VARIEDADES DE JUDÍAS DE SOJA JAPONESA

Azuki
 

Este pequeño frijol rojo es rico en proteínas y por su dulce sabor es usado en muchos de los postres más populares de Japón, su pasta se utiliza para rellenar daifuku (pastel de arroz) y anpan (bollos rellenos). También se cocina con arroz glutinoso Goma mochi y se espolvorea con sal y goma (semillas de sésamo) para elaborar el sekihan, un plato especial que se sirve en ocasiones especiales como cumpleaños y fiestas.

Daizu (soja seca)
La soja creció en popularidad en el siglo séptimo, cuando el budismo entró en Japón. La soja seca posee un alto contenido en proteínas, grasas, y es rica en calcio, vitaminas y minerales. Es conocida como la “carne de res del campo”. Estados Unidos es el mayor productor, y Japón importa 5 millones de toneladas de todo el mundo. Se utiliza para hacer aceite de soja, tofu, leche de soja, miso y salsa de soja. Tostada y finamente molida es utilizada para kinako, un recubrimiento en polvo para algunos dulces japoneses. También se puede preparar hervida con condimentos y verduras. Pueden encontrarse en herboristerías o tiendas ecológicas y se pueden almacenar casi indefinidamente en un lugar fresco, oscuro y seco. Las diferentes variedades tienen diferentes sabores – lo mejor es pedir variedades suaves si se van a utilizar para hacer leche de soja o tofu. 

Edamame (soja fresca)

Los Edamame son vainas de soja verdes,en su interior esconden unas deliciosas judías también verdes, ideales como snack acompañando a una cerveza fría. Son altas en proteínas y bajas en calorías, ideales como merienda saludable para los niños. Se pueden adquirir congeladas, con o sin vainas. Para prepararlas solo tenéis que hervirlas en agua con sal durante cinco minutos, o hasta que se vuelvan de color verde brillante y comiencen a flotar. Pueden comerse calientes o frias, pero lo importantes es que la vaina no se come!, sólo hay que poner toda la vaina en la boca y suavemente morderla para liberar los frijoles. 

Kuromame (soja negra)

Kuromame, que se traduce literalmente como “frijol negro”, es un tipo de soja, son dos a tres veces el tamaño de los granos de soja normales y redondos cuando se seca, y tienen un tono ébano profundo. Los mejores son supuestamente cultivan en la región Tanba de Japón. Los kuromame se comen tradicionalmente como parte del Osechi Ryori y representa un deseo de buena salud y trabajo duro. Significados simbólicos a un lado, estos granos son en realidad muy ricos en antioxidantes y hierro. El primero es de origen natural, mientras que el segundo es un resultado del proceso de cocción.

Natto (soja fermentada)

Es un derivado de la soja, resultado de la fermentación de la semilla de soja. Alimento milenario procedente de Japón, muy nutritivo y de fácil digestión. A pesar de tener un sabor no muy adaptado a los paladares occidentales, se va conociendo cada vez más en nuestras cocinas, principalmente también por sus cualidades nutricionales.
Contiene vitaminas, enzimas así como aminoácidos esenciales, pero quizá su principal virtud es un extracto del mismo llamado Nattokinasa que según se menciona en estudios científicos en su país de origen, actúa como potente agente anticoagulante capaz de disolver coágulos de sangre (trombos).

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *