3 RECETAS JAPONESAS FÁCILES PARA HACER CON UNA ARROCERA

3 recetas fáciles para hacer en una arrocera

Son ya muchos años cocinando platos japoneses y en mi cocina el utensilio que más he utilizado en todo este tiempo ha sido mi arrocera. Al principio siempre cocía el arroz en una olla, sobre todo para preparar el arroz para sushi, algo que se convirtió en una obsesión. Conseguir el punto justo para cocer el arroz es un poco difícil, tienes que controlar muy bien los tiempos y la fuerza del fuego. Yo pensaba que la única forma de cocer el arroz correctamente era haciéndolo con el método tradicional en la olla, pero entonces descubrí que 90% de la población de Japón utiliza arroceras para cocer el arroz, así que me compré una y mi vida cambió, porque cocer arroz en una arrocera es lo mas práctico del mundo. Solo pones el arroz, el agua, le das a un botón y tachaaan!! consigues un arroz perfectamente cocido, sin estrés ni trabajo alguno.

Por si os interesa, yo utilizo una arrocera panasonic controlada por microordenador que es la bomba, os la recomiendo. Cuando compréis una arrocera mejor que el cierre sea de tapa con pulsador, de las que al cerrar hacen “click”. Hay otras muchas que tienen una tapa como las de las ollas, pero yo he probado algunas así y no van tan bien.

Además otra cosa que me gusta de las arroceras es que se pueden utilizar para cocinar otras muchos platos, además de cocer el arroz básico. En este post os propongo tres deliciosas recetas para preparar con vuestra arrocera:

KURIGOHAN

Ingredientes para 2-3 personas:

  • 125g (aproximadamente 5-6) castañas crudas en su cáscara

Para cocinar en la olla arrocera

  • 1 1/2 tazas (taza medidora de arroz) arroz blanco de grano corto o mediano

  • 1 1/5 tazas de agua.

  • 1 cucharadita mirin

  • 1/2 cucharadita de sal

Remojamos las castañas en agua caliente durante 30 minutos. Para pelarlas usaremos un cuchillo y haremos un corte alrededor de la castaña, comenzando desde la parte inferior, luego le quitaremos la cáscara dura y la piel.

Ponemos el arroz en el recipiente de cocción. Lo enjuagamos bajo el agua hasta que esta salga clara. Escurrimos bien el arroz y le añadimos el agua, el mirin y la sal.

Agregamos las castañas peladas y mezclamos bien. Cocinaremos el arroz hasta que esté listo. Si la arrocera es automática y salta antes de que el arroz esté listo volvemos a darle al modo cocción.

Cuando el arroz esté completamente hecho, abrimos la tapa y lo removemos para soltarlo y servir.

 foto: Niki Nagata  (bananagranola)

foto: Niki Nagata (bananagranola)


TARTA DE SÉSAMO NEGRO

black sesame rice cooker cake

Ingredientes:

  • 1 taza de harina para todo uso (tamizada)

  • 4 huevos grandes (la clara separada de la yema)

  • 1/2 taza de azúcar

  • 1/3 taza de semillas de sésamo negro molidas

  • 4 cdas. leche de soja

  • 1/2 cucharada. aceite de sésamo

  • Extracto de vainilla al gusto.

  • Mantequilla (para cubrir la olla interior)

Engrasamos el interior de la olla de cocción ligera y uniformemente con mantequilla.

Batimos las claras de huevo en un tazón, agregando gradualmente el azúcar, hasta que estén bien mezcladas. Añadimos las yemas de huevo, el extracto de vainilla y batimos hasta que espese.

Mezclamos la harina, las semillas de sésamo negras molidas y la leche de soja. Añadimos el aceite de sésamo y mezclamos suavemente.

Ponemos la mezcla en la olla de cocción engrasada dando unos golpecitos en el fondo de la olla para liberar el exceso de aire. Colocamos la olla en la arrocera. Si la arrocera es automática simplemente iremos dándole al botón cuando vaya saltando, una y otra vez hasta que la tarta este hecha, alrededor de 45 minutos. Con un palillo de bambú la pincharemos para saber si está lista. Una vez cocida la retiramos de la arrocera y dejamos enfriar.


TAKIKOMI GOHAN

 takikomi gohan

takikomi gohan

ingredientes para 4 personas:

  • 2 tazas de medida de la arrocera, de arroz de grano corto japonés sin cocer (2 tazas de la olla arrocera = 1 ½ taza = 360 ml)

  • 3 setas shiitake secas

  • 120 ml de agua

  • 85 gr de konnyaku

  • 20 gr de aburaage (tofu frito)

  • 60 gr de zanahoria de 3 pulgadas

  • 1 muslo de pollo deshuesado y sin piel

  • 350 ml de caldo dashi

  • 1 ½ cucharada de mirin

  • 1 ½ cucharada de salsa de soja

  • Mitsuba (perejil japonés) (o 1 cebolla verde)

Ponemos el arroz en un recipiente grande y bajo el chorro de agua del grifo lo vamos lavando con movimientos suaves y circulares utilizando las manos, hasta que el agua salga clara, repitiendo el proceso unas 4 o 5 veces más o menos.

Una vez lavado lo dejaremos en agua durante 30-60 minutos. Esto ayudará al arroz a absorber el sabor de los condimentos más adelante, además quedará más tierno y jugoso. Colamos el arroz y lo escurrimos por completo durante al menos 15 minutos. Por último ponemos el arroz en la arrocera.

Mientras tanto, preparamos los otros ingredientes. Ponemos en remojo 3 setas shiitake secas en ½ taza de agua durante 15 minutos. Colocamos un tazón más pequeño encima para mantener las shiitake sumergidas en el agua.

En una cacerola pequeña, ponemos a hervir 2 tazas de agua. Añadimos ⅓ del konnyaku y cocinamos durante 1 minuto para deshacernos del olor. Transferimos el konnyaku a un plato para que se enfríe. Agregamos el aburaage a la misma olla de agua y cocine durante 1 minuto. Esto elimina el exceso de aceite. Ponemos el aburaage a un plato para que se enfríe y desechamos el agua.

Tanto el aburaage, como el konnyaku podemos comprarlos online o en tiendas asiáticas.

Cortamos la zanahoria en diagonal y en rodajas finas, luego cortaremos las rodajas en juliana o piezas más pequeñas. También el aburaage y el konnyaku en pequeñas tiras delgadas.

Cortamos el muslo de pollo en trozos de 2 cm. Escurrimos las setas shiitake y reservamos el agua donde las hemos tenido en remojo, a este agua se le llama shiitake dashi. Retiramos el tronco y las cortamos en rebanadas finas.

Volvemos a colar el Shiitake Dashi en un recipiente con un colador de malla fina para eliminar las partículas sucias. Reservamos.

Ayudándonos de una taza medidora, añadimos a la arrocera 350 ml de dashi, el resto de ingredientes y los condimentos

Importante, NO mezclar el arroz con los ingredientes. El arroz no podrá absorber suficiente agua para cocinarse y terminará con una textura dura. Así que iremos añadiendo los ingredientes de más duros a más tiernos. Sin mezclar, empezamos a cocinar el arroz.

Una vez que el arroz haya terminado de cocerse, usaremos una paleta para revolver el arroz y las verduras y así distribuir los ingredientes de manera uniforme. La parte inferior del arroz se carameliza ligeramente, y esta parte se llama Okoge y es especialmente sabrosa.

Serviremos el arroz caliente o a temperatura ambiente. Lo espolvorearemos con mitsuba picada o cebolla verde en la parte superior.