TSUKEMEN CON SALSA TANTANMEN

El tsukemen es una de las muchas variedades de ramen que existen. Es una de las menos comunes, son fideos ramen cocidos que se sumergen en un caldo a parte, una alternativa al ramen convencional – sobre todo en los meses de verano – de esta forma los fideos se enfrían ligeramente, se sumergen en un tazón de caldo y entre bocado y bocado se degustan el resto de ingredientes que lo acompañan. Lo aconsejable es coger solo dos o tres fideos con los palillos y mojarlos en la salsa para que el sabor de esta no llene del todo la boca y se puedan saborear mejor los fideos. Hay varias formas de comerlos, puedes sumergir los fideos en vinagre antes de volver a mojarlos en la salsa, podemos acabarla con un poco de zousui, una mezcla de queso, arroz y tres tipos de cebolla que se añade al caldo restante. El caldo que he preparado para esta receta es picante y sabroso, puede tomarse frio o caliente. Esta receta también podeis encontrarla en el número #14 la revista Eikyô. 

Ingredientes para 4 personas:

  • 12 tazas de caldo de pollo
  • 1 cucharada de aceite de sésamo tostado
  • 2 cucharadas de cebolleta picada
  • 1 cucharadita de jengibre picado
  • 200 gr de carne de cerdo picada
  • 1 cucharada de salsa tobanjan (pasta de judías picantes)
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1/4 de taza de pasta de sésamo (neri goma)
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 diente de ajo picado
  • 450 gr de fideo ramen fresco
  • bok choi
  • 2 huevos cocidos
  • aceite de chile (opcional)

El caldo de pollo podemos prepararlo nosotros o bien comprarlo ya hecho. En el caso de que queráis prepararlo vosotros mismos, en una olla añadiremos medio kilo de alitas de pollo a 3 litros de agua, cebolleta, ajo, jengibre y zanahoria y coceremos durante 3 horas a fuego lento, desespumando muy bien cuando comience a hervir. Pasadas las tres horas -una vez que se haya reducido al menos un cuarto del volumen-, lo retiraremos del fuego y colaremos para descartar los sólidos.

En una sartén calentamos aceite y añadimos la cebolleta, el ajo y el jengibre, salteamos a fuego medio/alto durante 2 minutos aproximadamente. Entonces añadimos el cerdo junto con la salsa tobanjan y cocinamos durante 3 o 4 minutos hasta que la carne este bien cocida. Lo siguiente es agregar el caldo de pollo, la salsa de soja, la pasta se sésamo y la sal; llevamos a ebullición y bajamos a fuego medio sin dejar de remover durante 4 minutos más.

Si no encontrais la salsa de sésamo podéis hacerla también vosotros mismos, yo la preparo en casa, solo tenéis que coger una 1/4 de taza de sésamo blanco tostado, luego en un mortero con un poquito de aceite de oliva lo majaremos hasta que quede una pasta. Podéis usar un mortero japonés, que tiene la base rugosa y facilita el trabajo a la hora de romper la cáscara del sésamo.

Mientras en una olla coceremos los fideos durante 2 o 3 minutos, los escurrimos muy bien y los dividimos en cuatro boles. Sobre los fideos colocamos medio huevo cocido y unas hojas de bok choi escaldadas y en otros cuatro boles la salsa tantanmen. La salsa puede servirse con un chorrito de aceite picante.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *