3 FORMAS DE PREPARAR CALDO DASHI

3 formas de preparar dashi

Podríamos afirmar que el Dashi (だ し) es el ingredientes base más utilizado para la cocina japonesa. Francamente, si tratáis de preparar comida japonesa sin dashi, no tendrá un sabor auténtico. No se puede reemplazar al dashi por caldo de pollo o vegetal. Si no utilizamos dashi, simplemente el plato resultante no tendrá un verdadero sabor japonés.

En la cocina japonesa se utiliza el dashi constantemente. Para quien cocina a diario platos japoneses, lo mas práctico es preparar una gran olla de dashi y así tenerlo ya listo para su uso. Yo cada semana preparo dos litros de dashi porque tomo mucha sopa de miso. 

Existen 4 tipos diferentes de dashi: el Awase Dashi (el más básico, con bonito seco), el Kombu Dashi (Vegetariano/Vegano), el Iriko Dashi (a base de anchoas secas), y el Shiitake Dashi (elaborado con setas shiitake)

En este post vamos a aprender a preparar el awase dashi con tres métodos diferentes: estos tres métodos incluyen la bolsita de dashi para infusionar, el dashi en polvo, ideal si tienes prisa y finalmente el dashi casero, la opción mas deliciosa.

BOLSITAS DE DASHI

Este tipo de Dashi viene en formato bolsita de té, esta bolsita contiene una mezcla de todos los ingredientes para hacer dashi. Es una opción práctica porque así no tenemos que comprar todos los ingredientes por separado, todo está ya mezclado en su interior, así que lo único que tenemos que hacer es dejarlo en agua y hervir. No necesitamos colarlo, en su lugar, simplemente lo retiramos después de que este haya liberado todos sus sabores en el caldo.

Este es un método rápido pero efectivo, el sabor que conseguiremos con las bolsitas estará muy cerca de el del dashi casero, ya que en su interior las bolsitas contienen los ingredientes tal cual, estos no están procesados. Cuando estuve en Japón compré un cargamento de bolsitas en el mercado de Tsukiji porque aquí en España no lo venden, pero podéis pillarlo en la página de Japan Center lo único es que os va a salir un poco caro.

DASHI EN POLVO

Si os estáis iniciando en la cocina japonesa y de vez en cuando cocináis algún plato, seguramente al principio muchos de vosotros comencéis utilizando dashi en polvo.

¿Por qué? Porque el dashi en polvo es fácil de conseguir en los supermercados asiáticos. Además es muy fácil de preparar, solo hay que añadir agua hirviendo y remover. Se prepara en un minuto.

Si no cocináis a menudo comida japonesa, el dashi en polvo es la mejor opción porque solo necesitáis tener una caja de dashi en polvo a mano, en vez de comprar todos los ingredientes necesarios para hacer dashi.

AWASE DASHI O DASHI CASERO

Está claro que nada puede compararse al delicioso sabor de lo casero. Lo mismo ocurre con el dashi. Comparado con el caldo de pollo, de carne o de verduras, el dashi japonés es mucho más fácil y rápido de preparar. Los métodos son simples y solo necesitáis unos pocos ingredientes, dependiendo del tipo de dashi que queráis hacer.

Aquí las instrucciones para preparar cada versión:

Para las bolsas de dashi:

  • 2-3 tazas de agua  (420-720 ml)
  • 1 bolsita de dashi ( 9 g)

Poner el agua a calentar a fuego medio junto con la bolsita de dashi. Hervir durante unos 4-5 minutos. Pasado ese tiempo retirar la bolsa. Listo! 

Para el dashi en polvo:

  • 2-3 tazas de agua (420-720 ml)
  • 1 cucharadita de dashi en polvo ( 6 g)

Calentar agua en un cazo, una vez que hierva, añadir el dashi en polvo y remover. 

Para el dashi casero:

  • 20 g de alga kombu (20 g)
  • 4 tazas de agua ( 960 ml)
  • 3 tazas de katsuobushi (virutas de bonito seco) (30 g)

Ponemos el agua y el kombu en una cacerola y dejamos reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos. Ponemos la cacerola al fuego y cuando empiece a calentarse, justo antes de que comience a hervir, retiramos el kombu de la olla (es importante que el agua no hierva con el kombu dentro ya que eso podria hacer que el caldo se volviese amargo), con esto lo que hacemos es extraer el sabor del kombu.

Cuando el agua empiece a hervir apagamos el fuego y retiramos la espuma que se halla acumulado en la superficie, ya que esa espuma se forma de las impurezas del kombu y agregamos dos cucharadas de agua fría para que el agua de la olla se enfríe, si el agua está demasiado caliente cuando se agrega el katsuobushi podemos liberar las  impurezas y dañar en el sabor, necesitamos que la temperatura del agua sea de 70 grados, podemos utilizar un termómetro o simplemente estimar la temperatura dejando que pase un minuto desde que añadimos el agua fría.

Una vez hecho esto agregamos el katsuobushi y dejamos que se concentre en el fondo de la cacerola sin removerlo, lo colamos en un colador de tela y es importante que no presionemos al katsuobushi contra el colador, dejaremos que el caldo se filtre sin mas.

DESAYUNO JAPONÉS PARA VEGETARIANOS

DESAYUNO JAPONÉS VEGETARIANO

Hoy nada más levantarme me ha venido a la mente la imagen de una de mis mejores amigas, vive en Londres y es vegetariana, le encanta la comida japonesa y he pensado en prepararle en la distancia un delicioso desayuno japonés vegetariano, así cuando vuelva a visitarla ya sabrá lo que tengo pensado prepararle para que comience el día con una sonrisa y mucha energía. Un momento, ahora que lo pienso, creo que ella es vegana... jajajaja, bueno ya esta hecho.

Desayuno japonés vegetariano

Sopa de miso rojo con puerro y patata

  • 1 puerro
  • 1 patata
  • 1 cucharada de pasta de miso rojo
  • aceite 

Picamos el puerro y pelamos y cortamos la patata en dados, en un cazo con un poco de aceite rehogamos las verduras hasta que el puerro se dore un poco,  añadimos el agua y dejamos que hierva a fuego medio durante 15 minutos, luego bajamos el fuego y añadimos la pasta de miso, dejamos cocer 5 minutos mas a fuego lento y listo

Espinacas oitashi

  • 1 manojo de espinacas frescas
  • sal

Para la salsa:

  • 1 cucharada de mirin
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1/2 taza de kombu dashi (dashi para vegetarianos)

Kombu dashi

  • 20 gr de alga kombu
  • 1 litro de agua

Limpiamos el alga y le hacemos dos pequeños cortes en los lados con unas tijeras. En una jarra o recipiente ponemos el agua y el alga y dejamos durante 10 horas en la nevera, pasado este tiempo ya estará listo para usar. Otra manera mas rápida es colocar el kombu y el agua en un cazo y calentar a fuego medio bajo durante al menos 25 minutos, durante este tiempo que es el que llevara antes de que comience a hervir iremos retirando la espuma y justo cuando empiece a hervir retiraremos el alga, entonces estará listo.

La preparación de las espinacas es la siguiente, las herviremos durante un minuto, las sacaremos del agua y escurriremos muy bien para que no quede agua, todas juntas las cortaremos en trozos de 3 cm y reservaremos.

En un cazo pondremos el dashi, el mirin y la soja, llevaremos a ebullición y retiraremos del fuego, en un recipiente colocaremos las espinacas junto con la salsa y dejaremos que reposen durante 3 horas para que se impregnen del sabor.

 

 

 

 

Hoy, menú japonés!. 1. Shirumono, ganmodoki, tamagoyaki y ensalada de patatas.

menú japonés

Existen ciertos principios básicos en cuanto nos referimos al menú japonés. Hay varios conceptos importantes, como la variedad, el tamaño de las porciones y la presentación, a lo que se suma también el equilibrio general de cada comida.

Comencemos por la variedad y el tamaño de las porciones. Hay mucha gente que piensa que las raciones de comida en la cocina japonesa son pequeñas, opino que puede que lo crean por desconocer el sentido que tiene el hacerlo de esta manera, en la cocina japonesa priman los sabores, no la cantidad. Si se tiene la posibilidad de probar sabores diferentes no se necesitará comer tanto porque uno quedará satisfecho. La cocina japonesa se apoya firmemente en este principio. Hay que decir también que en conjunto la cocina asiática reconoce la importancia de la variedad. Así pues cuando planeéis una comida intentad pensar en aumentar el número de sabores y tal vez reducir el tamaño de las porciones. Lleva tiempo encontrar el equilibrio perfecto pero cuando lo consigáis encontrareis que es una buena forma de alimentarse.

menú set japonés

Las presentación también es importante, presentar la comida de forma atractiva ayuda a que el comensal se prepare para disfrutar de la misma. Opino que pocas cocinas pueden equipararse a la japonesa en cuanto a énfasis en su presentación.

Se debe tener en cuenta los colores y las formas de los alimentos, así como los ingredientes de los que disponemos. En una mesa tradicional japonesa esperamos encontrar varios tipos de cerámica, combinados con otros de laca, madera o cristal. Podemos por ejemplo utilizar una fuente rectangular para presentar un pescado a la parrilla, o un cuenco de madera para el arroz y rabaneras muy pequeñas para los encurtidos, la idea es mantener la integridad de cada plato tanto en gusto como en aspecto y al comer coger un poco de cada plato ya que así se disfruta de cada sabor.

Además de los conceptos ya expuestos como la variedad, tamaño de las porciones y su presentación existen ciertos principios básicos sobre el equilibrio entre las comidas, por ejemplo no tener mas de un plato con salsa de sésamo ya que sino ese sabor predominará sobre los demás platos, de igual manera si se sirven muchos platos con miso en una comida el sabor puede llegar a saturar. La mayoría de platos combinan bien con el arroz por lo que nunca esta demás incluirlo en el menú sobre todo si servimos platos de carne o pescado.

Yo he preparado este menú sencillo vegetariano con:

  • shirumono

El shirumono es una sopa, en este caso con caldo de verduras y miso. Podemos añadirle las verduras que queramos cortadas en juliana, dejarlas cocer y una vez que estén cocidas retirar del fuego y añadir la pasta de miso, así de sencillo.

Para dos personas utilizaremos:

  • 300 ml de agua mineral
  • 30 gr de miso blanco
  • 1/4 de cebolla
  • 1/4 de patata
  • 1/4 de zanahoria
  • cebollino.

El cebollino lo espolvorearemos una vez servida la sopa.

  • Ganmodoki

El ganmodoki es un buñuelo de tofu con verduras que puede servirse como en este caso con caldo dashi, (el dashi utilizado en este caso es vegetal, a base de setas shitake y kombu) y daikon rallado aderezado con cebolleta picada. Para ver la receta del ganmodoki pincha aquí.

Para la ensalada japonesa utilizaremos:

  • patata
  • zanahoria
  • pepino holandés
  • cebolla
  • mayonesa japonesa (si no podéis utilizar mayonesa normal)
  • vinagre de arroz
  • miel

Coceremos las patatas y una vez cocidas las cortaremos en dados, por otro lado picaremos la cebolla muy fina, la zanahoria y el pepino en rodajas, le añadiremos un poco de vinagre de arroz o limón y una pizca de sal. La mayonesa la mezclaremos con una cucharadita de miel y le añadiremos las patatas y el resto de ingredientes escurriendo el agua que el pepino haya podido soltar, una vez todo junto lo mezclaremos muy bien, machacando las patatas para que quede con aspecto cremoso pero dejando algún que otro trozo de patata entero.

Seguiré proponiéndoos mas menús para que disfrutéis del lujo de comer deliciosos platos japoneses a diario.