GUÍA DE ADEREZOS Y SALSAS JAPONESAS

aderezos y salsas japonesas.jpg

Washoku, es como se denomina a la cocina tradicional japonesa y se basa en cinco ingredientes esenciales denominados "sa-shi-su-se-so", que se utilizan para crear sabores claramente japoneses. Los cinco ingredientes son: azúcar (sa), sal (shi), vinagre (su), salsa de soja (se) y miso (so) y si los combinamos con caldo dashi, sake y especias podemos preparar una variedad de salsas y condimentos.

Estos son algunos de las salsas y condimentos que podemos obtener, esenciales para conseguir el sabor japonés en nuestros platos:

Shichimi Togarashi

Shichimi togarashi o "mezcla de siete especias", es una mezcla hecha con pimienta roja y pimienta sansho japonesa, algas secas, piel de naranja, jengibre y sésamo. Es muy sabrosa y no es muy picante, ya que en la cocina japonesa el picante casi no se utiliza. Queda muy bien como aderezo en un plato de arroz donburi o con fideos de soba o udon.

Salsa Tonkatsu

La salsa tonkatsu es una salsa marrón espesa y afrutada que se usa en Japón como cobertura para platos de katsu como el tonkatsu (chuleta de cerdo frita), el katsu de pollo o las korokke (croqueta de patata); también se utiliza para aderezar los kushikatsu (brochetas fritas de diferentes ingredientes); o como aderezo para preparar yakisoba (fideos fritos). La salsa tonkatsu también se denomina “salsa usuta” cuando tiene una textura más líquida y delgada, o salsa “chuno” cuando tiene una textura de espesor medio. La salsa Usuta tiende a ser más popular en la región occidental de Kansai, mientras que la salsa chuno es más común en la región oriental de Kanto. También es una salsa similar a la salsa de okonomiyaki y la de takoyaki, las cuales utilizan la misma mezcla de frutas y especias

Mayonesa japonesa

La mayonesa japonesa es una salsa que cuenta con muchísimos fans incondicionales gracias a su sabor único y su textura suave que destacan de la mayonesa de estilo occidental. Se elabora utilizando más yemas de huevo que la mayonesa de estilo occidental y eliminando las claras de huevo, lo que le da a la mayonesa japonesa un sabor rico y cremoso que se equilibra con una mezcla picante de especias y un toque de glutamato para darle un toque de sabor umami.

Copos de bonito

Los copos de bonito -katsuobushi- se consiguen al raspar con una cuchilla afilada los trozos de atún seco, consiguiendo unas escamas ligeras y casi transparentes. Se pueden cocer en agua para hacer un caldo Dashi rico en umami o se pueden usar como aderezo para una variedad de platos, incluyendo los okonomiyaki, takoyaki y ohitashi (ensalada fría de espinacas). Estas escamas al ser tan finas como el papel reaccionan al calor, lo que crea la ilusión de que están vivas ya que se mueven cuando se agregan a platos calientes al contacto con el vapor.

Aonori

El Aonori es un condimento de alga nori super picada, casi pulverizada. Por lo general, se agrega en platos fritos de teppan, como los yakisoba y los okonomiyaki, o los takoyaki, junto con mayonesa japonesa, escamas de bonito y benishoga (jengibre en escabeche).

Furikake

El furikake es un condimento japonés que se prepara con varios ingredientes y que se añade básicamente al arroz cocido para aderezarlo. Fue creado durante el período de posguerra como un ingrediente que podría agregarse a la comida para mejorar su valor nutricional. Los ingredientes comunes que se utilizan en el furikake incluyen pescado frito, huevo deshidratado, camarones, alga nori, umeboshi y shiso. Hoy en día, sigue siendo popular en los onigiri o como aderezo para el ochazuke (un tazón de arroz y con varias coberturas sobre las que se vierte té o caldo caliente).

Yuzukosho

Yuzukosho es un condimento japonés a base de cáscara y zumo de yuzu con chiles verdes y sal. Añade un sabor delicioso y picante a la carne wagyu a la parrilla y al yakitori.

Pasta de umeboshi

Umeboshi es una ciruela japonesa encurtida en sal y vinagre con muchísimo sabor. Podemos encontrarlo en varios formatos, la ciruela en si o con su pulpa triturada en una pasta que se suele usar como condimento para comer yakitori, en onigiri, ochazuke y okayu, también como aderezo para ensaladas.

Pimienta de Sancho

La pimienta Sansho es un tipo de especia que se usa comúnmente para condimentar alimentos a la parrilla como la anguila y el yakitori. Está hecho de un pequeño grano de pimienta verde que tiene un sabor picante y cítrico.

Wasabi

El Wasabi es un tipo de rábano picante japonés utilizado para aderezar todo tipo de platos, incluyendo carne y pollo a la parrilla, platos de fideos fríos y ochazuke. Mientras que fuera de Japón, el wasabi es conocido principalmente como un condimento para el sushi y el sashimi, en Japón este tiene muchos más usos. El 90% del wasabi que se consume habitualmente no es más que un sucedáneo compuesto por colorante y rábano picante occidental.

Tsuyu Dipping Sauce

El Tsuyu es una salsa concentrada usada para acompañar la tempura o para aderezar fideos como los: soba, udon y tsukemen. Cuando nos referimos al tsuyu como aderezo para los fideos, a este se le denomina "mentsuyu". Está hecho con una base de salsa de soja, mezclada con un sabroso caldo dashi.

Karashi

El Karashi es una mostaza japonesa similar a la mostaza inglesa y casi igual de picante que el wasabi. Donde el wasabi destaca por su frescura, el karashi lo hace por su matíz sabroso, el cual refuerza los sabores umami de los platos. Se sirve junto con una variedad de alimentos, en particular con el yakiton (pinchos de cerdo a la parrilla), el oden (un tipo de olla caliente japonesa), el buta no kakuni (cerdo estofado) y el natto (frijoles de soja fermentados). Al igual que el wasabi, se puede comprar tanto en pasta como en polvo.

NAVIDADES ASIÁTICAS. YUDOFU CON HUEVAS DE SALMÓN.

tofu con huevas de salmón

Y seguimos con otra receta asiática para llenar nuestra mesa estas navidades. Hoy os propongo un platillo ideal como entrante o aperitivo, además muy fácil de preparar. Yudofu con huevas de salmón.

El yudofu es un plato ideal para días fríos como los de navidad. El tofu se cocina en un sabroso caldo a base de alga kombu, rica en umami. Al servirlo se le añade una salsa, hay varias que van muy bien con el tofu caliente, por ejemplo la salsa ponzu, la de sésamo o una salsa hecha con miso. La que he preparado para esta receta está hecha a partir de dashi, mirin, sake y salsa de soja, a esta salsa se le conoce como menstuyu.

Por último y como guarnición utilizaremos huevas de salmón, el sabor de las huevas junto con el caldo, complementa a la perfección el sabor del tofu.

Ingredientes para 8 personas:

  • 1 kilo de tofu firme

  • cebolleta

  • alga kombu

  • 1 cucharada de sake

  • un poco de sal

  • agua

Para la salsa:

Para la guarnición:

  • huevas de salmón (ikura)

Primero de todo limpiaremos bien el alga kombu con un trapo, procuraremos no lavarla con agua ya que el polvo blanco que cubre el alga es el que contribuye al sabor umami del caldo. Una vez limpia la dejamos en remojo en una cazuela con bastante agua durante 2 horas, o si tienes mucha prisa y no puedes esperar a que se remoje durante tanto tiempo, puedes ponerla  a cocer a fuego muy bajo para que no hierva durante 15 minutos.

Mientras prepararemos la salsa mezclando todos los ingredientes en un cazo a fuego medio durante 2 minutos hasta que el dashi se disuelva. Pasado el tiempo de remojo del alga, llevaremos el agua a ebullición a fuego medio y una vez que hierva añadiremos el sake y la sal, cuando vuelva a hervir añadimos el tofu en trozos y la parte verde de las cebolletas. Dejaremos cocer unos 10 minutos y serviremos muy caliente, cada trozo en un bol, añadiéndole salsa al gusto y las huevas de salmón sobre cada trozo.

*Todos los ingredientes utilizados en esta receta podéis encontrarlos en grandes superficies, tiendas asiáticas y tiendas online de productos asiáticos.


3 FORMAS DE PREPARAR CALDO DASHI

3 formas de preparar dashi

Podríamos afirmar que el Dashi (だ し) es el ingredientes base más utilizado para la cocina japonesa. Francamente, si tratáis de preparar comida japonesa sin dashi, no tendrá un sabor auténtico. No se puede reemplazar al dashi por caldo de pollo o vegetal. Si no utilizamos dashi, simplemente el plato resultante no tendrá un verdadero sabor japonés.

En la cocina japonesa se utiliza el dashi constantemente. Para quien cocina a diario platos japoneses, lo mas práctico es preparar una gran olla de dashi y así tenerlo ya listo para su uso. Yo cada semana preparo dos litros de dashi porque tomo mucha sopa de miso. 

Existen 4 tipos diferentes de dashi: el Awase Dashi (el más básico, con bonito seco), el Kombu Dashi (Vegetariano/Vegano), el Iriko Dashi (a base de anchoas secas), y el Shiitake Dashi (elaborado con setas shiitake)

En este post vamos a aprender a preparar el awase dashi con tres métodos diferentes: estos tres métodos incluyen la bolsita de dashi para infusionar, el dashi en polvo, ideal si tienes prisa y finalmente el dashi casero, la opción mas deliciosa.

BOLSITAS DE DASHI

Este tipo de Dashi viene en formato bolsita de té, esta bolsita contiene una mezcla de todos los ingredientes para hacer dashi. Es una opción práctica porque así no tenemos que comprar todos los ingredientes por separado, todo está ya mezclado en su interior, así que lo único que tenemos que hacer es dejarlo en agua y hervir. No necesitamos colarlo, en su lugar, simplemente lo retiramos después de que este haya liberado todos sus sabores en el caldo.

Este es un método rápido pero efectivo, el sabor que conseguiremos con las bolsitas estará muy cerca de el del dashi casero, ya que en su interior las bolsitas contienen los ingredientes tal cual, estos no están procesados. Cuando estuve en Japón compré un cargamento de bolsitas en el mercado de Tsukiji porque aquí en España no lo venden, pero podéis pillarlo en la página de Japan Center lo único es que os va a salir un poco caro.

DASHI EN POLVO

Si os estáis iniciando en la cocina japonesa y de vez en cuando cocináis algún plato, seguramente al principio muchos de vosotros comencéis utilizando dashi en polvo.

¿Por qué? Porque el dashi en polvo es fácil de conseguir en los supermercados asiáticos. Además es muy fácil de preparar, solo hay que añadir agua hirviendo y remover. Se prepara en un minuto.

Si no cocináis a menudo comida japonesa, el dashi en polvo es la mejor opción porque solo necesitáis tener una caja de dashi en polvo a mano, en vez de comprar todos los ingredientes necesarios para hacer dashi.

AWASE DASHI O DASHI CASERO

Está claro que nada puede compararse al delicioso sabor de lo casero. Lo mismo ocurre con el dashi. Comparado con el caldo de pollo, de carne o de verduras, el dashi japonés es mucho más fácil y rápido de preparar. Los métodos son simples y solo necesitáis unos pocos ingredientes, dependiendo del tipo de dashi que queráis hacer.

Aquí las instrucciones para preparar cada versión:

Para las bolsas de dashi:

  • 2-3 tazas de agua  (420-720 ml)
  • 1 bolsita de dashi ( 9 g)

Poner el agua a calentar a fuego medio junto con la bolsita de dashi. Hervir durante unos 4-5 minutos. Pasado ese tiempo retirar la bolsa. Listo! 

Para el dashi en polvo:

  • 2-3 tazas de agua (420-720 ml)
  • 1 cucharadita de dashi en polvo ( 6 g)

Calentar agua en un cazo, una vez que hierva, añadir el dashi en polvo y remover. 

Para el dashi casero:

  • 20 g de alga kombu (20 g)
  • 4 tazas de agua ( 960 ml)
  • 3 tazas de katsuobushi (virutas de bonito seco) (30 g)

Ponemos el agua y el kombu en una cacerola y dejamos reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos. Ponemos la cacerola al fuego y cuando empiece a calentarse, justo antes de que comience a hervir, retiramos el kombu de la olla (es importante que el agua no hierva con el kombu dentro ya que eso podria hacer que el caldo se volviese amargo), con esto lo que hacemos es extraer el sabor del kombu.

Cuando el agua empiece a hervir apagamos el fuego y retiramos la espuma que se halla acumulado en la superficie, ya que esa espuma se forma de las impurezas del kombu y agregamos dos cucharadas de agua fría para que el agua de la olla se enfríe, si el agua está demasiado caliente cuando se agrega el katsuobushi podemos liberar las  impurezas y dañar en el sabor, necesitamos que la temperatura del agua sea de 70 grados, podemos utilizar un termómetro o simplemente estimar la temperatura dejando que pase un minuto desde que añadimos el agua fría.

Una vez hecho esto agregamos el katsuobushi y dejamos que se concentre en el fondo de la cacerola sin removerlo, lo colamos en un colador de tela y es importante que no presionemos al katsuobushi contra el colador, dejaremos que el caldo se filtre sin mas.

Mazemen

mazemen

Hola a todos, no estaba muerta, estaba de parranda y ya he vuelto, ahora en serio, llevo un mes sin escribir por problemas técnicos en mi casa, o sea que llevo un mes sin casa y sin todas mis cosas, pero ahora ya por fin volví y con muchas ganas de cocinar y preparar platos que compartir con vosotros. El pasado dia de Sant Jordi, mi pareja, el hombre del cual estoy locamente enamorada y con quien comparto mi vida, me regaló un libro chulísimo de recetas de ramen, el sabe lo que me gusta <3 !!, el libro se llama "Ivan Ramen" y trata de un americano que se fue a Japón a preparar ramen, a día de hoy a creado un estilo propio y tiene varios restaurantes en Japón y Estados Unidos, sus recetas mezclan el sabor japonés con toques mejicanos y mediterraneos utilizando su famoso "sofrito" como toque especial de su "shio tare", y os preguntareis, ¿que es el tare ese?, pues el condimento que se le añade al caldo del ramen para darle mas sabor.

En fin que una de las recetas del libro me llamó la atención y hoy la he preparado para comer, se trata de un mazemen, basicamente es un plato de ramen sin caldo, con toppings que se mezclan junto con los fideos. En realidad es una idea genial para los que quieren tomar ramen, pero no quieren sopa. Este tipo de plato se esta haciendo muy popular en Japón y es ideal para explorar nuevas técnicas y sabores en cuanto a ramen se refiere. El que he preparado hoy es frio, ideal para el día de hoy y lleva bacon, lechuga y tomate, yo he hecho unas pequeñas variaciones para hacerlo mas rápido ya que algunos de los ingredientes que se utilizan para este plato tardan en elaborarse, aquí os dejo la receta:

Para 2 personas:

  • 87 gr de mayonesa
  • 1 cucharada de caldo dashi
  • 1/2 cucharada de "sofrito"
  • 1/2 cucharada de zumo de limón
  • una pizca de ralladura de limón
  • 260 gr de fideo ramen
  • 2 tomates cortados por la mitad
  • escarola
  • 4 lonchas de bacon
  • katsuobushi
  • cebolleta

Primero de todo en una sartén con un buen chorro de aceite pondremos los tomates cortados por la mitad para que se vayan haciendo a fuego medio-bajo durante 15 minutos, de esta manera quedarán pochaditos y jugosos, una vez hechos los retiraremos de la sartén y los reservaremos.

Por otro lado necesitaremos el sofrito, Ivan lo prepara al horno durante 3 horas y es una mezcla de manzana, cebolla, ajo y jengibre. Para nuestro sofrito exprés lo que necesitaremos será lo siguiente:

  • 1/2 manzana muy picada
  • 1/2 cebolla muy picada
  • 1 diente de ajo muy picado
  • 1 trozo de jengibre de 1 cm
  • aceite de oliva

Lo picaremos todo muy muy fino para que se poche antes, en la sartén pondremos bastante aceite pero sin pasarnos, como 4 cucharadas soperas y a fuego medio pocharemos hasta que tome color y suelte toda su fragancia, unos 10 minutos sin dejar de remover, no queremos que se queme. este sofrito será lo que añadiremos a la mezcla siguiente.

En un bol mezclaremos la mayonesa, el zumo de limón, el caldo dashi, que podemos preparar con dashi granulado y agua o bien infusionando katsuobushi (atún seco laminado), la ralladura de limón y el sofrito, lo mezclaremos todo muy bien y reservaremos. Por otro lado haremos el bacon hasta dejarlo crujiente, una vez hecho todo esto ya solo queda cocer los fideos y montar el plato.

En un bol pondremos los fideos cocidos y bien escurridos junto con la mezcla que preparamos anteriormente, lo removemos para que se mezcle bien todo y sobre los fideos colocaremos los tomates, el bacon, la lechuga, un poco de cebolleta picada y katsuobushi. Listo!

Ensalada de cebolla con aliño de miso rojo

Tal vez esta receta resulte un tanto fuerte para algunos paladares pero la mezcla de sabores es increible, el picante de la cebolla roja que se suaviza con el sabor del miso rojo, el katsuo que le imprime un sabor muy característico y el toque de menta que le da frescor. Un original ensalada para los calurosos días de verano.

Aquí están los ingredientes:

*2 cebollas rojas

Para el aliño:

*2 cucharadas de miso rojo

*2 cucharaditas de vinagre de arroz

*2 cucharaditas de azúcar

*1/2 cucharadita de ajo muy picado

*3 cucharadas de agua

* un poco de katsuobushi

*unas hojas de menta fresca

El proceso es simple, cortamos las cebollas en rodajas muy finas y las colocamos en un bol, mezclamos los ingredientes para el aliño y se lo añadimos a la cebolla, por último añadimos la menta picada y el katsuobushi.

Como preparar caldo dashi

 

Un ingrediente fundamental en la cocina japonesa es el caldo dashi, y eso es lo primero que vamos a aprender a elaborar para comenzar a preparar riquísimas recetas de comida tradicional.

El Dashi es la base de la cocina japonesa y de la mayoría de sus platos.  Hay varios tipos de dashi, pero el clásico se prepara a partir del kombu (un tipo de alga seca) y del katsuobushi (virutas de  bonito secas).

La preparación del dashi es un proceso de extracción e infusión. Extraemos el sabor del alga kombu poniendo esta en remojo en agua para posteriormente  hervirla  junto al katsuobushi. Clasicamente se preparan dos versiones del dashi, la primera se llama ichiban dashi y la segunda niban dashi.

El ichiban dashi es suave, para la elaboracion de sopas claras (suimono), mientras que el niban dashi se utiliza para cocinar, es importante saber diferenciarlos para su utilización a la hora de preparar platos.

Como elaborar el ichiban dashi:

*4 tazas de agua *1 trozo de kombu, de 10 cm x 10 cm *30 gr de katsuobushi.

Ponemos el agua y el kombu en una cacerola y dejamos reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos. Ponemos la cacerola al fuego y cuando empiece a calentarse, justo antes de que comience a hervir, retiramos el kombu de la olla (es importante que el agua no hierva con el kombu dentro ya que eso podria hacer que el caldo se volviese amargo), con esto lo que hacemos es extraer el sabor del kombu. Cuando el agua empiece a hervir apagamos el fuego y retiramos la espuma que se halla acumulado en la superficie, ya que esa espuma se forma de las impurezas del kombu y agregamos dos cucharadas de agua fría para que el agua de  la olla se enfríe, si el agua está demasiado caliente cuando se agrega el katsuobushi podemos liberar las  impurezas y dañar en el sabor, necesitamos que la temperatura del agua sea de 70 grados, podemos utilizar un termómetro o simplemente estimar la temperatura dejando que pase un minuto desde que añadimos el agua fría. Una vez hecho esto agregamos el katsuobushi y dejamos que se concentre en el fondo de la cacerola sin removerlo, lo colamos en un colador de tela y es importante que no presionemos al katsuobushi contra el colador, dejaremos que el caldo se filtre sin mas.

Ya hemos preparado nuestro ichiban dashi!!!.

Para elaborar el niban dashi utilizaremos el alga kombu y el katsuobushi usados para elaborar el caldo anterior, añadimos 4 tazas de agua y cocinamos a fuego medio llevándolo a ebullición, una vez que hierva retiramos del fuego y agregamos un puñado de katsuboshi fresco dejándolo reposar durante unos minutos; colamos el caldo y esta vez si que presionamos los ingredientes contra el colador para extraer tanto caldo  como  podamos y ya esta preparado nuestro niban dashi.

Encontraremos la diferencia entre ambos caldos tanto en el sabor como en el aroma, el sabor y color del  niban dashi no es tan intenso como el del ichiban.