grande (picado)
  • 1 diente grande Ajo (picado)
  • 450 gramos Carne picada
  • 170 gramos Tofu - suave
  • 1 taza Panko
  • 2 cucharadas Ketchup
  • 1 cucharada de salsa de ostras
  • 1 cucharada de perejil
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1/4 cucharadita Pimienta negra

Para la salsa:

  • 1/2 taza de vino tinto seco
  • 1/4 taza de salsa de tomate
  • 1/4 taza de agua
  • 2 cucharadas de salsa Tonkatsu (salsa Worcestershire también funciona)
  • 1 cucharada de harina de maíz
hambagu

Añadir una cucharada de aceite vegetal a una sartén y saltear la mitad de las cebollas y todo el ajo hasta que estén doradas y caramelizadas. Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.

Mezclamos la carne de ternera, el tofu, la cebolla salteadas, la cebolla cruda, el panko, el huevo, 2 cucharadas de ketchup, la salsa de ostras, el perejil, la salsa de soja y la pimienta negra en un tazón grande. Amasamos la mezcla hasta que sea uniforme en color y textura.

Le damos forma a las hamburguesas y las dejamos en el frigorífico media hora tapadas con papel film. Mientras prepararemos la salsa para nuestras hamburguesas japonesas. En un cazo mezclamos todos los ingredientes de la salsa menos la harina de maíz, una vez que hiervan los demás ingredientes, la añadiremos mezclándola primero a parte con un poco de agua fría hasta deshacerla y añadiéndola entonces, removeremos a fuego medio hasta que comience a espesar.

Para que nuestras hamburguesas nos queden jugosas calentaremos un poco de aceite en una sartén antiadherente a fuego fuerte, lo que queremos calentando mucho la sartén es que de primeras la carne se selle y luego lo bajaremos a fuego medio para que se hagan por dentro moviéndolas de vez en cuando, el punto de la carne ya es opción vuestra, muy hechas, poco hechas...

Una vez listas las serviremos junto con la salsa, un poco de rábano japonés -daikon- rallado y un puñado de germinados, yo los he utilizado de rábano picante.

Ya solo queda disfrutar de vuestra deliciosa hamburguesa japonesa o como los japoneses la llaman, hambagu. Itadakimasu!!

BACALAO SOBRE CALDO DE MISO CON CHIPS DE SHIITAKE

sopa de miso con bacalao al horno y shiitake

La riqueza del miso y el umami de las shiitake adornan y redondean el delicioso sabor del bacalao al horno. Un plato con sabor muy japonés y que podréis preparar en unos minutos. 

Ingredientes para dos personas:

  • 2 pedazos de bacalao 
  • 2 cucharadas y media de aceite de oliva
  • 115 gr de setas shiitake cortadas en juliana
  • 1 cucharadita de miso blanco
  • 1 taza de caldo dashi
  • cebolleta picada

Elaboración:

Precalentamos el horno a 200°.
Colocamos el bacalao en una bandeja de cristal poco profunda y lo regamos con  1/2 cucharada de aceite, luego salpimentamos con 1/2 cucharadita de sal y 1/4 cucharadita de pimienta.
Mezclamos las setas con el resto del aceite y 1/4 cucharadita de sal y pimienta, a continuación, las extendemos en otra fuente de cristal pequeña que sea poco profunda.
Hornearemos el bacalao y las shiitake, removiendo las setas una o dos veces, hasta que el pescado se acabe de cocinar y las setas estén crujientes, unos 10 minutos.
Mientras tanto, prepararemos la sopa de miso, mezclaremos el miso con el dashi hasta que la pasta esté totalmente disuelta. 
Para terminar dividiremos la sopa, las setas y el pescado entre 2 cuencos y cubriremos con cebolleta picada.