Wabi Sabi

El wabi sabi es el rasgo más notable y característico de lo que se considera es, la belleza tradicional japonesa. En su expresión mas completa puede llegar a ser una forma de vida,el término que más se le acerca es "rústico" en el sentido de simple.

En un principio, las palabras japonesas "wabi" y "sabi" tenían significados bastante diferentes. Originariamente "sabi" significaba frio, flaco o marchito, mientras que "sabi" sugnificaba la desdicha de vivir solo en la naturaleza, apartado de la sociedad, y sugería un estado de ánimo deprimido y melancólico. Alrededor del siglo XIV, el significado de esas palabras empezo a evolucionar hacia los valores estéticos más positivos. En los siglos posteriores, los significados de wabi sabi se mezclaron tanto que actualmente la linera que los separa es realmente borrosa. en la actualidad cuando los japoneses dicen "wabi" tambien quieren decir "sabi".

Si consideraramos "wabi" y "sabi" como entidades separadas, estas serían sus caracteristicas:

Wabi aludiría a:

  • un modo de vida, un camino espiritual
  • lo interno, lo subjetivo
  • una contrucción filosófica
  • acontecimientos en el espacio

Sabi aludiría a:

  • objetos materiales, arte y literatura
  • lo externo, lo objetivo
  • un ideal estético
  • acontecimientos en el tiempo

La inspiracion inicial de los principios espirituales, metafísicos y morales del wabi sabi proviene de las ideas sobre la simplicidad, naturalidad y aceptación de la realidad que se encuentran en el Taoismo y el Budismo Zen chino. El wabi sabi penetro rápidamente en casi todos los aspectos de la sofisticada cultura japonesa y alcanzó su expresión mas amplia en el contexto de la ceremonia del té. Llamada sado, chado y chanoyu, la ceremonia del té evolucionó hasta convertirse en una ecléctica forma social de arte que combinaba, entre otras cosas, conocimientos de arquitectura, interiorismo y jardinería, arreglo floral, pintura, preparación de los alimentos, e interpretación. Un experto en servir el té era alguien que podía orquestar todos estos elementos y convertirlos en un acontecimiento artístico contenidamente apasionante y temáticamtne coherente.

Los valores espirituales del wabi sabi nos muestran cuales son las lecciones del universo. Por un lado nos enseña que la verdad proviene de la observación de la naturaleza. Todas las cosas son mudables, todas las cosas son imperfectas e incompletas. La grandeza existe en los detalles desconocidos y desapercibidos. Y que la belleza puede hallarse en las cosas feas.

Wabi sabi nos muestra la belleza de la simplicidad y de lo natural, en estos días en los que la ostentación manda en la voraz sociedad en que nos sumimos, el saber encontrar placer en las cosas mas modestas y convencionales es el camino que nos puede llevar a alcanzar paz y  felicidad en nuestros corazones.