ALBÓNDIGAS TAILANDESAS EN HOJAS DE LECHUGA

albondigas tailandesas

Esta receta es el aperitivo perfecto. Las albóndigas tailandesas tienen una textura super suave gracias a la mezcla de carne de pollo y gambas. Su sabor es rico e intenso, rematado con el toque picante del chile y la textura crujiente de los cacahuetes.

Lo mejor es que pueden comerse con las manos, envolviéndolas en las hojas de lechuga y añadiéndole las verduras encurtidas y el cilantro. La salsa de chile dulce es el remate final para este maravilloso plato tailandés!

Ingredientes:

  • 1 zanahoria cortada en forma de noodles con un spirelli

  • 1 pepino pequeño cortado en forma de noodles con un spirelli

  • 80 ml de vinagre de arroz

  • 2 chalotas picadas

  • 40 gr de cacahuetes

  • 1/3 de taza de hojas de cilantro

  • 1 chile rojo fresco

  • 1 diente de ajo

  • 2 cucharaditas de jengibre picado

  • 500 gr de gambas crudas peladas

  • 400 gr de carne de pollo picada

  • 2 cucharaditas de salsa de pescado

  • 2 cucharadas de aceite de cacahuete

  • 1 cogollo de lechuga

  • cilantro fresco

  • salsa de chile dulce

  • lima

Combinamos la zanahoria, el pepino, el vinagre y una pizca de sal en un tazón pequeño y dejamos reposar.

En un procesador de alimentos colocamos la chalota, los cacahuetes, el cilantro, el chile, el ajo y el jengibre y batimos hasta que estén finamente picados. Seguidamente agregamos los langostinos, la salsa de pescado y volvemos a batir hasta formar una pasta.

Colocamos la carne picada en un tazón grande y añadimos la mezcla de gambas. Mezclamos bien y usando las manos hacemos bolas con la mezcla, las colocamos en un plato y las metemos en la nevera durante 30 minutos para enfriarlas.

Pasado este tiempo calentamos el aceite en una sartén grande a fuego medio. Cocinamos las albóndigas durante 5 minutos o hasta que estén cocidas. Reservamos

Por otro lado escurrimos la zanahoria y el pepino en vinagre, desechando el líquido. Cubrimos las hojas de lechuga con dos albóndigas cada una y la verdura encurtida. Espolvoreamos con semillas de sésamo y hojas de cilantro. Las servimos con salsa de chile dulce y rodajas de lima.

Para comerlas, las envolvemos en la lechuga y para adentro! Que aproveche.

SOPA TOM YUM

tomyum.jpg

La sopa tom yum es la más famosa de la cocina tailandesa. Se trata de una sopa de langostinos con un punto picante y muy aromatizada, con unos matices cítricos muy interesantes. Durante mi viaje por Tailandia, este fue uno de mis clásicos. Esta sopa nunca me fallaba, tan rica, picante, aromática...una delicia, además se prepara en apenas unos 15 minutos.

Disfrutar de esta delicia tailandesa es muy fácil, así que ¿por qué no convertirla en nuestra sopa habitual? Yo ya lo he hecho!

Ingredientes:

  • 500 ml de caldo de pollo
  • 200 ml de leche de coco
  • 150 gr de langostinos pelados
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada y media de salsa de pescado
  • 1 cucharada de pasta tom yam Suree
  • 1 tallo de lemon grass
  • el zumo de una lima
  • 120 gr de champiñones de ostra
  • cilantro

Elaboración de la receta:

Primero preparamos las verduras, con un cuchillo pelamos y chafamos los ajos, rompemos el tallo del lemon grass para que suelte todo su aroma y lo cortamos en trozos de unos dos centímetros, picamos el cilantro y cortamos, si es necesario porque son muy grandes, los champiñones de ostra.

En una olla ponemos a hervir el caldo de pollo, mientras que esperamos a que hierva iremos preparando la mezcla que añadiremos al final a nuestra sopa. En un bol ponemos 50 ml de leche de coco, una cucharada de pasta tom yum con su aceite, el zumo de una lima y una cuchara y media de salsa de pescado, removemos los ingredientes y reservamos.

Una vez que el caldo de pollo esta hirviendo le añadimos la leche de coco restante -150ml- he inmediatamente incorporamos el lemon grass y el ajo. Cuando la sopa vuelva a hervir añadimos las setas y dejamos cocer un par de minutos.

Incorporamos los langostinos y ponemos un poco de azúcar, cocinamos un minuto mas y apartamos del fuego. Para finalizar añadimos la mezcla de la pasta que será lo que le aportará a la sopa su sabor y color característico. Justo antes de servir añadimos el cilantro fresco picado.