BLOODY MARY CON SALSA SRIRACHA

sriracha-bloodymary.jpg

¿A quién no le gusta un coctel bien fresquito en verano?  Me encanta experimentar preparando cócteles clásicos utilizando ingredientes asiáticos. En este clásico bloody mary cambiamos el tabasco por salsa sriracha y voilá! Convertimos ese clásico en un coctel con aires orientales.

La salsa Sriracha procede de Tailandia. Su nombre hace referencia a la ciudad, donde esta se comenzó a producir, por aquel entonces casi como un producto local. Quien le hubiese dicho a su creador que esta se convertiría en una salsa tan popular que sería consumida en todo el mundo.

La salsa sriracha se elabora a partir de chile maduro, vinagre, ajo, azúcar y sal. Tiene un sabor dulce entre sabroso y picante, aunque su picor no es muy fuerte y tiene un aroma muy característico.

Ingredientes:

  • 3 partes de Vodka
  • 6 partes de jugo de tomate
  • Una pizca de sal y pimienta negra
  • 3 gotas de salsa Worcestershire o salsa inglesa
  • 8 gotas de salsa sriracha
  • 10ml de zumo de limón o de lima.

Mezclar todos los ingredientes en una coctelera y mezclar. Podemos servirlo mojando el borde de nuestro vaso en limón y sal y acompañarlo con gajos de limón, aceitunas, apio o banderillas.

A disfrutar!