NIGIRI DE PIMIENTOS ASADOS

veggie-sushi-nigiri-condospalillos.jpg

Comienza el mes del sushi vegetariano!

Esta es la primera de las cuatro recetas de sushi vegetariano que compartiré a lo largo de este mes en el blog. Los nigiri de pimiento asado son super sencillos de hacer y además están riquísimos. Solo tenemos que preparar el arroz para sushi y asar los pimientos. Una super receta de sushi como alternativa al pescado.

Ingredientes para 12 piezas de nigiri:

  • 2 pimientos, 1 rojo y 1 amarillo
  • 240 gr de arroz blanco para sushi cocido y aliñado con vinagre para sushi
  • 1 alga nori
  • salsa de soja

Asamos los pimientos en el horno, dándole la vuelta de vez en cuando para que la piel se tueste por todos lados. Dejamos que se enfríen y los pelamos, les quitamos los nervios, el tallo y las semillas, cortamos cada uno en seis tiras limpias de 6x3 cm.

Tendremos que hacer 12 bolitas con el arroz procurando darles forma ovalada. A cada bola le pondremos un poco de wasabi en la parte sobre la que pondremos las tiras de pimiento y ayudándonos de una brocha los pintaremos el pimiento con salsa de soja.

Por último cortamos en tiras de 1 cm el alga nori y enrollamos cada nigiri con una tira de alga para mantener el pimiento en su sitio.

 

SOPA DASHI DE HUEVO Y TOFU

condospalillos

Una sopa elegante, con sabores sutiles. Esta receta aprendí a prepararla en un taller impartido por el chef del restaurante Wagokoro en Barcelona. Es perfecta como acompañamiento, o como plato principal.

Ingredientes para 2 o 3 personas:

Para la base de la sopa:

  • 400 ml de caldo dashi
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de sake

El resto de ingredientes:

  • 350 gr de tofu firme, cortado en dados
  • 1 puñado de espinacas baby
  • 3 huevos ligeramente batidos
  • 2 cebolletas tiernas

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes de la base de la sopa en un cazo y lo hervimos a fuego lento. Añadimos el tofu y dejamos hervir suavemente unos minutos. Añadimos las espinacas y el huevo , removiéndolo en círculos ayudándonos de unos palillos. Subimos a fuego medio y esperamos a que el huevo comience a flotar, entonces estará listo.

Serviremos en cuencos muy caliente con cebolla tierna por encima.