FURIKAKE CASERO

furikake casero

El Furikake es un condimento muy popular en Japón, es utilizado para aderezar arroz, sopas y pastas. Hay varias versiones, dependiendo de cual se elija la base serán las algas, el pescado, el huevo o el sésamo tostado.

Mayormente se utiliza para para condimentar el arroz cocido, pero también puede utilizarse como aderezo para todo tipos de sopas y platos típicos japoneses. Tiene una gran variedad de sabores y es muy sabroso y nutritivo.

El furikake puede comprarse en cualquier tienda asiática en sobres de diferentes sabores, pero yo prefiero hacerlo en casa porque así me aseguro de que no llevará glutamato. Está receta básica que he encontrado funciona bastante bien, lleva copos de bonito seco (katsuobushi) alga nori y sésamo, aderezados con soja y mirin. Una vez que le pillemos el rollo a esta receta básica, podremos experimentar con otras combinaciones de sabores. 

Aquí va la receta:

INGREDIENTES:

  • 1/3 taza de hojas de nori, divididas en pequeños trozos
  • 1/2 taza de semillas de sésamo blanco o negro
  • 1 taza de copos de bonito desmenuzados en trozos pequeños
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharadita de mirin
  • 2 o 3 gotas de aceite de sésamo tostado

INSTRUCCIONES

Precalentar el horno a 130 grados.
En un tazón pequeño, combinamos las semillas de sésamo y los copos de bonito.
Agregamos la salsa de soja y el mirin y removemos para que todos los ingredientes se mezclen bien. Agregamos el alga nori y volvemos a mezclar.
En la bandeja del horno y sobre un papel de hornear, extendemos la mezcla y horneamos durante 15-18 minutos hasta que esta esté ligeramente tostada, hay que vigilar mientras se hace para que no se nos queme. Por último dejamos que el furikake se enfríe durante aproximadamente 2 horas antes de transferirlo a un recipiente hermético.
Lo almacenaremos a temperatura ambiente durante un máximo de 2-3 semanas.