SOPA FRÍA JAPONESA CON KIMCHI COREANO

morioka reimen
morioka reimen

Ya se huele, ya casi podemos tocar a la puerta del verano, a pocos días de que comience junio ya siento el gusanillo de mi estación favorita. Y como el calorcito ya aprieta que mejor que empezar a disfrutar de cosas fresquitas como este plato que hoy os presento, es conocido en Japón como Morioka Reimen y es de origen coreano. Fue servido por primera vez en 1954 por el propietario de un restaurante especializado en yakiniku. La característica mas representativa de este plato es que es una sopa de pollo o ternera que se sirve muy fría, casi helada, junto con col kimchi, huevo y alguna pieza de fruta, como pera, manzana o sandía. ¿Porqué fruta?. Para ayudar a calmar la boca si la sopa esta demasiado picante. Normalmente si pedís este plato en un restaurante podréis elegir entre tres niveles de picante y si no estas seguro de que nivel de picante coger siempre puedes optar por pedir "betsukara", que quiere decir que la pasta de kimchi os la pongan por separado para que podíais ir añadiéndola vosotros mismos e ir ajustando la cantidad de picante.

En esta receta no he incluido la fruta porque no los he preparado demasiado picantes, pero seguro que la sandía o la pera le tiene que ir super bien. Además he añadido unas brochetas de pollo marinadas que sinceramente están deliciosas. Vamos con la receta, es muy sencilla!.

  • Para el caldo:
    • 500 ml caldo de pollo o de ternera
    • 200 gr de col kimchi
    • 3 cucharadas de vinagre de arroz
    • 1/2 cucharadita de sal
  • Para la pasta de kimchi:
    • 3 cucharadas de pasta de chile corenana – gochujang
    • 2 cucharadas de manzana rallada
    • 1 cucharada de semillas de sésamo tostadas
    • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • Para las brochetas de pollo:
    • 250 gr pechuga de pollo
    • 1 diente de ajo rallado
    • 1 cucharada de jengibre rallado
    • 1 cucharada de manzana rallada
    • 1 cucharada y media de salsa de soja
    • 1/2 cucharada de aceite de sésamo
    • pimienta molida
    • sal
  • 2 porciones de fideos somen o soba
  • cebolleta
  • 1 huevo medio cocido

Preparación:

Para hacer el caldo:  en un vaso de batidora o en un procesador de alimentos ponemos el caldo de pollo junto con la col kimchi y batimos hasta que quede una mezcla suave.  Luego esa mezcla la pasamos por un colador de tela o uno que sea de rejilla muy fina y separamos el caldo del resto de kimchi, así obtendremos por un lado en un bol el caldo que meteremos en el congelador hasta que casi comience a congelarse y la pasta sobrante de kimchi la cual pondremos en otro bol.

Para hacer la pasta de kimchi:  Mezclamos la pasta de kimchi que nos ha sobrado de colar el caldo junto con el resto de los ingredientes y la reservamos.

Para las brochetas: cortar la pechuga de pollo en trozos del mismo tamaño y mezclar con el resto de ingredientes, reservar en la nevera al menos 4 horas. 

Nuestro plato completo quedaría de la siguiente manera:

  • cocemos el huevo durante 7 minutos y justo después de apartarlo del fuego lo sumergimos en agua helada para detener la cocción.
  • por otro lado cocemos los fideos siguiendo las instrucciones del paquete
  • sacamos el caldo del congelador
  • en un bol colocamos los fideos junto con el caldo, el huevo, la pasta de kimchi y la cebolleta picada.
  • hacemos las brochetas y las servimos a parte para acompañar la sopa.

A disfrutar!!!