Fideos soba con salmón teriyaki

color

Esta semana parece que el sol y el buen tiempo nos abandonan, así que antes de que el calor llegue he aprovechado para preparar unos deliciosos y calentitos fideos soba con salmón lacado.  Los fideos soba son un tipo de fideo japonés elaborado con harina de trigo sarraceno, ideal para aquellos que sean celiacos; pueden tomarse frios o en sopa, como los he preparado hoy.

Para 4 personas:

  • 4 filetes de salmón de 125 gr cada uno aproximadamente.
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de mirin
  • 3 cucharadas de sake
  • 1 cucharada de azúcar en polvo
  • 200 gr de fideos soba
  • 2 litros de caldo dashi
  • 50 gr de setas enoki
  • 2 huevos duros pelados y cortados en dos
  • 8 hojas medianas de bok choi

Calentar un poco de aceite de girasol en una sartén y poner a hacer el salmón a fuego medio durante 5 o 7 minutos para que quede dorado por ambos lados, una vez dorado lo retiraremos de la sartén y añadiremos a esta la salsa de soja, el mirin, el sake y el azúcar, removeremos a fuego lento para que el azúcar se disuelva, cuando empiece a espesar añadiremos de nuevo el salmón a la sartén y lo cocinaremos hasta que quede lacado por ambos lados.

Por otro lado coceremos los fideos soba durante 4 minutos en agua hirviendo y una vez cocidos los escurriremos repartiremos en cuatro cuencos.

Para preparar el caldo:

  • 13 gr de caldo dashi granulado
  • 150 ml de salsa de soja
  • 100 ml de mirin
  • 2 litros de agua

En una olla pondremos a calentar los dos litros de agua, una vez que este caliente le añadiremos el dashi granulado, dejamos que cueza durante 5 minutos a fuego lento y pasado este tiempo le añadiremos la soja y el mirin y dejaremos cocer otros 15 minutos.

También podemos utilizar el preparado tsuyu no moto, que es el caldo para fideos ya preparado que solo hay que mezclar con agua según la proporción especificada para fideos en la etiqueta, es  lo más rápido.

Una vez que tengamos el caldo lo echaremos sobre los fideos  y en cada cuenco colocaremos un trozo de salmón, setas, medio huevo y hojas de bok choi. El bok choi es una verdura oriental, sino encontrais en ningún lado podéis sustituirlo por espinacas frescas.