ALBÓNDIGAS COREANAS

albondigas coreanas condospalillos

El ingrediente clave para esta receta de albondigas coreanas en la salsa gochujang.

Es una salsa picante muy utilizada en la cocina coreana, sobre todo para condimentar platos. Se trata de una pasta fermentada a base de chiles rojos en polvo. Se elabora de forma tradicional en recipientes de barro sellados en los que se almacena la pasta de chiles y se deja fermentar durante años.

La pasta gochujang contiene una base de arroz glutinoso, granos pulverizados de soja y bastante chile en polvo. Menos frecuente es la adición de jujube, cebada y calabaza. Se emplea como condimento habitualmente en los Jjigae coreanos. A veces se marina carne y se emplea como condimento de platos como el naengmyeon y el bibimbap.

En esta receta las albondigas se glasean con una salsa dulce a base de miel y gochujang. Es un plato perfecto como aperitivo.

Ingredientes:

  • 400 gr de carne de ternera picada

  • 3 cucharadas de harina de maíz (maicena)

  • 1 cucharada de harina de trigo

  • 1/2 cucharadita de jengibre recién rallado

  • 1/2 cucharadita de sal

  • 1 cucharada de vino de arroz

  • Aceite para freír

  • un puñado de cacahuetes picados asados o cualquier nuez que elijas

Para la salsa:

  • 1 cucharada de aceite vegetal

  • 2 dientes de ajo, finamente picados

  • 2 cucharadas de pasta de chile coreano (gochujang)

  • 1 cucharada de ketchup

  • 1/2 cucharada de mayonesa

  • 3 cucharadas de miel

Instrucciones:

Mezclar la carne de ternera picada con la maicena, la harina, el jengibre, la sal y el vinagre de arroz. Mezclar bien todos los ingredientes y reservar.

Para hacer la salsa, calentar 1 cucharada de aceite en una sartén a fuego medio. Agregar el ajo y cocinar hasta que esté dorado, pero sin quemarlo. Una vez dorado agregar el resto de los ingredientes de la salsa a la sartén y mezclar bien. Llevar a ebullición y dejarla espesar durante aproximadamente 1 minuto. Reservar.

En una sartén profunda o wok calentar bastante aceite para que cubran las bolitas de carne. La temperatura debe ser de alrededor de 160-170˚C.

Con la carne hacemos bolitas del tamaño de un bocado y las freímos hasta que estén ligeramente doradas. Una vez fritas las colocamos en un plato sobre de papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite y las añadimos a la sartén junto con la salsa. Las mezclamos bien para que se cubran con la salsa de manera uniformemente.

Por último las adornamos con cacahuetes picados. Las servimos calientes o a temperatura ambiente.