10 PLATOS DE CURRY JAPONÉS

10 platos de curry japonés

Normalmente no suele asociarse el curry con la cocina japonesa, pero este ingrediente ha sido absorbido y adaptado a la dieta local desde su introducción durante la era Meiji a finales del siglo XIX y se ha convertido en un alimento que forma parte del alma de este país. De hecho, el curry japonés es bastante diferente en forma, sabor y textura en comparación con sus raíces originales asociadas al curry indio, el cual es más picante y de consistencia más similar a una sopa. El curry japonés suele ser dulce, menos picante y con una textura similar a una salsa para que funcione bien junto con el arroz japonés, el cual también tiene una textura más pegajosa y masticable.

El curry japonés incluye las especias básicas que componen el curry indio, como el comino, la cúrcuma, el chile, el jengibre, etc., pero tiende a tener un elemento más afrutado, esto se consigue añadiéndole manzanas para conseguir un sabor más dulce y una textura más gruesa. En los supermercados orientales, podemos conseguir el curry japonés en cubos o tabletas.

Algunos de los platos más populares de curry que encontraremos en Japón son el arroz con curry, el curry udon y los bollos de curry, pero podemos consumirlo de muchas otras formas, vamos a enumerar algunas de ellas:

Arroz con curry (karee raisu)

El arroz con curry es un plato muy común en Japón que se sirve en los almuerzos escolares o en las cafeterías de la empresas. En Tokio, el curry de carne de cerdo es la versión principal, mientras que en Osaka o en la región de Kansai, el curry de ternera es más común. Por lo general, se come con verduras encurtidas -la versión japonesa del chutney- como el jengibre rojo encurtido, las chalotas en vinagre o un rábano marrón llamado fukujinzuke. En algunas regiones es común añadir salsa Worcester al curry y en la región de Kansai es muy frecuente agregar un huevo crudo o medio cocido para rematar el plato.


Hamburguesa japonesa con salsa de curry

En Japón, hambagu es como se conoce a la hamburguesa , pero en este caso se refiere solo a la carne, en Japón la hamburguesa se come sin pan y generalmente se sirve sobre una placa de acero caliente o con arroz con curry. También se puede servir cubierta con una lámina de queso derretida.


Katsu curry

El Katsu es una chuleta de cerdo empanada y en Tokio suele servirse cortada y acompañada con salsa de curry y arroz.


Katsu curry don

El Katsu curry don nos es mas que un katsudon con curry. Se sirve en un tazón, en la base colocamos el arroz y sobre este una capa de huevo y encima el katsu junto con la salsa de curry.


Curry Udon

El curry udon se elabora con una base de caldo dashi a la cual se le añade el curry. A este caldo se le añaden los fideos udon. Su sabor es un poco más intenso que el habitual dulzor del curry japonés y su textura menos espesa. Es común acompañar este plato de un langostino en tempura coronando el tazón.


Curry Pan

El curry pan o pan de curry, es un bollo crujiente y con costra que generalmente se fríe -para que el pan tenga una textura crujiente por fuera y blandita por dentro- y que está relleno de curry. Esta es una merienda muy popular entre los estudiantes japoneses y adultos por igual. Varias prefecturas o regiones hacen su propia versión del bollo de curry con rellenos o ingredientes únicos de su zona.


Curry seco

El curry seco se prepara cocinado el arroz junto con el curry. Ingredientes como la carne picada y las verduras se agregan a la mezcla consiguiendo una apariencia cercana al arroz frito. Este plato suele acompañarse de un huevo frito sobre el arroz


Curry negro

Este plato se conoce en Japón como curry "kuro" (negro), se elabora agregando ingredientes de color oscuro como tinta de calamar o chocolate agridulce al curry. El resultado es una salsa oscura, suave y elegante.


Sopa de curry

La sopa de curry, la cual es originaria de Sapporo en la prefectura de Hokkaido, es lo más cercano al curry indio en términos de consistencia y sabor. A diferencia del curry indio, donde los ingredientes se cocinan durante mucho tiempo, hasta estar casi deshechos, en la sopa japonesa es común que las verduras se cocinen o se asen por separado y luego se coloquen en el tazón. La sopa de curry se sirve con un tazón de arroz.


Yaki curry

Yaki curry significa literalmente curry horneado y es un plato originario de la prefectura de Kyushu. Su origen data de la década de los 50, después de que un chef intentara recalentar el curry sobrante en el horno. Hoy en día, este plato suele ir cubierto de queso y un huevo lo cual le da sabor y textura adicionales.















Karee raisu

_MG_4850[1]-as-Smart-Object-1

Karee raisu es el nombre en japonés del arroz con curry. El curry japonés tiene un sabor suave y especial, diferente al resto, a mi me encanta, es un plato muy popular en Japón y muy fácil de cocinar utilizando las pastillas de curry ya preparado, hacer el curry japonés utilizando todos los ingredientes que lo componen es mucho mas laborioso, nosotros hoy vamos a ir a lo práctico.

EL curry ya preparado del que os hablo es el de la marca S&B, es el mejor, lo venden en cajitas de 100 y 240 gr y dividido en onzas, es muy práctico. Las encontrareis en supermercados orientales y tiendas especializadas en productos japoneses, también en tiendas online.

easy curry by me (2)

Para preparar nuestro curry japonés para dos personas vamos a necesitar:

  • 1 filete de ternera grande
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 patata mediana
  • 2 onzas de curry japonés
  • aceite vegetal
  • 300 gr de arroz japonés cocido
  • 700 ml de agua

Primero de todo pelaremos y picaremos la cebolla en juliana, las zanahorias en rodajas y la patata en trozos grandes.

En una olla calentaremos a fuego medio un poco de aceite,  una vez caliente añadiremos la cebolla y la rehogaremos hasta que quede doradita, mientras cortaremos en trozos medianos el filete y lo echaremos a la sartén junto con la cebolla hasta que se haga la carne, entonces añadiremos las zanahorias y la patata, rehogamos de nuevo durante unos minutos todo junto y añadimos el agua.

Lo taparemos y dejaremos que cueza durante al menos 15-20 minutos hasta que la verdura se ablande, será entonces cuando añadamos el curry, removiendo hasta que este se disuelva por completo, dejaremos que siga cociendo, esta vez destapado para que el liquido se vaya evaporando y nuestro curry comience a espesar un poco, aproximadamente otros 15 minutos.

Lo serviremos con arroz japones cocido y el curry a un lado . Veis que fácil?!.