LA COCINA COREANA EN JAPÓN

la cocina coreana en Japón

En la última década, Japón ha experimentado un "boom coreano" entre los jóvenes gracias a los artistas de K-pop, los K-dramas y la cocina coreana. Sin embargo, la relación entre Corea y Japón no es algo de ahora, son ya muchos los años y cada país influye en la comida y la cultura del otro.

En la antigüedad muchas prácticas tradicionales llegaron a Japón desde China a través de Corea. Ya en la era moderna, Corea fue anexionada por Japón y permaneció bajo el dominio japonés de 1910 a 1945 antes de recuperar su independencia. Durante ese tiempo, los militares japoneses que estuvieron destinados en Corea llevaron platos como el arroz al curry al estilo japonés y el tonkatsu. Del mismo modo, ingredientes coreanos como el mentaiko (huevas de abadejo picante) y el kimchi ganaron popularidad en Japón y en la actualidad están totalmente integrados en la dieta japonesa. Aunque muchos de los sabores se han modificado para el paladar japonés, volviéndose un poco más dulces y bastante menos picantes, estos alimentos aún son reconocidos en Japón como claramente coreanos.

Hoy en día, hay un gran número de "coreanos zainichi" o coreano-japoneses que han estado en Japón durante varias generaciones, de ahí que existan muchos lugares donde poder disfrutar de la cocida coreana en Japón. Algunas de las zonas más populares son el barrio Shin-Okubo de Tokio y el barrio Tsuruhashi de Osaka, pero incluso fuera de estos barrios, los restaurantes yakiniku (barbacoa japonesa) inspirados en la barbacoa de estilo coreano son prominentes en todo Japón. Además, muchos izakaya ofrecen platos coreanos como el kimchi y el "namul" en sus menús.

Estos son algunos de los platos coreanos más populares en Japón:

Korean Bbq (barbacoa coreana)

korean bbq

En la barbacoa coreana se sirven carne de ternera, cerdo y pollo que normalmente se marinan y luego se asan sobre una llama de carbón o gas. La carne a la parrilla se come típicamente junto a una amplia variedad de platos de acompañamiento llamados "banchan". La barbacoa de estilo japonés "yakiniku" se inspiró en la barbacoa coreana, aunque con algunas diferencias como que la carne no está marinada y que en la yakiniku la carne esta cortada en trozos mas pequeños. En la barbacoa japonesa la carne suele cortarse en trozos más finos y pequeños de un bocado -lista para comer- mientras que la barbacoa coreana pueden lanzarse a la parrilla trozos grandes de carne y luego cortarlos con una tijera cuando esté lista para comer.

Los restaurantes de barbacoa coreanos más auténticos usan palillos de estilo coreano, estos son de acero inoxidable, más cortos y de forma más plana, las puntas de los palillos tienen textura para poder coger mejor los alimentos.


Kimchi

El kimchi es uno de los alimentos coreanos más famosos del mundo, incluso declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El kimchi es un plato de verduras fermentadas picantes y su variedad más común se hace con col china, pero el kimchi, como los encurtidos tsukemono japoneses, se pueden hacer con casi cualquier vegetal, como con rábano, pepino o daikon. En Japón, el kimchi tiende a ser más dulce y menos picante que el kimchi en Corea.


Bibimbap

El bibimbap es un plato coreano muy popular de arroz cocido, cubierto con varias verduras y carne. Se sirve en un plato de piedra caliente y los ingredientes se mezclan rápidamente con una cuchara grande de acero inoxidable poco profunda hasta que estén tostados. El bibimbap es un plato coreano popular en Japón, tanto que incluso se puede encontrar en algunos restaurantes no coreanos, como en las cadenas japonesas de gyudon que ofrecen "bibin-don".


Bulgogi

bulgogi

Bulgogi es una variedad de barbacoa coreana muy popular en Corea. Se prepara con carne de ternera cortada en rodajas finas y marinada en una salsa de soja dulce.


Japchae

El Japchae es un plato de fideos de vidrio salteados que se comen en Corea durante los días festivos y celebraciones. Los fideos se elaboran con boniato y se saltean con carne y verduras en juliana, normalmente se come como un plato de acompañamiento.


Gimbap

gimbap

El Gimbap es un plato coreano similar a los maki sushi japoneses, y muy probablemente inspirada por ellos. Está hecho con arroz, verduras y carne envueltos en una lámina de alga nori y condimentados con aceite de sésamo. La principal diferencia entre los rollos de sushi japonés y gimbap es el uso de carne cocida, en lugar de pescado crudo.


Chijimi

pa-jeon

Conocida como "pajeon" en coreano, la versión japonesa "chijimi" es un rico pancake hecho con nira y otras verduras. Puede prepararse con mariscos o carne mezclados y se come con una salsa a base de soja y sésamo.


Seolleongtang

Seolleongtang

Seolleongtang (sopa de hueso de buey) es una sopa coreana que se hace hirviendo huesos de buey durante muchas horas hasta que el caldo se vuelve turbio y lechoso de la rica gelatina de ternera. Por lo general, se come en Corea durante el invierno, servido con arroz y kimchi.


Sundubu Jjigae

sundubu jigae

Sundubu-jjigae, a menudo conocido solo como "sundubu", es un guiso picante de tofu suave, verduras y pescado o marisco. Por lo general, se cocina y se sirve muy caliente en un recipiente de porcelana o cerámica de tamaño individual junto con arroz y numerosos acompañamientos banchan. Se le puede añadir un huevo crudo para escalfarlo en el caldo aún super caliente.


Hotteok

hotteok

El Hotteok es un plato de comida callejera muy popular en Corea. Se trata de un dulce panqueque relleno con una mezcla de azúcar morena, miel, canela y nueces picadas. En Japón no es común encontrarlo fuera de los distritos poblados por los coreanos como Shin-Okubo, por lo que si te encuentras con un puesto de comida en la calle hotteok, asegúrate de probarlo.













JAPCHAE. FIDEOS COREANOS DE BONIATO

receta chapjae condospalillos

El japchae es un plato de fideos de apariencia cristalina, salteados con verduras y con un toque dulce, es un plato muy popular en la cocina coreana. El Japchae se prepara típicamente con dangmyeon, un tipo de fideos grises, semi transparentes, masticables y elásticos hechos de almidón de boniato. También se los conoce como "fideos de vidrio", "fideos de celofán" o "fideos de boniato".

El surtido de verduras que se utilizan para el japchae puede variar, como ingredientes típicos tenemos: zanahorias, espinacas, cebollas y cebollinos. Las setas que comúnmente se utilizan son las oreja de madera, las shiitake y las setas de ostra. Tanto la carne de ternera como la de cerdo se usan comúnmente para el japchae. Cada ingrediente se sofríe por separado antes de mezclarlo con los fideos y se sazonan con salsa de soja, azúcar y aceite de sésamo.

En su día el japchae fue un plato de la realeza, a día de hoy es un plato que nunca puede faltar en cualquier celebración tradicional. Es un plato fácil de prepararque puede servirse caliente, a temperatura ambiente o frío y que también puede comerse recién hecho o el día siguiente.


Ingredientes para 4 personas:

  • 1/4 de taza de salsa de soja

  • 2 cucharadas de miel

  • 230 gr de fideos de boniato

  • 120 gr de espinacas

  • 1 cucharada de aceite vegetal

  • 1 taza de cebolla picada en juliana

  • 2 dientes de ajo

  • 6 setas shiitake

  • 1/2 taza de zanahoria

  • 2 cebollinos

  • 1 cucharadita y media de aceite de sésamo

  • semillas de sésamo

Elaboración:

Poner una cacerola grande con agua con sal a hervir a fuego alto. Agregar los fideos, importante remover para separarlos. Los coceremos de acuerdo a las instrucciones del paquete. Una vez cocidos los escurrimos en un colador y los enjuagamos con agua fría hasta que se enfríen. Con los fideos todavía en el colador, los rociamos con 2 cucharaditas de aceite de sésamo y removemos para para que se impregnen del aceite uniformemente; reservamos.

Mezclamos la salsa de soja y la miel en un tazón pequeño hasta que la miel se haya disuelto; reservamos.

Calentamos el aceite en una sartén grande a fuego medio. Agregamos las zanahorias, la cebolla, la sal y la pimienta. Cocinamos, removiendo, hasta que la cebolla se haya ablandado, aproximadamente 8 minutos. Agregamos los champiñones y el ajo, cocinamos hasta que los champiñones estén tiernos, aproximadamente 3 minutos.

Subimos el fuego a medio alto. Agregamos la espinaca. Dejamos cocer hasta que se ablanden ligeramente, aproximadamente 1 minuto. Agregamos los fideos reservados y la mezcla de salsa de soja, mezclamos y cocinamos aproximadamente de 2 a 3 minutos. Retiramos la sartén del fuego, agregamos las 2 cucharaditas restantes de aceite de sésamo tostado. Comprobamos que están bien de sal y pimienta y rectificamos si fuera necesario. Servimos espolvoreando con el cebollino y las semillas de sésamo. Servir inmediatamente.