RECETA DE ADOBO FILIPINO DE BERENJENAS

receta adobo filipino de berenjenas

Esta receta de adobo filipino de berenjenas no es la más habitual. En origen el adobo filipino de cocina solo con carne, esta se deja marinar en el adobo, una salsa a base de vinagre, soja, azúcar, laurel , ajo y sal.

En esta receta el proceso de elaboración es más sencillo y corto, además utilizamos como ingrediente principal la berenjena. Pero que sea diferente no quiere decir que no esté realmente delicioso.

Probad a hacerlo y ya me contaréis.

Ingredientes necesarios para la receta de adobo filipino de berenjenas:

  • 500 gr de berenjena japonesa o italiana (aproximadamente 3 piezas)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • ¾ de cucharadita sal marina
  • 1½ cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 8 dientes de ajo
  • 3 cucharadas (o más) aceite vegetal
  • 115 gr de carne de cerdo picada
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 hojas de laurel
  • Arroz blanco cocido (para servir)
receta de adobo filipino de berenjenas

Cortar las berenjenas en cuartos a lo largo y luego transversalmente en trozos de 5 cm de ancho. Colocarlas en un tazón mediano. Agregar 1 cucharada de azúcar, 1 cucharadita de sal marina y ½ cucharadita de pimienta negra recién molida. Mezclar para cubrir uniformemente la berenjena y dejar reposar a temperatura ambiente al menos de 20 minutos hasta 2 horas.

Pelar y cortar en rodajas finas 8 dientes de ajo. Añadir 3 cucharadas de aceite vegetal y la mitad del ajo picado en una olla mediana. Cocinar a fuego medio-alto, removiendo constantemente con una cuchara de madera, hasta que esté ligeramente dorado y crujiente, aproximadamente 5 minutos. Con una espumadera, transferir los chips de ajo a un plato; sazonar ligeramente con sal.

Colocar la carne de cerdo en la misma olla y saltear. Sazonar con ¼ de cucharadita de sal y cocinar hasta que esté dorada , aproximadamente 5 minutos. Con una cuchara, transferir a otro plato, dejando la grasa en la olla.

Colocar la berenjena en un paño de cocina limpio y eliminar la humedad que haya extraído la sal.

Trabajando en tandas y agregando más aceite si es necesario, cocinar las berenjenas en la misma olla hasta que estén ligeramente doradas, aproximadamente 3 minutos por cada lado. Transferir a un plato junto con la carne de cerdo.

Verter 1 taza y media de agua en la olla y raspar lo dorado de la grasa del fondo con una cuchara de madera. Agregar el ajo restante, 3 cucharadas. vinagre de arroz, 2 cucharadas de salsa de soja, 2 hojas de laurel, 1 cucharadita de pimienta negra recién molida y 1 cucharada restante de azúcar.

Dejar hervir a fuego lento, luego añadir el cerdo y la berenjena a la olla. Reducir el fuego a medio-bajo, cubrir parcialmente y cocinar a fuego lento hasta que la berenjena esté tierna y la salsa se reduzca a la mitad, de 20 a 25 minutos. Probar y sazonar con más sal y pimienta y agregar un poco más de azúcar si es necesario.

Espolvorear con los chips de ajo y servir con arroz blanco cocido.

HAMBURGUESA JAPONESA REBOZADA EN PANKO

hamburguesa japonesa rebozada

Menchi Katsu (メ ン チ カ ツ) es la hamburguesa japonesa rebozada más famosa de Kansai (área de Osaka).

Esta receta de hamburguesa japonesa rebozada más conocida como menchi katsu es uno de los platos de yoshoku -comida japonesa al estilo occidental- más populares en Japón.

Si habéis probado el hambagu, el Menchi Katsu es básicamente como un hambagu pero que se empana en panko como el tonkatsu y luego se fríe. Es como una hamburguesa de menor tamaño, pero con una capa extra de panko crujiente.

Este plato se originó en un restaurante japonés de estilo occidental en Tokio durante la era Meiji, que data de hace más de 100 años. Luego, a principios de la era Showa, se hizo popular en la región de Kansai, donde se le conoce como Minchi Katsu.

Los mejores lugares para disfrutar de un delicioso Menchi Katsu no son los restaurantes o izakayas, son las carnicerías. Ya que estas utilizan la carne más fresca y de calidad para hacer las hamburguesas y además te lo fríen allí mismo.


¿Queréis saber cómo se prepara un menchi katsu?

3 consejos fáciles para preparar un Menchi Katsu

  1. Usar una combinación de carne de ternera y cerdo
    Por lo general, el menchi katsu se hace con carne de ternera y cerdo. Pero en proporción se le añade más cantidad de ternera que de cerdo. Se puede ajustar la proporción a vuestro gusto, el uso de estos dos tipos de carne hace que esta “hamburguesa” sea más jugosa y tierna.
  2. Amasar la mezcla de carne hasta que esté pegajosa y de color pálido.
    Es importante amasar bien la carne con las manos o con una espátula de madera. La mezcla se convertirá en un color pálido y se volverá pegajosa.
  3. Untar las manos con aceite antes de dar forma a la mezcla de carne.
    Para evitar que la carne se pegue a las manos, aseguraos de usar una pequeña cantidad de aceite en vuestras manos antes de moldear la carne.
  4. Liberar el aire golpeando la carne
    Cuando las bolsas de aire aparecen en carne, esta puede deshacerse en la sartén. Aseguraos de golpear la hamburguesa entre vuestras manos para que la carne se prense bien y libere el aire que pueda existir dentro de la carne.
  5. Refrigerar las hamburguesas durante al menos 30 minutos. Mientras moldeamos la mezcla de carne, parte de la grasa se derrite. Para lograr una hamburguesa más jugosa, la grasa que se ha derretido deberá solidificarse. Hay que refrigerar las hamburguesas de 30 a 60 minutos antes de pasar al siguiente paso.

Ahora que ya tenéis una idea de cómo se prepara un menchi katsu, vamos a por los ingredientes:

INGREDIENTES

  • ½ cebolla
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 450 gr de mezcla de carne molida de ternera y cerdo (normalmente 70% de res y 30% de cerdo)
  • 2 cucharadas de panko (pan rallado japonés)
  • 1 cucharada de leche
  • 1 huevo grande
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • ½ cucharadita de sal
  • pimienta negra recién molida
  • 3 tazas de aceite vegetal (700 ml)

Para empanar:

  • ½ taza de harina para todo uso (harina normal)
  • 2 huevos grandes
  • 1 ½ taza de panko (pan rallado japonés)

Opciones de salsa para acompañar:

Picar la cebolla. Calentar aceite de oliva en una sartén a fuego medio y saltear la cebolla hasta que esté transparente y dorada. Transferir la cebolla a un bol grande y dejar enfriar.

En el bol con la cebolla, añadimos la carne picada, 2 cucharadas de panko, 1 cucharada de leche, 1 huevo grande, ½ cucharadita de nuez moscada, ½ cucharadita de sal y pimienta negra recién molida.

Amasar bien con las manos hasta que la mezcla se vuelva pálida y pegajosa. Dividir la mezcla de carne aproximadamente en 6 bolas.

Lanzar cada bola de una mano a la otra varias veces, aproximadamente 5 veces para liberar el aire dentro de la carne, así cuando la friamos no se romperá y la carne quedará compacta.

Ahora a cada bola le daremos una forma ovalada y colocaremos en un plato. Las cubrimos con plástico y dejamos en el refrigerador durante 30-60 minutos para que la grasa de la carne se solidifique.

Por otro lado, preparamos 3 tazones separados: uno con harina, otro para los huevos batidos y otro para el panko. Cada hamburguesa la pasaremos por harina, luego por huevo y finalmente por panko.

Una vez cubiertas de panko, terminamos de darle a cada hamburguesa una bonita forma ovalada y freímos con bastante aceite a 170º durante 3 minutos por cada lado (total 6 minutos). Durante los primeros 2 minutos, no hay que moverlas, ya que son suaves y fáciles de romper.

BROCHETAS JAPONESAS KUSHIKATSU

brochetas japonesas. kushikatsu


En Osaka en verano puede disfrutarse de una de las especialidades locales que más gustan, las brochetas japonesas kushikatsu (串 カ ツ), también conocidas como Kushiage (串 揚 げ). Estas brochetas es el tipo de plato informal que se come en reunión, sentado o de pie al lado de otros comensales, participando en las animadas charlas de después del trabajo y el ambiente informal que hace felices a los japoneses. ¡Hoy vamos a preparar esta receta de street food desde la comodidad de nuestra cocina!


brochetas japonesas. kushikatsu

¿Qué son las Kushikatsu?
Las brochetas japonesas Kushikatsu (串 カ ツ), también conocidas como Kushiage (串 揚 げ), son brochetas de carne y verduras rebozadas en panko y frita. Kushi es la palabra japonesa para los palitos de bambú con los que se ensartan los ingredientes y Katsu significa frito.

Hay muchos restaurantes especializados (o puestos) en Kushikatsu por todo Japón, pero especialmente en Osaka. Este plato se originó a principios del 1900 en Osaka, fue considerado como comida rápida, ya que era fácil de comer, barato y gratificante.


INGREDIENTES

  • 2 tazas de panko (120 g)
  • sal marina
  • pimienta negra recién molida
  • 3 ½ taza de aceite con sabor neutro

Para la salsa Kushikatsu (hace ½ taza)

  • 4 cucharadas de salsa Worcestershire
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • 2 cucharadas de agua
  • 2 cucharaditas de salsa de soja
  • 2 cucharaditas de azúcar

Ingredientes Kushikatsu

  • 9 huevos de codorniz
  • 6 espárragos
  • 9 pimientos del padrón
  • 4 piezas de panceta de cerdo muy fina
  • 4 salchichas

Para la masa del rebozado

  • 1 huevo grande
  • 1 taza de harina para todo uso
  • ¾ a 1 taza de agua (180 a 240 ml)
brochetas japonesas. kushikatsu

Elaboración:

Además de todos los ingredientes, necesitaremos un paquete de brochetas de bambú de 15 cm.
Para la salsa Kushikatsu, combinamos todos los ingredientes de la salsa en un tazón pequeño y mezclamos bien. Dependiendo de la cantidad de brochetas, multiplicaremos los ingredientes de la salsa según se necesite.
Ponemos a hervir el agua en una cacerola pequeña y sumergimos suavemente los huevos de codorniz. Los cocinamos por 3 minutos, los sacamos y sumergimos en agua helada para dejar enfriar. Una vez fríos los pelamos y reservamos.

Pasamos el panko por un procesador de alimentos para hacerlo más fino. Ahora toca preparar el resto de ingredientes. Retiramos la base de los espárragos ya que es la parte más dura. Cortamos por la mitad longitudinalmente las lonchas de bacon.

Es la hora de ensartar. En cada brocheta pondremos tres piezas de pimiento y de huevos de codorniz. De salchicha, una por brocheta, de bacon dos tiras por brocheta.

Lo siguiente es preparar la masa del rebozado, combinando todos los ingredientes. Al mismo tiempo pondremos el aceite a calentar, la temperatura ideal a la que deberíamos llegar para freir nuestras brochetas será de 170-180º.

Sumergimos las brochetas una a una por la masa de rebozado y luego por el panko, por último las sumergimos de dos en dos en el aceite. Queremos conseguir un precioso dorado en el rebozado de nuestras brochetas.

Por último las pondremos a escurrir para deshacernos del exceso de aceite y las serviremos inmendiatamente junto con la salsa.

Itadakimasu!

ENSALADA JAPONESA CON TERNERA SHABU SHABU

Esta ensalada japonesa con ternera Shabu Shabu es un plato perfecto para refrescarnos en los calurosos días de verano. Con verduras súper frescas, carne cocida en sake y aderezada con una refrescante vinagreta de soja y jengibre, obtenemos una gran ensalada que puede disfrutarse como plato principal.

El shabu shabu es un plato japonés parecido a un guiso en el cual sumergimos trozos de carne y verdura en una olla con caldo dashi varias veces hasta que están cocidos. Los trozos de carne y verdura cocida se mojan en salsa ponzu o salsa de sésamo -según se prefiera- antes de comerlos y se acompañan de un cuenco de arroz cocido.

Tras comer la carne y la verdura, se mezclan el arroz y la sopa restantes y se comen para terminar con el plato.

El shabu shabu tiene su origen en los hot pot chinos, la forma en que se cocinan es la misma, en ambos se emplean carne y verdura cortadas finamente y suelen servirse con salsas para mojar. En Madrid hay algunos sitios muy interesantes para probar hot pots, ahora! os aviso de que uno puede reventar comiendo si se pasa pidiendo, a mi me ha pasado, las cantidades son exageradas!

La carne que se utiliza para preparar el shabu shabu puede ser de cualquier tipo: pollo, ternera o cerdo, pero eso si, todo en rodajas muy finas, casi transparentes. También puede utilizarse pescado como por ejemplo el jurel y el pargo.

Como ya he comentado, la carne tiene que estar cortada muy fina, así que os aconsejo que compréis por ejemplo carpaccio, por que no es muy común encontrar carne tan fina cortada en los supermercados.

Si queréis utilizar carne que no sea ternera, otra opción es comprar carne de pollo o cerdo y congelarla, una vez congelada cortarla muy fina con un cuchillo que esté super afilado. Yo he utilizado carpaccio de ternera que es fácil de encontrar en los supermercados y no requiere de tanto lío.

Os dejo algunos trucos para que la carne shabu shabu os queda bien tierna:

  • Usar lomo de cerdo en rodajas finas: podemos comprarla ya cortada en alguna tienda de comestibles japonesa / coreana / china. En Barcelona podéis encontrarla en varios sitios. Si no, pedir en la carnicería que os la corten lo más fina posible.
  • Agregar sake al caldo: el sake ayuda a ablandar la carne.
  • Agregar sal al caldo: la sal bloquea todos los sabores umami en la carne.
  • Cocinar la carne en agua hirviendo. Una vez que hierva, reducir el fuego al mínimo.
  • Una vez cocida dejar enfriar a temperatura ambiente y luego enfríar en la nevera, nunca sumergir la carne en agua helada.

Vamos a por la receta!

Ingredientes:

Para Shabu Shabu

  • 2 tazas de agua (480 ml)
  • 2 cucharadas de sake
  • ½ cucharadita de sal
  • 227 gr de lomo de cerdo en rodajas finas

Para ensalada

  • 113 gr de rúcula
  • 142 gr de lechuga iceberg
  • 1 pepino
  • ½ cebolla roja
  • 1 tomate

Para el Aliño

  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • ½ cucharadita de azúcar
  • 1 trocito de jengibre
  • ¼ cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 1 cucharadita de semillas de sésamo blanco tostado

Para hacer el shabu shabu
En una olla mediana hervir agua. Una vez que hierva, agregar 2 cucharadas de sake y ½ cucharadita de sal y reducir el fuego al mínimo para cocinar a fuego lento.
Loncha a loncha, cocinar el lomo de cerdo en el agua hasta que deje de estar rosado. No cocinar en exceso. Tan pronto como cambie el color, hay que sacarlo.

Una vez vayamos cociendo la carne cocida la iremos transfiriendo a un plato con una hoja de papel de cocina. Cuando tengamos toda la carne cocida la dejaremos enfriar a temperatura ambiente y luego a la nevera para que se enfríe.

Para hacer el aderezo
Pelar la piel del jengibre y rallarlo hasta que tengamos ½ cucharadita de jengibre rallado. En un tazón pequeño, combinar 2 cucharadas de salsa de soja, 2 cucharadas de aceite de sésamo, 2 cucharadas de vinagre de arroz y ½ cucharadita de azúcar.

Por último, agregamos ½ cucharadita de jengibre rallado, ¼ cucharadita de pimienta negra recién molida y 1 cucharadita de semillas de sésamo blanco. Batir hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Para la ensalada

Retirar el núcleo de la lechuga iceberg y cortar en juliana. Retirar los extremos del pepino, cortarlo a la mitad a lo largo y luego, finamente en rodajas en diagonal.

Corta la cebolla finamente. Luego sumergirla en agua helada y dejarla en remojo durante 5 minutos para eliminar el amargor y hacer que la cebolla esté crujiente. Cortar el tomate en rodajas.

Por último, combinar la rúcula, la lechuga iceberg, el pepino y la cebolla en un tazón grande y mezclar. Si tenéis tiempo, enfriar por 30 minutos.

Para servir, colocamos la ensalada en un plato, la cubrimos con la carne de cerdo, los tomates y el aderezo.

Opcional: podemos poner la carne de cerdo y el aderezo juntos en un tazón y mezclarlo antes de colocar en el plato.

ALBÓNDIGAS TAILANDESAS EN HOJAS DE LECHUGA

albóndigas tailandesas en hojas de lechuga

Esta receta de albóndigas tailandesas en hojas de lechuga, es el aperitivo perfecto. Las albóndigas tailandesas tienen una textura super suave gracias a la mezcla de carne de pollo y gambas. Su sabor es rico e intenso, rematado con el toque picante del chile y la textura crujiente de los cacahuetes.

Lo mejor es que pueden comerse con las manos, se envuelven en las hojas de lechuga y se les añaden las verduras encurtidas y el cilantro. La salsa de chile dulce es el remate final para este maravilloso plato tailandés!

Ingredientes:

  • 1 zanahoria cortada en forma de noodles con un spirelli

  • 1 pepino pequeño cortado en forma de noodles con un spirelli

  • 80 ml de vinagre de arroz

  • 2 chalotas picadas

  • 40 gr de cacahuetes

  • 1/3 de taza de hojas de cilantro

  • 1 chile rojo fresco

  • 1 diente de ajo

  • 2 cucharaditas de jengibre picado

  • 500 gr de gambas crudas peladas

  • 400 gr de carne de pollo picada

  • 2 cucharaditas de salsa de pescado

  • 2 cucharadas de aceite de cacahuete

  • 1 cogollo de lechuga

  • cilantro fresco

  • salsa de chile dulce

  • lima

Combinamos la zanahoria, el pepino, el vinagre y una pizca de sal en un tazón pequeño y dejamos reposar.

En un procesador de alimentos colocamos la chalota, los cacahuetes, el cilantro, el chile, el ajo y el jengibre y batimos hasta que estén finamente picados. Seguidamente agregamos los langostinos, la salsa de pescado y volvemos a batir hasta formar una pasta.

Colocamos la carne picada en un tazón grande y añadimos la mezcla de gambas. Mezclamos bien y usando las manos hacemos bolas con la mezcla, las colocamos en un plato y las metemos en la nevera durante 30 minutos para enfriarlas.

Pasado este tiempo calentamos el aceite en una sartén grande a fuego medio. Cocinamos las albóndigas durante 5 minutos o hasta que estén cocidas. Reservamos

Por otro lado escurrimos la zanahoria y el pepino en vinagre, desechando el líquido. Cubrimos las hojas de lechuga con dos albóndigas cada una y la verdura encurtida. Espolvoreamos con semillas de sésamo y hojas de cilantro. Las servimos con salsa de chile dulce y rodajas de lima.

Para comerlas, las envolvemos en la lechuga y para adentro! Que aproveche.

ROLLITOS DE TERNERA TERIYAKI

rollitos de ternera teriyaki

ROLLITOS DE TERNERA TERIYAKI

No se si a vosotros os pasa, pero cada año que mi familia se reúne en navidad cenamos lo mismo. Además no falla, siempre cenamos pavo o pollo, acompañado como no, de una tabla de quesos, jamón, langostinos y cóctel de marisco. Este menú es inmovible, como si estos platos estuviesen establecidos por contrato en la celebración de la navidad y el año nuevo. Que aburrimiento!!

Así que este año he pensado en los que como yo, estáis sometidos a la tiranía de los menús convencionales de navidad y he compilado una serie de recetas asiáticas para llenar vuestra mesa de colores y sabores un poco diferentes, pero igualmente deliciosos y válidos para comer en navidad.

Existen muchos platos que pueden sustituir a los entremeses rancios de todos los años, por ejemplo la receta que hoy os presento. Unos deliciosos rollitos de ternera teriyaki. Estéticamente adornaran vuestra mesa y culinariamente deleitaran vuestros paladares.

Allá vamos!

Ingredientes para 8 personas:

  • 340 gr de zanahoria pelada y cortada en bastoncillos finos de 6 cm.

  • 340 gr de judías verdes redondas.

  • 350 gr de pimiento rojo cortado en bastoncillos finos de 6 cm.

  • 900 gr de carne de ternera picada

  • sal

  • pimienta recién molida

  • 8 cucharadas de sake

Salsa teriyaki

  • 12 cucharadas de salsa de soja

  • 8 cucharadas de azúcar

  • 8 cucharadas de sake

  • 4 cucharadas de mirin

Cortamos el pimiento en bastones de 6 cm, reservamos. Pelamos la zanahoria y la cortamos en bastones de 6 cm. En una cacerola pequeña, ponemos agua para cocer durante 1 o 2 minutos la zanahoria, luego agregamos las judías verdes y cocinamos durante un minuto más. El tiempo de cocción puede variar según la cantidad y el grosor de los vegetales. Escurrimos bien y dejamos reposar.

Por otro lado ponemos encima de una tabla un trozo de papel film, sobre este colocamos un poco de carne picada del tamaño de una pelota de tenis y la aplastamos formando un rectángulo de unos 11 cm de ancho , la capa de carne tiene que quedar fina. Sobre esta, en la mitad del rectángulo colocamos la verdura: un poco de zanahoria, pimiento y judías. La idea es hacer la misma operación que cuando preparamos un makizushi. Ayudándonos del papel film y con mucho cuidado vamos enrollando la carne, es importante que a la vez que enrollamos vayamos prensándola. Repetiremos la operación con el resto de la carne y la verdura. Una vez que tengamos todos los rollitos listos los meteremos en la nevera 30 minutos.

Mientras preparamos la salsa teriyaki. Combinamos todos los ingredientes en un bol y removemos para que el azúcar se disuelva.

En una sartén a fuego medio alto ponemos a calentar el aceite, una vez caliente, añadimos los rollitos, dejamos que se doren y los giramos para que se hagan uniformemente. Una vez que estén dorados por todos lados le añadimos el sake y dejamos que se evapore.

Añadimos entonces la salsa teriyaki, moviendo las sartén intentamos que los rollitos se embadurnen con la salsa, seguidamente los retiramos de la sartén y dejamos el resto de la salsa al fuego hasta que se espese, entonces la retiramos y la rociamos sobre los rollitos.

Por último los serviremos cortados en pequeños trozos de un bocado.

BOL COREANO DE TERNERA BULGOGI

BOL COREANO DE TERNERA BULGOGI

Esta receta se ha convertido en una de mis favoritas. Si alguna vez habéis comido en un restaurante coreano os sonará la ternera bulgogi ya que es un plato típico de su gastronomía. El bulgogi es un plato de ternera donde esta se marina en soja, azúcar, sésamo, ajo y es cocinada a la parrilla o a la brasa.

El bulgogi es un plato con mucha tradición, comenzó a cocinarse durante la era Goruryeo -el antiguo reino coreano que habitó el área norte y central de la península- allá por el 600 d.c, por aquel entonces se conocía como maekjeok y con el tiempo evolucionó en un plato de la realeza llamado neobani durante la dinastía Joseon.

A día de hoy además de ser un plato muy popular en Corea también esta ganando popularidad en Japón gracias al auge de la cocina coreana en este país, tanto es así que el bulgogi se ha convertido en un plato mas de la gastronomía japonesa que las amas de casa preparan en sus cocinas.

En esta receta se integra este plato coreano en un bol con muchos otros ingredientes, utilizaremos arroz integral cocido en la base de nuestro bol y sobre este las tiras de ternera bulgogi acompañadas de verduras crudas. Para que la salsa bulgogi nos quede perfecta y nuestra carne quede tierna y sabrosa, el secreto es añadirle a la marinada pera rallada, pero no cualquier pera, lo ideal es utilizar pera coreana. Esta pera es redonda y se asemeja a una manzana, algunos lo llaman pera de manzana. A diferencia de otras variedades de peras, la textura de la pera coreana es bastante firme como una manzana, pero contiene más humedad y jugo. Es dulce y realmente deliciosa.

La salsa bulgogi podemos hacerla en casa o comprarla ya lista para cocinar. Por supuesto siempre es mejor hacerla en casa, pero si no tenéis mucho tiempo para cocinar, comprarla ya hecha es una opción muy práctica.

Ingredientes:

  • 1 trozo de solomillo de ternera con poca grasa
  • 4 cucharadas de salsa bulgogi*
  • 250 gr de arroz integral
  • aceite de oliva
  • 1 zanahoria cortada en tiras finas
  • 1 pimiento rojo cortado en tiras finas
  • 2 cebollinos
  • 1 hoja de nori cortada en tiras
  • semillas de sésamo

Salsa bulgogi:

  • 4 cucharadas de salsa de soja coreana
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • 3 cucharadas de azúcar morena
  • 8 dientes de ajo
  • ½ pera asiática
  • Pimienta negra recién molida

Aderezo:

  • 1 cdta. gochujang
  • 1 cucharada salsa de soja
  • 1 cucharada vinagre de arroz
  • 1 cucharadita acéite de sésamo
  • 1/2 diente de ajo, aplastado
  • 1 cucharadita jengibre rallado

Elaboración:

Para empezar, cubriremos la ternera con la salsa bulgogi y un poco de pimienta negra. Lo dejaremos macerar durante 30 minutos a temperatura ambiente.

Coceremos el arroz siguiendo las instrucciones del paquete.

Pondremos un poco de aceite en una sartén a fuego alto. Sazonaremos la carne con sal y cuando la sartén este humeando echaremos el filete y cocinaremos durante 2-3 minutos por cada lado. Una vez listo lo apartaremos en un plato durante 2 minutos para que se enfríe un poco y poder así cortarlo en tiras finas.

Lo siguiente será mezclar todos los ingredientes del aderezo y agregar los jugos del filete.

Por último mezclaremos el arroz con las ¾ partes del aderezo y lo dividiremos entre los dos boles. Agregaremos las verduras, el alga nori y las tiras de filete. Terminaremos añadiendo el resto del aderezo sobre la carne y unas cuantas semillas de sésamo.

SHABU SHABU FRÍO JAPONÉS

¿Qué es el Shabu Shabu?

El shabu shabu es un plato japonés parecido a un guiso en el cual sumergimos trozos de carne y verdura en una olla con caldo dashi varias veces hasta que están cocidos. Los trozos de carne y verdura cocida se mojan en salsa ponzu o salsa de sésamo -según se prefiera- antes de comerlos y se acompañan de un cuenco de arroz cocido.

Tras comer la carne y la verdura, se mezclan el arroz y la sopa restantes y se comen para terminar con el plato.

El shabu shabu tiene su origen en los hot pot chinos, la forma en que se cocinan es la misma, en ambos se emplean carne y verdura cortadas finamente y suelen servirse con salsas para mojar. En Madrid hay algunos sitios muy interesantes para probar hot pots, ahora! os aviso de que uno puede reventar comiendo si se pasa pidiendo, a mi me ha pasado, las cantidades son exageradas!

La carne que se utiliza para preparar el shabu shabu puede ser de cualquier tipo: pollo, ternera o cerdo, pero eso si, todo en rodajas muy finas, casi transparentes. También puede utilizarse pescado como por ejemplo el jurel y el pargo. Como ya he comentado, la carne tiene que estar cortada muy fina, así que os aconsejo que compréis por ejemplo carpaccio, por que no es muy común encontrar carne tan fina cortada en los supermercados. Si queréis utilizar carne que no sea ternera, otra opción es comprar carne de pollo o cerdo y congelarla, una vez congelada cortarla muy fina con un cuchillo que esté super afilado. Yo he utilizado carpaccio de ternera que es fácil de encontrar en los supermercados y no requiere de tanto lio.

Siempre he sentido curiosidad por el origen de la palabra Shabu Shabu, que en realidad es una palabra basada en una onomatopeya. “Shabu Shabu” es una imitación del sonido que hace la carne cortada en rodajas muy finas al contacto con el agua hirviendo de la sopa en la que se cocinan. Me encanta!

La receta que he preparado hoy es de shabu shabu frío. Una variante veraniega en la que la carne se prepara de la misma forma que en el caliente pero una vez cocida se deja enfriar y las verduras no se cuecen, se dejan crudas. Se acompaña de salsa de sésamo.

Ingredientes para 2 personas:

  • 250 g de fideos ramen
  • 1 taza de lechuga
  • 100 g de carne de ternera en rodajas finas
  • 1/2 cucharada de sake
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 tomate
  • 1/2 pepino
  • 1 cucharadita de semillas de sésamo blanco para rociar

Para la salsa de sésamo:

  • 1 cucharada de pasta de sésamo blanco
  • 1 cucharada de sake
  • 1 cucharada de mirin
  • 1/2 cucharada de salsa de soja
  • 1 taza de dashi
  • 1 cucharada de vinagre de arroz

Para preparar el aderezo de sésamo de nuestro shabu shabu frío, colocamos la pasta de sésamo en un mortero, agregamos poco a poco el sake y mezclamos. Seguidamente añadimos el mirin también poco a poco y seguimos removiendo. Por último añadimos la soja y el dashi. Mezclamos bien para conseguir una salsa uniforme. Podemos meterlo en la nevera antes de consumirlo si queremos que esté fresco.

Para el shabu shabu, ponemos a hervir agua en una olla mediana y le agregamos sake y sal. Una vez haya comenzado a hervir iremos sumergiendo la carne en el agua durante unos segundos hasta que cambie de color, el proceso es muy rápido. Repetiremos rodaja por rodaja. Una vez toda la carne este cocida la reservaremos en un plato que cubriremos con papel film y refrigeraremos hasta que montemos nuestro plato.

Para la ensalada, lavamos las hojas de lechuga y escurrimos bien para eliminar el exceso de agua. Cortamos el tomate en gajos y el pepino en rodajas, reservamos. Para cocinar los fideos seguiremos las instrucciones del paquete. Una vez cocidos, los escurriremos y lavaremos con agua fría hasta que se enfríen por completo y volveremos a escurrir.

Para terminar, colocamos los fideos bien escurridos en dos platos separados. Sobre los fideos, a un lado, ensalada verde, el tomate y el pepino. Cubrimos con la carne Shabu Shabu y sobre esta, justo antes de servir, verteremos el aderezo.

DOUBLE CHEESE RAMEN BURGER

double cheese ramen burger

DOUBLE CHEESE RAMEN BURGER

La burger ramen se ha popularizado rápidamente por todo el mundo. Su creador es el chef Keizo Shimamoto y os preguntaréis: ¿cómo un cocinero llega a inventar un plato como este? Pues siendo un verdadero amante del ramen!

Keizo debutó en el mercado de comida al aire libre de Smorgasburg, en Brooklyn, Nueva York. Este mercado se ha convertido en el epicentro de la comida callejera en el mundo y es allí donde surgió la idea de la hamburguesa de ramen y donde triunfó.

Creo que está bastante claro porque fue así:

Los fideos frescos de ramen se cuecen y se prensan en forma de “bollos”, luego estos son ligeramente tostados en aceite de sésamo. Son un poco crujientes en el exterior y en su interior suaves y jugosos. Cuando se muerden, el ramen se separa en la boca, no en la mano.
Y qué mejor para acompañar estos bollos de ramen que una jugosa hamburguesa de ternera en una cama de lechuga, queso y cebolla.

Vamos allá con la receta de nuestra double cheese ramen burger!

Para una super hamburguesa utilizaremos:

  • 1 paquete de fideos ramen
  • 1 huevo
  • 2 hamburguesas de ternera
  • 2 lonchas de queso especial para hamburguesas
  • lechuga rizada
  • cebolla roja encurtida
  • aceite de sésamo

Comenzamos preparando nuestros “bollos” de fideos ramen. Cocemos los fideos de acuerdo a las instrucciones del paquete, una vez cocidos los enjuagamos para enfriarlos un poco y los escurrimos super bien.

En un bol batimos el huevo y añadimos los fideos, mezclamos bien para que los fideos se impregnen completamente de huevo.

Calentamos media cucharada de aceite de sésamo en un a sartén antiadherente y ayudándonos de un molde redondo pondremos la tercera parte de la mezcla de fideos en el molde, dejaremos que se tuesten un poco, desmoldaremos y con mucho cuidado les daremos la vuelta con una espátula. Lo cocinaremos hasta que estén dorados por ambos lados.

Repetiremos el proceso dos veces más -recordando ir añadiendo un poco de aceite a nuestra sartén cada vez que vayamos a hacer un bollo para que no se nos pegue- y reservaremos.

Ahora le toca el turno a las hamburguesas, las hacemos por ambos lados al punto.

Seguidamente montaremos nuestra ramen hamburguesa, para ello colocaremos un bollo en la base, sobre este algunas hojas de lechuga rizada, sobre esta una hamburguesa, el queso y la cebolla. Encima otro bollito de ramen y lo mismo en este orden, lechuga, hamburguesa, queso, cebolla y bollo.

Ya tenemos lista nuestra hamburguesa de ramen doble con queso. Bon appetit!!

BOL COREANO DE CERDO CON KIMCHI

bol coreano de cerdo con kimchi

BOL COREANO DE CERDO CON KIMCHI

Esta receta de bol coreano de cerdo con kimchi es tan sencilla que os sorprenderá, esta lista en menos de 10 minutos.

Utilizamos panceta ahumada y la salteamos con col kimchi, cebolla y salsa Gochujang (salsa coreana picante). La salsa y la col kimchi las podéis conseguir en cualquier supermercado oriental.

Yo soy una flipada de la col kimchi, es uno de mis platos favoritos, por eso cualquier receta que incluya kimchi seguramente me gustará. Si no encontráis kimchi en ningún lado, siempre podéis prepararla vosotros, os dejo la receta aquí.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite
  • 250 gr de panceta ahumada
  • 1 cebolla grande, en rodajas finas
  • 2 tazas de col kimchi
  • 1 cucharadita y media de azúcar moreno
  • 1 cucharada de Gochujang (pasta de chile coreana)
  • 2 porciones de arroz de grano medio al vapor
  • 1 cebolleta picada

Elaboración:

En una sartén calentamos el aceite y freímos la panceta hasta que esté dorada, entonces añadimos la col kimchi con su jugo, salteamos un minuto y agregamos la cebolla, el azúcar. Lo salteamos todo junto durante 3 minutos a fuego alto sin dejar de remover, por último añadimos la salsa gochujang y salteamos durante un minuto más. Lo servimos sobre arroz cocido y acompañado de un poco de cebolleta picada.

GUA BAO CON CERDO TAIWANÉS

gua bao taiwanés con cerdo

GUA BAO CON CERDO TAIWANÉS

El baozi, más conocido como bao, es un panecillo dulce y esponjoso cocido al vapor de origen taiwanés. Su aspecto es muy similar al tradicional mantou chino. A los asiáticos, en contraposición a nuestro gusto por el pan con corteza, les gustan los panes con textura muy esponjosas, que se consiguen con la cocción al vapor. Su singular forma plegada como un libro desde su centro es aprovechada para rellenarlos con diferentes ingredientes.

Los orígenes de esos baozi se remontan al período de los Tres Reinos (años 220-280). Zhuge Liang era un jefe militar que lideró el ejército del norte de China y venció a los bárbaros del sur.

En el camino de vuelta a casa, las tropas debían cruzar un gran río y la tradición de la zona donde se encontraban marcaba que se sacrificasen a los hombres necesarios para arrojar sus cabezas al agua y apaciguar los espíritus.

Zhuge Liang consideró aquello un exceso, y ordenó matar cincuenta animales del ganado y preparar con sus carnes unos bollos en forma de cabeza. De hecho “mantou”, como se denomina esta masa, significa también “cabezas de bárbaro”.

Mi receta de Bao es bastante tradicional, está relleno de cerdo taiwanés con un encurtido de kimchi, cilantro fresco y pistachos. Esta variedad de bao se llama Gua Bao.

La panceta se guisa con diferentes salsas, setas shiitake, cebolla frita y especias, su sabor es intenso y delicioso, el kimchi le da el toque picante, el cilantro la frescura y los pistachos le aportan una textura crujiente. Podemos acompañarla de una salsa picante, para los que os guste un poco más de picante en vuestro bao. Qué más se le puede pedir a un panecillo del tamaño de un bocado.

Este gua bao con cerdo taiwanés es simplemente maravilloso!

gua bao taiwanés

Ingredientes para la masa de 8 baos:

  • 2 tazas de harina para todo uso
  • 125 ml de agua templada
  • 2 cucharaditas de levadura húmeda
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de aceite de oliva

En un robot para amasar mezclamos todos los ingredientes y amasamos durante 9-12 minutos a velocidad baja hasta obtener una masa elástica y suave. Transferimos la masa a un bol formando una bola y cubrimos con un paño húmedo. Dejamos reposar alrededor de 1 hora hasta que la masa doble su tamaño.

Cuando la masa haya doblado su tamaño, la pasamos a una superficie plana y volvemos a amasar. Dividimos la masa en ocho porciones formando bolitas. Amasamos cada una de las bolas durante 1 o 2 minutos hasta que queden suaves y con un rodillo rodamos las bolitas de masa hasta conseguir una forma ovalada como la de una lengua.

Cada lengua la plegaremos por el centro poniendo un trozo de papel de hornear para que no se pegue.

Colocamos papel de hornear en la vaporera de bambú para que los bao no se peguen a la superficie. Ponemos la vaporera sobre una olla con agua a fuego medio, queremos que el agua comience a evaporarse pero no que hierva. Una vez que haya comenzado a desprender vapor colocamos los baos en los compartimentos de la vaporera y cocemos durante 12 minutos, pasado este tiempo la retiramos de la olla y dejamos los baos reposar dentro de la vaporera 5 minutos más.

gua bao taiwanés con cerdo

Ingredientes para nuestro cerdo taiwanés:

  • 500 gr de panceta (ya sea con piel o con piel)
  • 2 chalotas medianas, peladas y picadas en juliana
  • 3 setas secas shiitake (hidratadas)
  • 15g de azúcar de moreno
  • 2 cucharadas de salsa de soja ligera
  • 1 cucharadas de salsa de soja espesa
  • 2 cucharadas de vino Shaoxing o vino blanco seco
  • 3 dientes de ajo, cortados en rodajas
  • ¼ de cucharadita de pimienta blanca en polvo
  • 1 cebolleta verdes
  • Especias (o puede usar 1 cucharadita de polvo de especias chinas cinco)
  • 1 Anís estrellado
  • 1 hojas de laurel
  • 5 granos de pimienta de Sichuan (opcional)
  • 1 rebanada de jengibre

Elaboración:

Primero de todo pondremos las setas shiitake en remojo en agua templada. Por otro lado picamos la chalota en juliana y la freímos en aceite vegetal hasta que esté dorada, la escurrimos y reservamos.

En la misma sartén retirando el exceso de aceite salteamos la panceta hasta que se dore, la transferimos a una olla y añadimos la salsa de soja, el vino, la salsa de soja espesa, el azúcar, las especias, el ajo picado en láminas, las setas shiitake picadas y el agua donde hemos hidratado las setas. Además salpimentaremos, añadiremos una cebolleta y agregaremos 2 cm mas de agua a la olla.

Lo llevamos todo a ebullición y dejamos cocer durante 15 minutos a fuego lento. Pasados los 15 minutos agregamos la cebolla frita picada y seguimos cociendo durante 30 o 40 minutos más. En los últimos cinco minutos subiremos a fuego alto para que la salsa se espese y los ingredientes frían.

Ingredientes para rellenar nuestros baos:

  • cerdo taiwanés
  • col kimchi
  • cilantro fresco
  • pistachos

Para rellenar nuestros baos retiramos el papel del interior del bao, rellenamos con la panceta de cerdo, la col kimchi picada, algunas hojas de cilantro y los pistachos picados.

POLLO SALTEADO CON MISO PICANTE

pollo salteado con miso picante

POLLO SALTEADO CON MISO PICANTE

Quiero recomendaros una serie -que a los que os gusta comida japonesa seguramente os encantará- “Samurai Gourmet”. Esta serie de netflix está basada en el cómic del mismo nombre y mola un montón, cuando el protagonista se jubila siente que su vida en cierto modo deja de tener un porqué y tiene comienza a disfrutar de pequeñas cosas que antes por su trabajo nunca hacía. Salir a comer mientras pasea tranquilamente por la calle es una se esas. Siempre se compara con un antiguo samurai. ¿Qué haría un samurai en mi lugar? ¿Haría esto o comería aquello?

La recomiendo por muchos motivos pero el principal es por como muestran la comida y el protagonismo de esta. Una maravilla.

En el primer capítulo entra en un restaurante de menús -shokudo- y pide un set con sopa de miso, arroz, encurtido de pepino y cerdo salteado con miso picante. Los planos de como preparan la comida son maravillosos, tanto que se te hace la boca agua nada más con pensar en cómo tiene que saber ese plato de carne con miso…ummmm

El caso es que nada más verlo quise prepararlo y lo hice, en mi receta utilice pollo en vez de cerdo pero por supuesto que podéis utilizar cerdo, la ejecución es la misma y el plato es super sencillo de preparar.

Ingredientes para nuestro pollo salteado con miso picante:

  • 1 pechuga de pollo fileteada muy fina
  • 1 pimiento verde
  • 1 berenjena
  • 1 cucharada de mirin
  • 2 cucharadas de soja
  • 2 cucharadas de miso picante
  • un poco de agua

Elaboración:

En un wok calentamos un poco de aceite. Cortamos el pollo en trozos de un bocado y lo añadimos al wok junto con el pimiento verde cortado en tiras. Salteamos.

Mientras cortamos las berenjenas en cuadraditos y las añadimos al pollo y al pimiento. Saltearemos hasta que el pollo se dore un poco y añadimos el mirin y las salsa de soja. Salteamos un minuto mas y añadimos el miso y un poco de agua -como dos cucharadas mas o menos- para que el miso se disuelva e impregne las verduras y la carne. Por último seguiremos salteando sin dejar de remover hasta que el agua se evapore un poco, las verduras se ablanden y el miso se vuelva un poco espeso.

Serviremos junto con arroz y sopa de miso.

TSUKEMEN CON PANCETA CRUJIENTE

TSUKEMEN CON PANCETA CRUJIENTE

Hace unos meses Raúl, autor del blog El oso con Botas, me invitó a participar en el desafío ¿Quién viene a cenar? y mi invitado es ni más ni menos que el escritor japonés Haruki Murakami. He elegido una receta de ramen porque es un plato presente en algunas de sus obras y una seña de la identidad japonesa. Murakami San podrá deleitarse con este rico tsukemen con panceta crujiente y aderezo de soja y aceite de chile, espero que le guste.

Ingredientes:

Aceite de chile:

  • 1 cucharada de aceite
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de chile en escamas

Para el aderezo de soja:

  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de mirin
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de dashi granulado

Para los noodles:

  • 1 porción de fideos de ramen
  • 4 rebanadas de bacon crujiente
  • 1 huevo cocido (ajitsuke egg)

Como guarnición:

  • alga nori
  • cebolleta

Preparación:

Calentamos 1 cucharada de aceite en una cacerola pequeña a fuego medio-bajo. Agregamos el ajo y el chile y cocinamos, removiendo, hasta que la mezcla se caliente y comience a chisporrotear, aproximadamente 1-2 minutos. Cuidado que no se queme – ya que es una cantidad pequeña, hay que mantener el fuego bajo. Retiramos la sartén del fuego y dejamos a un lado para que se enfríe.

Mezclar todos los ingredientes del aderezo de soja juntos en un bol. Reservar.

Por otro lado cocinamos los fideos de acuerdo con las instrucciones del paquete y los escurrimos bien. Mezclamos los fideos con el aderezo de soja, al gusto. Colocamos los fideos en un tazón poco profundo y sobre estos colocamos el bacon y el huevo. Adornamos con tiras de algas y cebollas verdes. Serviremos con un buen chorro de aceite de chile. Mezclar y disfrutar!

NOTA: Para obtener un huevo perfecto para nuestro ramen tenéis que llevar a ebullición agua en un cazo, una vez que el agua hierva metemos el huevo y lo dejamos cocer durante 1 minuto y 30 segundos. Pasado este tiempo lo meteremos en agua con hielo para detener la cocción.

Ahora ya solo queda anunciar quién será mi sucesor en este reto, mi querida Maite del blog Xavi Likes Chocolate y su invitado, el incombustible…Iggy Pop!

RECETA DE ALBÓNDIGAS TAILANDESAS CON CURRY

receta albóndigas tailandesas con curry

RECETA DE ALBÓNDIGAS TAILANDESAS CON CURRY

Esta receta de albóndigas tailandesas con curry verde no os va a dejar indiferentes, sobre todo si os gusta el curry tailandés.

Yo soy muy fan del curry tailandés y de entre todas las variedades que existen tengo que decir que el verde sin lugar a dudas es mi favorito. Su sabor es a mi parecer, más suave que el del rojo, aún más cítrico.

El curry verde podemos encontrarlo ya preparado, comprando la pasta en cualquier supermercado asiático creo que es la opción más práctica, por supuesto también podemos prepararlo nosotros mismos. Receta aquí.

Para las albóndigas:

  • 750 gr de carne de pollo picada
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • ⅓ de taza de chalotas picadas
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 tallo de hierba de limón (solo la parte blanca) picado fino
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 2 cucharadas salsa de pescado
  • 1 cucharadita de pasta de chile Sambal Oelek
  • ½ taza de panko (pan rallado)
  • 3 cucharadas de cilantro picado
  • 1 cucharadita de sal
  • Un poco de pimienta

Para la salsa de curry verde:

  • 3 cucharaditas de pasta de curry verde
  • 1/2 lata de leche de coco para cocinar
  • 500 ml de caldo de verduras
  • 1 diente de ajo rallado
  • cilantro fresco
  • lima

Preparación:

Para las albondigas mezclaremos la carne con el resto de ingredientes en un bol y ayudándonos de las manos lo mezclaremos todo bien hasta obtener una masa compacta. Formaremos pequeñas bolitas del tamaño de un bocado y las reservaremos en el frigorífico durante una hora. En una sartén freiremos las albóndigas con un poco de aceite hasta que estén doraditas por todos lados.

Para preparar el curry calentamos un poco de aceite en una cacerola y freímos la pasta de curry verde durante 3 minutos hasta que comience a desprender su aroma. Añadimos la leche de coco y dejamos cocer durante 5 minutos, pasado este tiempo agregamos el caldo de verduras y dejamos cocer 10 minutos. Añadimos entonces las albóndigas y lo dejamos cocer hasta que el caldo se consuma un poco y el curry espese, unos 15 minutos a fuego medio. Por último rallamos un diente de ajo dos minutos antes de retirar del fuego y espolvoreamos con cilantro fresco picado justo antes de servir.

Podemos servirlas acompañarlas con un bol de arroz cocido.

POLLO KARAAGE CON ALIOLI DE WASABI

pollo karaage con alioli de wasabi

POLLO KARAAGE CON ALIOLI DE WASABI

El karaage es un aperitivo japonés muy popular. Son piezas de pollo frito marinadas en soja, sésamo, sake y ajo y rebozadas en harina y fécula de patata, al freírlas obtienen una textura muy crujiente, están deliciosas.

Para acompañarlas se me ha ocurrido preparar un alioli de wasabi, una combinación perfecta y una explosión de sabor. Tenéis que probarlo, además es super fácil de preparar.

Mientras lo preparaba se me ocurrió que también estaría buenísimo preparar uno con kimchi, el sabor del kimchi mezclado con el ajo y la cremosidad de la mayonesa tiene que resultar delicioso, pero este ya lo dejaré para otra ocasión.

Ingredientes para preparar nuestro pollo karaage con alioli de wasabi:

  • 500 gr de contra muslo de pollo deshuesado
  • Sal marina
  • Pimienta recién molida negro
  • ¼ taza de almidón de patata (o almidón de maíz)
  • ¼ de taza de harina
  • Aceite para freír
  • Rodajas de limón

Marinada para el pollo:

  • 1 pizca de jengibre en polvo
  • 8 dientes de ajo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de Sake
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 1 cucharadita de azúcar

Primero cortamos el pollo en trozos del tamaño de un bocado, los salamos y colocamos en un bol al que añadiremos el ajo, el jengibre, la soja, el sake, el aceite de sésamo y el azúcar. Lo dejaremos marinar al menos una hora cubiertos con papel film y en la nevera.

Una vez pasado este tiempo, uno por uno los vamos pasando por la harina y la fécula y los freímos en aceite muy caliente. Cuando estén dorados los sacamos y dejamos que suelten el exceso de aceite colocándolos sobre un papel de cocina absorbente. Los servimos junto con unas rodajas de limón para terminar de aderezarlos.

Para el alioli de wasabi:

  • Un vaso de aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de zumo de limón recién exprimido
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • Sal
  • wasabi en polvo (al gusto)

Comenzaremos pelando y picando el ajo muy fino, lo echaremos al vaso de la batidora, acompañándolo del huevo y agregaremos un buen chorro de aceite de oliva. En este momento meteremos el brazo de la batidora hasta el fondo y comenzaremos a batir dejando las cuchillas en el fondo y no levantaremos la batidora hasta que veamos que esté ligando correctamente.

Poco a poco iremos echando el resto del aceite, tanto como espesa nos guste esta salsa, aunque en este caso tendremos que seguir batiendo para conseguir la textura deseada. Después agregaremos el zumo de limón y seguiremos batiendo un poco, teniendo cuidado de que no se nos corte. Cuando esté hecha, le añadiremos el wasabi en polvo y lo mezclaremos. La cantidad de wasabi es opcional, dependiendo el gusto por el picante de cada uno.

TSUKUNE, LA ALBÓNDIGA JAPONESA

tsukune, la albóndiga japonesa

La tsukune, albóndiga japonesa de pollo, se adereza con salsa teriyaki y se prepara al grill. Son muy sencillas de hacer y están riquísimas, si las hacéis en una barbacoa con carbón su sabor será realmente delicioso.

Las tsukune se acompañan de huevo crudo y shichimi togarashi, pero a mi el sabor del huevo crudo me repugna así que las he acompañado de cebolletas asadas.

tsukune la albóndiga japonesa

Ingredientes:

  • 450 gr de carne de pollo picada
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 cucharada de miso (rojo o blanco)
  • 10 hojas de shiso (Perilla)
  • 4 cebolletas
  • sal
  • ½ taza de salsa yakitori

También necesitaréis:

  • 8 brochetas de bambú de 5 pulgadas
  • Shichimi Togarashi para el sabor picante (opcional)
  • sésamo

Picar la cebolla y las hojas de shiso. Calentar una sartén antiadherente a fuego medio. Cuando esté caliente, añadir ⅓ del pollo picado y desmenuzarlo en trocitos pequeños usando una espátula de madera. Lo cocinaremos hasta que se dore y una vez dorado lo transferiremos a un plato para que se enfríe.

El siguiente paso será combinar el pollo cocinado con el pollo crudo y mezclarlos bien. A esta mezcla le añadiremos el miso y el aceite de sésamo, mezclamos y seguidamente añadimos las cebolletas y el shiso, volvemos a mezclar, ayudándonos de las manos mezclaremos treinta veces en el sentido de las agujas de reloj y otras treinta en sentido contrario, la carne de volverá mas pálida y pegajosa. Este paso es muy importante ya que de el dependerá la correcta consistencia de la carne.

Para dar forma a nuestras albóndigas embadurnamos ligeramente nuestras manos con aceite de sésamo para evitar que la carne se pegue. Cogemos una cucharada y media de carne y hacemos una bola. Una vez hechas todas las bolitas las iremos insertando en las brochetas de bambú.

Las colocamos en una plancha o grill bien caliente y las espolvoreamos con un poco de sal. Pondremos un poco de aluminio en las brochetas para que no se quemen -yo he utilizado brochetas metálicas- haremos las brochetas por un lado y por el otro hasta que estén doradas, entonces las embadurnaremos con la salsa yakitori por ambos lados y las dejaremos 30 segundos más por cada lado.

ENSALADA VIETNAMITA DE POLLO

ensalada vietnamita de pollo

ENSALADA VIETNAMITA DE POLLO

Poco a poco estoy descubriendo la cocina vietnamita y me gusta mucho. Me parece una cocina fresca, llena de texturas y que combina sabores de forma equilibrada. Se utilizan hierbas aromáticas como la menta, el cilantro, la albahaca…cacahuetes, limas, chiles y todo tipos de verduras.

Cada plato tiene un sabor distintivo que combina lo dulce, lo salado, lo amargo, lo picante y lo agrio. Entre los ingredientes que más se utilizan se encuentran la salsa de pescado, la pasta de camarón, la salsa de soja, el arroz, las hierbas frescas, la fruta y las verduras. Sus ingredientes son frescos y prácticamente no se utiliza ningún producto lácteo, es por todos esto que la cocina vietnamita es considerada una de las cocinas más saludables en todo el mundo. 

Esta ensalada vietnamita de pollo conocida como Goi Ga, es un plato muy popular en Vietnam, es fresca y sabrosa además de sana. Todos sus ingredientes están crudos, exceptuando el pollo que está cocido. Se utilizan las hierbas aromáticas y la lima para dar frescura al plato, una delicia. 

 

Ingredientes:

  • 250 gr de pechuga de pollo entera
  • 1/4 de col lombarda
  • 110 gr de brotes de soja
  • 1 zanahoria cortada en bastoncillos
  • 1/2 taza de menta fresca
  • 1/2 taza de cilantro fresco
  • 55 gr de cacahuetes
  • 4 chalotas
  • 1 diente de ajo
  • 1 chile rojo

Para el aliño:

  • 60 ml de zumo de lima
  • 2 cucharadas de azúcar de palma
  • 2 cucharadas de salsa de pescado
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz

Preparación:

Primero de todo ponemos a cocer la pechuga en agua hirviendo hasta que se haga, teniendo cuidado de no dejarla cruda no demasiado seca.Por otro lado vamos picando las verduras y preparando el aliño. Cuando la pechuga esté cocida la dejamos enfriar y la desmenuzamos en hebras. Una vez que tengamos todos los ingredientes preparados ya solo tenemos que mezclarlos todos en un bol y rociarlos con el aliño. Como veis la preparación es fácil y rápida.

 

BANH MI DE ALBÓNDIGAS VIETNAMITA

banh mi de albóndigas vietnamita

BANH MI DE ALBÓNDIGAS VIETNAMITA

Aquellos que no estáis familiarizados con la cocina vietnamita os preguntaréis qué es un Banh Mi. Pues bien, un Banh Mi es un bocadillo con pan de baguette y tiene su origen en la ocupación francesa de Vietnam.

Es un bocadillo muy completo en el que se mezclan varios ingredientes como encurtidos de zanahoria, daikon, cebolla, jalapeño y cilantro con carne o tofu. Los rellenos más populares son el cerdo, el paté, pollo, albóndigas o incluso chicharrones.

El contraste de sabores y texturas es una de las características de este delicioso bocadillo, así como su precio, muy asequible. Todo esto lo convierte en uno de los platos más populares de Vietnam.

En los Estados Unidos, más concretamente en New Orleans, existe una versión de este bocadillo llamado “Poor Boy o Po Boy” también con raíces francesas-criollas y pan de baguette, pero en este el ingrediente más popular es el marisco.

Ingredientes para nuestro banh mi de albóndigas vietnamita:

Ensalada de daikon y zanahoria:

  • 2 zanahorias medianas (cortadas en juliana)
  • 1 taza de daikon (cortado en juliana)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz
  • 2 cucharaditas de aceite de sésamo

Para las albóndigas:

  • 1/2 kilo de carne picada de cerdo
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • 1 cebolleta picada
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • 1 cucharada de sriracha
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 cucharada de harina de maíz

Para montar el bocadillo:

  • 1/4 taza de mayonesa
  • 2 cucharaditas de salsa Sriracha
  • 1 baguette, cortada en cuatro y ligeramente tostada
  • 1 jalapeno (sin semilla y cortado en rodajas)
  • cilantro fresco

bahn mi de albóndigas vietnamita

Comenzamos preparando la zanahoria y el daikon. Agregamos las zanahorias en juliana y el daikon a un tazón grande y mezclamos el azúcar, la sal, el vinagre y el aceite de sésamo. Dejamos reposar durante 1 hora removiendo de vez en cuando.

Mientras la ensalada se va encurtiendo nosotros vamos a ir preparando la mezcla de la carne. En un bol colocamos la carne con el resto de ingredientes y lo mezclamos todo utilizando las manos, es la mejor forma para que todos los ingredientes se combinen obteniendo una masa uniforme. Lo siguiente que vamos a hacer serán bolitas del tamaño de bocado con la carne, puede que salgan alrededor de veinte albondigas. Las colocaremos en una bandeja y las meteremos en el frigorífico durante veinte minutos. Pasados ese tiempo las cocinaremos en una sartén con un poco de aceite moviéndolas de vez en cuando hasta que estén doraditas.

Ahora vamos a preparar nuestra mayonesa de Sriracha, para ello combinamos la mayonesa con la salsa y mezclamos. Esta mayonesa le dará un toque especial a nuestro bocadillo vietnamita!

Para montar nuestros banh mi abriremos el pan, lo untamos con la mayonesa de Sriracha, añadimos la ensalada de zanahoria y daikon y las albóndigas. Le pondremos también rodajas de jalapeños y cilantro fresco picado.

HAMBURGUESA JAPONESA – HAMBAGU

hamburguesa japonesa

HAMBURGUESA JAPONESA – HAMBAGU

Recuerdo la primera vez que probé una hamburguesa japonesa, fue en la cafetería Usagui, en Barcelona. Me sorprendió por lo suave de su textura, su jugosidad y su sabor, me la sirvieron con una salsa deliciosa y arroz cocido. Como disfruté ese plato…realmente me encantó, desde entonces sueño con volver a disfrutar de ese maravilloso sabor, he tardado en decidirme a hacerla, han pasado casi dos años desde aquello. Ya sabéis el refrán “más vale tarde si la dicha es buena” pues eso.

La carne se adereza con bastantes ingredientes, entre ellos el ketchup -ingrediente al que los japoneses son bastante aficionados, no se muy bien porqué- o la salsa de ostras. Pero creo que lo que realmente le da el toque de sabor y textura es la mezcla de cebolla cruda con cebolla pochada y el tofu seda. La cebolla pochada le da un toque dulzón y el tofu seda hace que la textura sea muy suave.

La salsa con la que se acompaña también lleva ketchup, vino tinto y salsa tonkatsu, una mezcla de sabores bastante interesante. Como resultado, una salsa rica y con matices para acompañar a nuestra hamburguesa.

Ingredientes:

  • 1 huevo grande
  • 1 cebolla grande (picado)
  • 1 diente grande Ajo (picado)
  • 450 gramos Carne picada
  • 170 gramos Tofu – suave
  • 1 taza Panko
  • 2 cucharadas Ketchup
  • 1 cucharada de salsa de ostras
  • 1 cucharada de perejil
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1/4 cucharadita Pimienta negra

Para la salsa:

  • 1/2 taza de vino tinto seco
  • 1/4 taza de salsa de tomate
  • 1/4 taza de agua
  • 2 cucharadas de salsa Tonkatsu (salsa Worcestershire también funciona)
  • 1 cucharada de harina de maíz

hamburguesa japonesa

Añadir una cucharada de aceite vegetal a una sartén y saltear la mitad de las cebollas y todo el ajo hasta que estén doradas y caramelizadas. Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.

Mezclamos la carne de ternera, el tofu, la cebolla salteadas, la cebolla cruda, el panko, el huevo, 2 cucharadas de ketchup, la salsa de ostras, el perejil, la salsa de soja y la pimienta negra en un tazón grande. Amasamos la mezcla hasta que sea uniforme en color y textura.

Le damos forma a las hamburguesas y las dejamos en el frigorífico media hora tapadas con papel film. Mientras prepararemos la salsa para nuestras hamburguesas japonesas. En un cazo mezclamos todos los ingredientes de la salsa menos la harina de maíz, una vez que hiervan los demás ingredientes, la añadiremos mezclándola primero a parte con un poco de agua fría hasta deshacerla y añadiéndola entonces, removeremos a fuego medio hasta que comience a espesar.

Para que nuestras hamburguesas nos queden jugosas calentaremos un poco de aceite en una sartén antiadherente a fuego fuerte, lo que queremos calentando mucho la sartén es que de primeras la carne se selle y luego lo bajaremos a fuego medio para que se hagan por dentro moviéndolas de vez en cuando, el punto de la carne ya es opción vuestra, muy hechas, poco hechas…

Una vez listas las serviremos junto con la salsa, un poco de rábano japonés -daikon- rallado y un puñado de germinados, yo los he utilizado de rábano picante.

Ya solo queda disfrutar de vuestra deliciosa hamburguesa japonesa o como los japoneses la llaman, hambagu. Itadakimasu!!

PHÓ CON ALBÓNDIGAS DE POLLO

phó con albóndigas de pollo

PHÓ CON ALBÓNDIGAS DE POLLO

El phó con albóndigas de pollo es una sopa originaria de Vietnam, generalmente la base es un caldo de ternera y especias super aromático. Para esta receta he utilizado caldo de pollo porque me había sobrado del día anterior, con esto quiero decir que podemos utilizar ambos. El caldo de pollo es un poco más suave que el de ternera. El característico sabor de esta sopa se lo dan el anís estrellado, la lima y la canela.

Ingredientes:

  • 1 litro y medio de caldo de pollo
  • 1 trozo de 2 cm de jengibre, pelado y picado
  • 2 dientes de ajo rallado
  • 4 piezas de anís estrellado
  • 4 hojas de lima kaffir
  • 1 rama de canela
  • 2 chiles rojos sin semillas
  • 450g de carne de pollo picada
  • 4 cebolletas, picada muy fina
  • 4 cucharadas de salsa de pescado
  • 2 cucharadas de cilantro fresco picado
  • la piel de una lima rallada
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 150 g de fideos de arroz vermicelli
  • 150 g de pak choi
  • 75 g de brotes de soja
  • 4 cebolletas picadas finas
  • 1 chile rojo picado fino
  • un manojo de cilantro fresco

Elaboración:

Ponemos el caldo de pollo en una cacerola grande. Agregamos el jengibre, el ajo, el anís estrellado, las hojas de lima kaffir y la rama de canela.
Cortamos uno de los chiles y lo añadimos también a la sopa. Dejamos que el caldo comience a hervir y lo bajamos el fuego lento. Dejaremos cocer la sopa durante 20 minutos.
Por otro lado, picaremos finamente el resto de chile y lo mezclaremos en un bol junto con la carne de pollo picada, las cebolletas, 2 cucharadas de la salsa de pescado, el cilantro y la piel de la lima rallada. Salpimentamos.

Una vez mezclada la carne con el resto de ingredientes haremos bolitas del tamaño de un bocado. En una sartén grande calentaremos a fuego medio-alto un poco de aceite, he iremos añadiendo las albondigas de pollo. Las freiremos durante 6-8 minutos, hasta que estén doradas y cocidas por dentro. Iremos moviéndolas para asegurarnos de que se fríen por todos lados y conseguimos un color uniforme.

Por otro lado cocemos los fideos siguiendo las instrucciones del paquete y los reservamos. Colamos el caldo para eliminar las hierbas y las especias, luego lo devolveremos a la olla junto con las 2 cucharadas restantes de la salsa de pescado y el pak choi. Volvemos a calentar la sopa a fuego suave, dejando que el pak choi se ablande un poco.

Justo antes de servir, agregamos las albóndigas de pollo al caldo y volvemos a hervir. Dividiremos los fideos en los tazones y sobre estos vertemos el caldo, el pak choi y las albóndigas. Por último, adornamos con brotes de soja, cebolletas, chile y hojas de cilantro fresco.

SOPA DE TERNERA PICANTE

 © Carmen Martínez

© Carmen Martínez

Me encanta esta receta de sopa de fideos picante con ternera por su simplicidad. No entraña mas dificultad que el utilizar dos ollas y traspasar el caldo de una de ellas a la otra. En una de las ollas coceremos la ternera y luego ese caldo lo pasaremos a la otra olla con el sofrito, en la que terminaremos cociendo todo a fuego lento durante casi una hora.

El paso de hervir la carne es fundamental ya que será aquí donde eliminaremos las impurezas de la carne y a la vez conseguiremos la base de caldo de ternera para elaborar nuestra sopa picante.

Si no os gusta la comida muy picante, podéis utilizar para esta receta pasta de judías no picante y tal vez utilizar solo una cucharada de pimienta en vez de dos.

En cuanto a los fideos podéis utilizar cualquiera de los que soláis utilizar, yo por ejemplo he utilizado fideos de huevo pero igualmente servirían de trigo o de arroz, solo tenéis que recordar cocerlos en una olla a parte no dentro del caldo que hemos preparado.

Ingredientes para 10 personas:

  • 10 tazas de agua fria
  • 6 rodajas de jengibre
  • 3 cebolletas cortadas por la mitad
  • 1 kg de ternera cortada en trozos
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 o 2 cucharadas de pimienta de sichuan
  • 2 cabezas de ajo
  • 1 cebolla grande cortada en trozos
  • 4 hojas de laurel
  • 1/4 de taza de pasta de judias picante
  • 1 tomate grande en cortado en trozos
  • 1/2 taza de salsa de soja ligera
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 trozo grande de piel de mandarina o naranja seca
  • fideos de huevo

Guarnición:

  • cilantro picado
  • cebollino 

Elaboración:

Necesitaremos dos ollas grandes. Una para preparar el caldo, a la que añadiremos el agua, la ternera, el jengibre y la cebolleta. La taparemos y llevaremos a ebullición, una vez que hierva bajamos el fuego al mínimo y cocemos durante 10 minutos, pasado este tiempo retiramos del fuego y reservamos.

La otra olla la utilizaremos para preparar el sofrito del caldo, aquí calentaremos el aceite a fuego medio y añadiremos la pimienta de sichuan, el ajo, la cebolla y las hojas de laurel. Cocinaremos hasta que la cebolla y los ajos comiencen ha ablandarse -unos 10 minutos- luego agregaremos la pasta de judías picante.

A continuación añadimos el tomate y cocinamos durante 2 minutos. Finalmente añadimos la salsa de soja y el azúcar. Retiramos del fuego.

El siguiente paso será colar el caldo de ternera -reservando la carne, el jengibre y la cebolleta- y añadirlo a la olla del sofrito junto con los ingredientes que hemos reservado. Calentamos el caldo a fuego fuerte y añadimos la cáscara de mandarina seca. Tapamos la olla y llevamos a ebullición, una vez que hierva bajamos el fuego al mínimo y cocinamos durante 60-90 minutos. Una vez pasado el tiempo de cocción retiramos la olla del fuego y dejamos que repose durante al menos una hora para que el sabor de los ingredientes se mezclen y adquieran cuerpo. 

Por último cocemos los noodles y los repartimos en los diferentes bowls que se vayan a servir, regamos con la sopa y como guarnición añadimos cilantro picado y cebollino fresco. 

El caldo restante puede congelarse!. Cada vez que quiera consumirse esta sopa se tendrá que llevar a ebullición.

KATSUDON, BOL DE ARROZ CON TONKATSU

 katsudon, arroz con tonkatsu

KATSUDON, BOL DE ARROZ CON TONKATSU

El donburi que hoy preparamos es un Katsudon, bol de arroz con tonkatsu. Un donburi es un bol de arroz cocido acompañado de diferentes ingredientes sobre este.  El tonkatsu es un filete de cerdo rebozado que se cuece con huevo, cebolla, soja, mirin y dashi. Hoy acompañado mi katsudon con ensalada de algas wakame, sopa de miso con verduras y tofu caliente.

Ingredientes para dos personas:

  • 2 piezas de tonkatsu (cerdo empanado con harina, huevo y panko)
  • 1/2 cebolla
  • 3 huevos
  • 2 porciones donburi de arroz japonés cocido
  • Un poco de  cebolleta (para decorar)

Para la salsa:

  • 1/2 taza de caldo dashi, o agua si no disponemos del caldo
  • 1 cucharada de sake
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de mirin
  • 2 cucharadas de salsa de soja

Para preparar nuestro katsudon lo primero que tenemos que hacer es cocer el arroz. A continuación pelamos y cortamos en rodajas la cebolla. Por otro lado en un bol mezclamos todos los ingredientes necesarios para la salsa. En una sartén con una gota de aceite salteamos la cebolla durante uno o dos minutos, cuando comience a dorarse le añadimos la salsa, llevamos a ebullición y añadimos los filetes, ya fritos y cortados en tiras, dejamos cocer unos minutos y añadimos los huevos batidos. Removemos con cuidado para que el huevo se mezcle bien con los demás ingredientes y lo dejamos cocer unos minutos tapado hasta que el huevo cuaje. Para finalizar colocamos el arroz en los boles y sobre este la mezcla de huevo y filete.

CÓMO HACER UNA SUSHI BURGER

cómo hacer una sushi burger

CÓMO HACER UNA SUSHI BURGER

La sushi burger se ha hecho muy popular en Japón, y como todo lo bueno se acaba extendiendo, lo que antes era exclusivo de este país ahora puedes encontrarlo en casi cualquier rincón del mundo. Y cómo no iba a popularizarse, es la fusión perfecta entre dos de los platos más adorados y consumidos en el globo. La primera vez que las vi fue en el Tailandia en un restaurante de una cadena japonesa, no recuerdo el nombre, me quedé muerta, había como una docena de sushi burgers diferentes a elegir, algunas tengo que decir que muy frikis.

El rasgo característico de esta receta de sushi burger es que el pan se sustituye por arroz cocido, el relleno va de vuestra cuenta, podéis añadir un tartar de atún, filetes de salmón crudo o a la plancha, pollo teriyaki, el caso es que el relleno de vuestra sushi burger se disponga entre dos bases de arroz. Yo he preparado mi sushi burger con un katsu de pollo y una salsa de curry japonés. No os hago esperar más, vamos a ver cómo hacer una sushi burger. Aquí va la receta.

Para 4 personas:

“Bollitos” de arroz

Para conseguir las 8 tazas de arroz cocido deberéis de cocer 4 tazas de arroz lavado, con la misma cantidad de agua, o sea 4 tazas. Una vez que tengamos el arroz listo lo dividiremos en ocho porciones iguales y ayudándonos con un trozo de papel film daremos forma al arroz hasta conseguir un círculo de mas o menos un 1 cm de grosor. Así con todo el arroz que hemos preparado.

Salsa de curry japonés

  • 2 cucharadas 1/2 de mantequilla sin sal
  • 3 cucharadas 1/2 de pasta de curry japonés
  • 1 cucharada de concentrado de tomate
  • 1 cucharada 1/2 de salsa worcestershire
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 1 cebolla mediana, cortada a trozos
  • 1 cm de jengibre
  • 2 tazas y media de caldo de pollo
  • sal al gusto
  • azúcar al gusto
  • pimienta negra al gusto
  • harina para espesar

Para hacer la pasta del curry: Añadimos la mantequilla en una cacerola pequeña y cocinamos a fuego medio-bajo. Una vez que se derrita, añadimos la harina y removemos. Añadimos el curry, el tomate, la salsa worcestershire, la cayena y la pimienta negra. Continuamos removiendo durante 10 minutos. Llegará a ponerse seca y quebradiza. Hay que tener cuidado de no quemarla.

Para hacer el curry: Utilizamos un procesador de alimentos, al cual agregamos la cebolla, el ajo, el jengibre y mezclamos hasta que quede una pasta suave. A fuego medio, freímos la pasta de cebolla en una sartén hasta que se vuelva transparente, unos 10 minutos. Añadimos el caldo de pollo. Subimos el fuego a medio-alto y llevamos a ebullición. Una vez que comience a hervir agregamos la pasta de curry y removemos bien hasta que la pasta se haya disuelto. Sazonamos con sal, pimienta y azúcar al gusto.

Chicken Katsu

  • 2 pechugas de pollo en cuatro filetes
  • panko
  • aceite vegetal
  • 2 huevos
  • harina
  • sal

Batimos los huevos junto con el aceite, pasamos las pechugas primero por la harina, las enharinamos bien, luego las pasamos por el huevo batido y finalmente por el panko, tenemos que conseguir que el filete se cubra bien con el panko, así obtendremos una mejor cobertura al freírlo. En una sartén calentaremos aceite para freír nuestro filete, una vez que el aceite esté caliente sumergiremos los filetes, los freiremos 3 minutos por cada lado, hasta que adquieran un tono dorado.

Para montar nuestra sushi burguer colocamos una base de arroz, sobre esta el katsu, añadimos la salsa de curry y la lechuga y cubrimos el “bollo” de arroz. Espolvoreamos con el sésamo y añadimos coronamos con el alga nori.

Nota: Para manipular nuestro pan de arroz mojaros la manos, si las tenéis secas el arroz se pegará a vuestros dedos y estropeareis la forma del arroz.

2 RECETAS TRADICIONALES BALINESAS

2 RECETAS TRADICIONALES BALINESAS Estás son 2 recetas tradicionales balinesas que aprendí a cocinar durante mi estancia en Bali. Una es una receta de Pollo Betutu, una receta en la que el pollo se adereza y se envuelve en hojas de platanero y la otra receta es de sopa de banano, una sopa picante y sabrosa.

POLLO BETUTU

Este maravilloso plato es muy fácil de preparar, las hojas de platanero las podéis conseguir congeladas en cualquier supermercado oriental. Es un plato muy sencillo, la hoja de plátano le aporta un sabor muy característico, fuertemente vinculado a la cocina balinesa.

Ingredientes:

  • 100 gr de Basa Gede
  • 200 gr de pechuga de pollo
  • hojas de platanero
  • sal y pimienta

Primero de todo cortaremos el pollo en tiras, lo mezclaremos con la pasta de chile (basa gede) y salpimentamos, apartamos para macere un poco. Mientras vamos preparando las hojas de platanero, las cortamos para hacer los paquetitos en los que envolveremos el pollo, colocamos los trozos de pollo en el centro de cada hoja y los cerramos utilizando unos palillos para de cerrar los extremos. Una vez que tenemos todos los paquetes podemos o bien cocinarlos al vapor hasta que estén totalmente hechos o al grill durante 30 minutos. Facilísimo!

2 recetas tradicionales balinesas

SOPA BALINESA DE BANANO. JUKUT ARES

El ingrediente principal de esta deliciosa sopa balinesa es el tronco del banano, pero del banano joven que es mas tierno, nunca habría imaginado que se puede utilizar esa parte para hacer algo de comer, pero bueno a estas alturas no debería de extrañarme, la riqueza de ingredientes que se utilizan en cada país es amplia y maravillosa y la verdad es que su sabor es delicioso, me encanta, ahora cuando voy a visitar a mis tíos a su finca siempre me llevo varios troncos de los plataneros que tienen sembrados, para ellos es algo extraño, pero ya les daré a probar de esta maravillosa sopa, tal vez comiencen a cocinar también con este maravilloso ingrediente. Podéis encontrarlo en fruterías orientales, en Barcelona las he visto en mas de una ocasión en las de la calle Joaquín Costa.

Ingredientes:

  • 50 gr de basa gede
  • 500 gr de tronco de banano joven
  • 200 gr de pollo o cerdo
  • 1 pieza de lemongrass
  • sal y pimienta
  • agua

Primero de todo pelamos el banano, descartamos las primeras hojas quedándonos con la parte más blanquita y tierna. Lo cortamos en rodajas y le añadimos sal, lo mezclamos bien para que suelte el exceso de agua. Después de esto lo enjuagaremos y dejaremos escurrir. Mientras freiremos el pollo junto los el basa gede, cuando empiece a tomar color le añadiremos el banano cortado y agua, cocinamos durante 20 minutos a fuego medio hasta que el banano esté tierno. Lo probamos y rectificamos de sal. Para servir la sopa le añadiremos cilantro fresco picado.

SATAY DE POLLO CON SALSA DE CACAHUETES

satay de pollo con salsa de cacahuetes

SATAY DE POLLO CON SALSA DE CACAHUETES

Cuando los puestos callejeros y restaurantes empiezan a preparar el fuego en las parrillas y el olor a leña quemada envuelve la calle ya sé que es el momento de degustar este delicioso plato.

Quién no ha probado alguna vez en su vida las satay, estas deliciosas brochetas de pollo o cerdo a la brasa acompañadas de una deliciosa salsa de cacahuete. UUummmm, a mi me encantan!!. Aquí es un plato muy popular, también las probé en el borneo malayo, en restaurantes chinos; esta brocheta traspasa fronteras gastronómicas!.

Podemos encontrar algo similar en la cocina japonesa, las deliciosas yakitori, también brochetas de pollo a la brasa pero aderezadas con ingredientes distintos y acompañadas de salsa yakitori o aun mas conocidos en España, los famosos pinchos morunos. En cualquier formato es un plato siempre igual de delicioso.

Aquí va la receta de estas deliciosas satay de pollo con salsa de cacahuetes!

 satay de pollo con salsa de cacahuetes

Para salsa de cacahuete necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 100gr de cacahuetes
  • 1 diente de ajo
  • 50gr de galanga
  • 50gr de chile
  • 50ml de soja dulce
  • 50gr azúcar moreno
  • 100ml de agua mineral
  • sal y pimienta

Preparación:

Primero freímos los cacahuetes, el ajo, la galanga y el chile, luego en un mortero le añadimos azúcar moreno, machacamos hasta obtener una pasta y añadimos salsa de soja dulce, sal y pimienta.

Para la carne de las brochetas:

  • 50gr especias balinesas (gede)
  • 200gr de pollo
  • 5 cucharadas de aceite
  • 50ml de salsa de soja dulce
  • sal y pimienta

Preparación:

Cortamos la carne en trozos pequeños, en un bol le añadimos gede, aceite, salsa de soja, sal, pimienta y removemos para que todo se mezcle bien y coja sabor, luego ensartamos la carne en palitos de bambú, tres trozos de carne por brocheta.

Para preparar el gede:

 © Carmen Martínez

  • 100gr de ajo picado
  • 2 chalotas
  • 2 trozos de lemongrass machacados
  • 80gr de galanga
  • 30gr de nuez moscada
  • 30gr de cúrcuma fresca
  • 30gr de jengibre fresco
  • 15gr de guindilla
  • 1 cucharada de semillas de cilantro
  • 1 cucharada de pasta de gambas
  • 3 nueces de macadamia
  • 3 hojas de lima
  • sal y pimienta

Preparación:

Para elaborar el gede hay que mezclar todos los ingredientes en un procesador de alimentos hasta conseguir una masa suave, luego se fríe con un poco de aceite hasta que comience a desprender una aroma intenso

 © Carmen Martínez

Una vez estén las brochetas listas, solo hay que servirlas junto con la salsa de cacahuete, a disfrutar!

POLLO FRITO JAPONÉS. TORI KARAAGE

pollo frito japonés. tori karaage

El Tori karaage es un aperitivo de pollo frito japonés muy popular, se prepara marinando el pollo y rebozándolo en fécula de patata, lo cual le da un toque muy crujiente, para posteriormente freírlo. Tiene un sabor riquísimo por eso es muy utilizado en cajas bento para niños. Es una receta muy sencilla y fácil de elaborar, además de económica.

Para dos personas:

  • 2 contramuslos de pollo deshuesados
  • 3 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de fécula de patata
  • aceite vegetal
  • sal
  • 2 rodajas de limón

Para la marinada:

  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de sake
  • 5 dientes de ajos rallados
  • 1 trozo de 3 cm de jengibre fresco rallado
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 1 cucharadita de azúcar

Primero cortamos el pollo en trozos del tamaño de un bocado, los salamos y colocamos en un bol al que añadiremos el ajo, el jengibre, la soja, el sake, el aceite de sésamo y el azúcar. Lo dejaremos marinar al menos una hora cubiertos con papel film y en la nevera. Una vez pasado este tiempo, uno por uno los vamos pasando por la harina y la fécula y los freímos en aceite muy caliente. Cuando estén dorados los sacamos y dejamos que suelten el exceso de aceite colocándolos sobre un papel de cocina absorbente. Los servimos junto con unas rodajas de limón para terminar de aderezarlos.

Y ya tenemos listo nuestro pollo frito japonés tori karaage!

Menú japonés con rollitos de okra y chips de loto

Me estoy aficionando a preparar estos suculentos y sanos menús japoneses, la variedad de sabores que ofrecen es realmente una delicia, se tarda en prepararlos ya que lo suyo es incluir varios platos, pero la verdad es que la recompensa vale la pena, más que el tiempo que se dedica en la cocina. Si se tiene claro que preparar y te organizas en realidad no es tanto lío, hay platos por ejemplo, como los rollitos con okra, que son laboriosos y llevan mas tiempo pero hay otros que se preparan en un momento.

El menú de hoy consiste en:

  • Rollos de pollo rellenos de okra, pimiento y zanahoria
  • Chips de raíz de loto
  • Sopa de miso con verduras y shiitake
  • Onigiris
  • Encurtidos japoneses
  • Loto salteado con sésamo

Rollitos  de pollo con okra

  • 6 okras
  • 1/2 zanahoria en tiras
  • 1/4 de pimiento rojo en tiras
  • 1 pechuga de pollo picada
  • fécula de patata
  • 1 cucharada de salsa ponzu
  • 1 cucharada de mirin
  • 1 cucharadita de azúcar
  • aceite vegetal

Para empezar sobre un trozo de papel film extenderemos la mitad de la carne de pollo picada formando un rectángulo, sobre este colocaremos justo en la mitad las tiras de pimiento, zanahoria y okra ayudándonos con el papel film y con mucho cuidado iremos enrollándolo hasta formar el rollito de carne. Luego con mucho cuidado que no se nos rompa lo cubriremos de fécula de patata y lo freiremos en una sartén con un poco de aceite sin dejar de moverlo para que no se nos pegue y para que se haga uniformemente. Cuando se dore lo retiramos del fuego y reservamos. Repetimos los mismos pasos para hacer el otro rollito con el resto de carne que nos queda.

Una vez hechos los rollitos en la misma sartén y agregamos la salsa ponzu, el mirin  y el azucar, ha fuego lento recogemos hasta que el azúcar se haya deshecho y entonces agregamos los rollitos para que se empapen con la salsa. Los retiraremos del fuego antes de que el azúcar se queme.

Chips de loto

  • 16 láminas finas de raíz de loto
  • aceite vegetal

La raíz de loto podréis encontrarla congelada o fresca, lo mas habitual es congelada ya cortada en rodajas, lo que yo hago es cocerla para que se ablande y se descongele y entonces cada rodaja la corto por la mitad para hacerla aun mas fina ya que el grosor con el que viene ya cortada es demasiado para hacer las chips, tienen que ser rodajas muy finas para que queden crujientes. Después ya solo queda freírlas en abundante y caliente aceite hasta que se doren y queden crujientitas.

Loto salteado con sésamo

8 rodajas de raíz de loto , en rodajas muy finas
1 trozo de jengibre fresco de 2 cm más o menos largo, pelado y picado
2 dientes de ajos, pelados y picados
3 cebolletas picadas
1/2 cucharadita de chile
aceite
1 cucharadita de semillas de sésamo
pimienta
1 cucharada y 1/2 de salsa de soja
1 cdta. aceite de sésamo

Calentar una sartén con el aceite. Añadir el jengibre y el ajo y rehogar hasta que comiencen a deprender olor. Añadir las rodajas de raíz de loto descongeladas y saltear hasta que comiencen a cambiar de color, entonces agregaremos el chile, las cebollas verdes, la pimienta, la soja y el aceite de sésamo. El loto tiene que cambiar de color y caramelizarse un poco con la salsa de soja. Se puede servir caliente o frio.

Sopa de miso con verduras y shiitake 

  • 2 tazas caldo dashi
  • 2 cucharadas de miso blanco
  • 1 cebolleta picada en tiras
  • 1/4 de zanahoria cortada en tiras muy finas
  • 3 setas shiitake cortada en cuartos

Calentar el dashi una vez que hierva añadir la zanahoria, la cebolleta y la shiitake y dejar cocer hasta que la zanahoria se ablande un poco, entonces retirar del fuego y añadir la pasta de miso ya disuelta en un poco de caldo, remover y servir caliente.

Tonkatsu

El origen de este plato se sitúa en occidente, muy cerca de nosotros, en Portugal. El tiempo que los portugueses estuvieron en Japón dejaron varias recetas de frituras entre ellas la tempura, el karaage y el plato de hoy, el tonkatsu. Se trata sencillamente de cerdo rebozado de unos dos centímetros de grosor acompañado de una salsa que lleva el mismo nombre y col picada en juliana como guarnición. Es una receta muy sencilla, no deja de ser un filete empanado y eso creo que todo el mundo sabe prepararlo.

INGREDIENTES (4 personas)

  • 4 filetes de lomo de cerdo
  • 1 huevo batido
  • Harina
  • Pan rallado japonés (Panko)
  • Aceite vegetal
  • Col en juliana

Primero salpimentaremos los filetes y les haremos unos pequeños cortes en forma de rombos para que al freírlos no se doblen y la carne quede mas jugosa. Por otro lado cortaremos la col en juliana muy fina y la pondremos en remojo en agua fría. Los siguiente es pasar los filetes por harina, luego por huevo batido y finalmente por panko. Una vez rebozados solo tendremos que freírlos en abundante aceite hasta que se doren por ambos lados. Al sacarlos de la sartén los colocaremos encima de papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Al servirlos los haremos junto con la col picada bien escurrida y aderezándolos con salsa tonkatsu. Yo he añadido unos onigiri y unos gajos de tomate.

Itadakimasu!

BORCHETAS DE POLLO YAKITORI

El yakitori tradicional consiste solamente de piezas de pollo y verduras que son ensartados en pinchosllamados kushi. El yakitori es servido típicamente con sal o salsa teriyaki, que está hecha básicamente de mirin, sake dulce, salsa de soja y azúcar. La carne se marina en la salsa y luego la brocheta es asada a la parrilla.

En Japón son muy populares los puestos callejeros especializados en yakitori, es un aperitivo rico y barato que acompañado de una cerveza bien fría sienta…increible. Hay muchas variedades de yakitori, pero hoy preparare negima yakitori, que consiste en cebolleta y pollo.

Para 2 personas:

  • 1 pechugas de pollo
  • 3 cebolletas
  • 60 ml de sake
  • 60 ml de mirin
  • 125 ml de salsa de soja
  • 1/2 cucharadita de shichimi
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de zumo de limón

Primero de todo dividiremos la pechuga en dos filetes gruesos y cada filete lo cortaremos por la mitad y haremos dados de 3 cm. Por otro lado limpiaremos las cebolletas y la trocearemos en pedazos de 4 cm mas menos. Hecho todo esto empezaremos a ensartar en palos de bambú el pollo alternándolo con las cebolletas, yo he puesto cuatro trozos de pollo por cada brocheta.

En una fuente mezclaremos el mirin, el sake, la soja, el limón, el shichimi y el azúcar, incorporaremos las brochetas y dejaremos marinar durante 4 horas.

En una plancha, sartén o barbacoa, pondremos las brochetas cocinándolas hasta que la carne este hecha y rociándolas con la salsa de la marinada para que queden glaseadas.

Rollitos de col con alga hijiki

rollitos de col con alga hijiki

Esta receta que os presento mezcla sabores orientales y mediterráneos. En ella se introducen ingredientes tan poco habituales en la cocina japonesa como el laurel, el orégano y el aceite de oliva pero muy comunes en nuestra cocina. El conjunto de estos da una combinación muy especial de sabores.

Read More