Saba no miso ni

Hoy he preparado esta rica caballa con salsa de miso, la he extraido de la pelicula Nonchan Noriben, es el plato que prueba en el restaurante y que hace que quiera dedicarse a cocinar bentos. Tiene un sabor muy japones, esta riquísima fria y acompañada de arroz y hojas de shiso frescas.

Para 3 personas:

* 2 caballas grandes frescas * 1 trozo de jengibre de 1 cm / 2,5 cm de largo * 2 cucharada de mirin * 2 cucharada de sake * 1 1 / 2 cucharadas de azúcar * 2 cucharada de salsa de soja * 2 cucharadas de miso rojo (akamiso)

Limpiar las caballas quitandole la cabeza y la espina y separandolas en dos filetes (si puede ser que lo haga el pescadero). Una vez limpias en casa retiraremos las espinas del lomo y las laterales y cortaremos cada filete en tres trozos. Pelaremos y picaremos el jengibre fresco en juliana.

En una olla que sea suficientemente grande como para que quepan todos los trozos en una sola capa, pondremos el mirin y el sake y dejaremos que hierva para que se evapore el alcohol de ambos. Seguidamente añadiremos 250ml de agua, la soja y el azúcar, removeremos hasta que el azúcar se disuelva y entonces añadiremos la caballa, el miso y el jengibre. El miso lo disolveremos previamente antes de echarlo a la olla.

Dejaremos que cueza durante 15 minutos a fuego lento tapando la olla con un trozo de aluminio con agujeritos, durante el tiempo de cocción iremos destapandola y regando los trozos de caballa con un cazo para que se empape bien de la salsa y añadiremos unas cuantas cebolletas en trozos (solo la parte verde). Pasados los 15 minutos, dejarmos reposar durante 10 minutos tapado y dejaremos enfriar a temperatura ambiente.

Se puede servir fria dejandola toda una noche en el frigorifico para que el sabor sea mas intenso o un poco caliente.