SOPA TAN-MEN

Hace poco descubrí una serie japonesa en netflix que se llama ” Midnight Diner: Tokyo Stories” Una antología de historias de relaciones humanas conectadas por el único restaurante que abre de doce de la noche a siete de la mañana y que los personajes frecuentan. Durante este particular horario, el dueño y chef del restaurante cocinará cualquier cosa que le pidan sus clientes, siempre que cuente con los ingredientes necesarios y ayudará a resolver los problemas que se le presenten a su clientela. 

En el primer capítulo, al inicio de este, el cocinero prepara una sopa con fideos, verduras y cerdo, “Tan-Men” tenía tan buena pinta que he tenido que prepararla en casa, pero mi receta no lleva carne. 

Ingredientes para 2 personas:

  • 6 setas de oreja de madera
  • 3 cebolletas
  • 4-5 hojas de col
  • 5 cm de zanahoria
  • 114 g de brotes de soja
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 1 cucharada de sake
  • pimienta negra
  • sal marina
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • agua (para cocer los fideos)
  • 240 g de fideos ramen cocidos
  • 800 ml de caldo de pollo

Elaboración:

Primero de todo pondremos en agua templada las setas de oreja de madera para que se hidraten. Cortaremos las verduras que utilizaremos para la sopa, cortaremos las zanahorias en láminas finas, la cebolla en juliana, lavaremos los brotes de soja, cortaremos las hojas de col en trozos pequeños y también las setas. Reservamos. 

En un cazo pondremos a calentar el caldo de pollo hasta que hierva y lo reservaremos hasta que las verduras estén listas.

En un wok saltearemos las verduras hasta que estén un poco blandas, salpimentaremos y añadiremos el caldo de pollo. Dejaremos cocer durante 10 minutos. 

Por último repartiremos los fideos en los boles y añadiremos un poco de las verduras y del caldo.

*Como he comentado al principio, la receta original lleva carne de cerdo, si queréis probar a hacerla con carne solo tenéis que añadir a la receta 114 gr de panceta de cerdo en lonchas muy finas, cortada en trocitos. Justo antes de añadir las verduras al wok, saltearemos la carne hasta dorarla y entonces añadiremos la verdura.

YAKIUDON

UDON es un tipo de fideo grueso hecho de harina de trigo, muy popular en la cocina japonesa, con una textura suave y masticable. Fue importado a Japón desde China en el siglo VI.

Los fideos udon suelen servirse con un caldo a base de dashi, salsa de soja, y mirin (tsuyu) y sobre estos se añaden diferentes ingredientes. Existen otras variantes a la hora de prepararlos, como pueden ser cocidos y fríos acompañados de una salsa suave o a la plancha con verduras, carne o marisco con salsa tonkatsu y soja, como en la receta que os presento hoy. 

Los yakiudon, se preparan a la plancha y son muy sabrosos, la receta que he preparado es vegetariana pero originalmente se preparan con pollo marinado en soja y mirin o marisco.

Para 4 personas:

  • 400gr de fideos udon frescos
  • 2 cucharadas de salsa tonkatsu
  • 2 cucharadas de soja
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de guindilla
  • 1 pimiento rojo en tiras
  • 100gr de setas shitake
  • 1/2 cebolleta

Preparación:

Calentar aceite de girasol en un wok, cuando esté caliente añadiremos en primer lugar las setas y el pimiento, saltearemos unos pocos minutos, añadiremos la cebolla y seguidamente la salsa tonkatsu y la soja, salteamos unos segundos y añadiremos los fideos udon, que previamente habremos cocido durante tres minutos. Podemos decorarlos con semillas de sésamo tostadas y aornori. Más rápido imposible y más bueno tampoco!

TAMAGO KAKE GOHAN

Este plato es uno de mis dilemas mas grandes dentro de la cocina japonesa. Y os preguntaréis el porqué, pues porque es un plato muy valorado dentro de esta cocina, es muy sencillo y dicen que está delicioso, mi problema es el huevo crudo, el cual no soporto, ni su olor ni su sabor y la verdad es que me gustaría que no fuese así, pero es superior a mi.

Se que me estoy perdiendo algo no probándolo, hay muchos platos dentro de la cocina japonesa que llevan huevo crudo, como en el sukiyaki, en el que te ponen un plato de huevo batido para que mojes la carne cocida antes de llevártela a la boca o el atún crudo aderezado con huevo crudo sobre arroz cocido…en fin, que si tanto se come en Japón será que está bueno, pero creo que no es un plato para mi. 

El que no sea para mi no quiere decir que a vosotros no os pueda encantar, así que os dejo aquí la receta. Ivan Orkin, el fundador de la cadena de restaurantes de ramen “Ivan Ramen“, asegura que uno de sus platos favoritos es el tamago kake gohan con un chorrito de salsa de soja y espolvoreado con copos de aonori.

La receta es muy sencilla:

  • arroz cocido muy caliente
  • salsa de soja
  • furikake
  • huevo

Colocamos el arroz en un cuenco, ponemos el huevo sobre el arroz y añadimos un chorrito de salsa de soja y espolvoreamos con furikake (las cantidades al gusto). Lo siguiente es mezclarlo todo removiendo con los palillos y a comer!

FURIKAKE CASERO

El Furikake es un condimento muy popular en Japón, es utilizado para aderezar arroz, sopas y pastas. Hay varias versiones, dependiendo de cual se elija la base serán las algas, el pescado, el huevo o el sésamo tostado.

Mayormente se utiliza para para condimentar el arroz cocido, pero también puede utilizarse como aderezo para todo tipos de sopas y platos típicos japoneses. Tiene una gran variedad de sabores y es muy sabroso y nutritivo.

El furikake puede comprarse en cualquier tienda asiática en sobres de diferentes sabores, pero yo prefiero hacerlo en casa porque así me aseguro de que no llevará glutamato. Está receta básica que he encontrado funciona bastante bien, lleva copos de bonito seco (katsuobushi) alga nori y sésamo, aderezados con soja y mirin. Una vez que le pillemos el rollo a esta receta básica, podremos experimentar con otras combinaciones de sabores. 

Aquí va la receta:

INGREDIENTES:

  • 1/3 taza de hojas de nori, divididas en pequeños trozos
  • 1/2 taza de semillas de sésamo blanco o negro
  • 1 taza de copos de bonito desmenuzados en trozos pequeños
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharadita de mirin
  • 2 o 3 gotas de aceite de sésamo tostado

INSTRUCCIONES

Precalentar el horno a 130 grados.
En un tazón pequeño, combinamos las semillas de sésamo y los copos de bonito.
Agregamos la salsa de soja y el mirin y removemos para que todos los ingredientes se mezclen bien. Agregamos el alga nori y volvemos a mezclar.
En la bandeja del horno y sobre un papel de hornear, extendemos la mezcla y horneamos durante 15-18 minutos hasta que esta esté ligeramente tostada, hay que vigilar mientras se hace para que no se nos queme. Por último dejamos que el furikake se enfríe durante aproximadamente 2 horas antes de transferirlo a un recipiente hermético.
Lo almacenaremos a temperatura ambiente durante un máximo de 2-3 semanas. 

ENSALADA DE PATATA JAPONESA

La ensalada de patata japonesa es otra importación de la cocina occidental, a este tipo de platos se los conoce como yoshoku y son bien acogidos por los japoneses. La ensalada de patata japonesa clásica está hecha de puré de patatas (dejando algunos trozos), rodajas de pepino y zanahoria, huevos y a veces, jamón cocido. Los ingredientes no difieren de la versión occidental, pero esta es más sabrosa, ya que la versión nipona lleva mayonesa japonesa, la cual es mas cremosa y tiene un sabor más dulce y rico.

Ingredientes para 6 personas:

  • 2 patatas
  • ½ cucharadita de sal 
  • 1 huevo cocido
  • 1/2 zanahoria cocida
  • ¼ taza de maíz dulce
  • 1/2 pepino 
  • ⅓ taza de mayonesa japonesa* (ver nota)
  • Pimienta negra recién molida

Elaboración:

Pelamos las patatas y las cortamos en trozos de 2 cm. Deben ser más o menos del mismo tamaño para que al cocerlas se hagan al mismo tiempo. Las ponemos en una olla junto con agua fría para que se calienten lentamente y se cocinen uniformemente. 

Cocemos las patatas a fuego alto. Después de que el agua hierva, bajamos el fuego a medio y cocinamos hasta que al clavar un tenedor, este atraviese la patata sin problemas, aproximadamente 10 minutos. Una vez cocidas las escurrimos y las volvemos a poner en la olla a fuego medio durante un minuto moviéndolas en sentido circular para que no se quemen, de esta forma eliminaremos el exceso de agua que pueda quedar en las patatas.

Machacamos las patatas hasta conseguir un puré, pero dejando algunos trozos pequeños para aportar textura. Espolvoreamos con sal y las transferimos a un recipiente grande donde lo dejaremos enfriar a temperatura ambiente.

Mientras tanto preparamos el huevo cocido. Retiramos la cáscara y con un tenedor, en un tazón pequeño, lo machacamos hasta conseguir un puré. Reservamos.

Por otro lado cortamos la zanahoria  por la mitas y la picamos en medias rodajas finas y lo mismo con el pepino.

Por último lo mezclamos todo en un bol y añadimos la mayonesa. Removemos bien para que los ingredientes y la salsa se mezclen bien. Dejamos que se enfríe en la nevera hasta el momento de servirla.

*NOTA: Si no tenemos mayonesa japonesa podemos sustituirla por la siguiente mezcla:

MAYONESA JAPONESA CASERA

  • 1 taza de mayonesa hellmann’s
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz 
  • 1 cucharada de azúcar.

Lo mezclamos todo hasta que el azúcar se disuelva por completo

5 RECETAS DE RAMEN FÁCILES DE PREPARAR

5 recetas de ramen fáciles de preparar

El ramen es uno de los platos de la cocina japonesa que más popularidad a tenido en todo el mundo, además en poco tiempo. Hacer ramen en casa puede ser una tortura, pero aquí os dejo 5 recetas de ramen fáciles de preparar. Con estas recetas podremos disfrutar de este riquísimo plato sin tener que pasar un día entero en la cocina.

5 recetas de ramen fáciles de preparar

miso ramen picante

1. MISO RAMEN PICANTE

Esta receta de ramen es una de mis favoritas por dos motivos: es muy fácil de preparar y está riquísima. El ramen es un plato muy laborioso que requiere de muchísimas horas de cocción para conseguir un caldo perfecto. Hay un sin fin de variedades dependiendo de la región de Japón en la que se consuma y dependiendo de los ingredientes y el método de elaboración que se utilice. La preparación de este plato es todo un arte.

Receta aquí


mazemen

2. MAZEMEN

Un mazemen, básicamente es un plato de ramen sin caldo, con toppings que se mezclan junto con los fideos. En realidad es una idea genial para los que quieren tomar ramen, pero no quieren sopa. Este tipo de plato se está haciendo muy popular en Japón y es ideal para explorar nuevas técnicas y sabores en cuanto a ramen se refiere. El que he preparado hoy es frío, lleva bacon, lechuga y tomate, yo he hecho unas pequeñas variaciones para hacerlo mas rápido ya que algunos de los ingredientes que se utilizan para este plato tardan en elaborarse. aquí os dejo la receta


tsukemen

3.TSUKEMEN

Este rico tsukemen con panceta crujiente, aderezo de soja y aceite de chile, os robará el corazón. A veces me lo preparo para desayunar y os invito a que vosotros también lo probéis, es una maravillosa forma de comenzar el día, comiendo fideos japoneses!

Receta aquí


ramen vegano

4.RAMEN VEGANO

Este ramen vegano que hoy os presento no tiene absolutamente nada que envidiar al tradicional, a la hora de prepararlo en casa lo prefiero – tanta grasa en mi cocina me resulta un poco desagradable – este es sencillo de preparar y mas rápido que el tradicional. Es muy rico en sabor y texturas y además muy sano.

Receta aquí


hiyashi chuka

5.HIYASHI CHUKA

Cuando nos referimos a ramen siempre tendemos a pensar en estos deliciosos fideos en caldo caliente como el riquísimo misoramen, pero en verano en Japón se comen fríos, son un plato muy típico en esta estación y su nombre en japonés es Hiyashi chuka. Solo hay que cocerlos, enfriarlos y acompañarlos con varios ingredientes como tortilla, pepino, cangrejo, gambas…, es un plato muy fácil de preparar y esta increíblemente bueno.

Receta aquí

BONIATO ASADO CON SALSA SRIRACHA Y LIMA

Que sería del otoño sin los deliciosos boniatos, dulces y de textura suave…me encantan. Como más me gustan son asados, además es la forma mas sencilla de cocinarlos, solo hay que envolverlos en papel de aluminio y al horno.

Hace poco vi una receta en la que los aderezaban con sirope de arce y salsa harissa -la harissa es una salsa marroquí picante a base de pimiento- y esta receta me dio una idea. En vez de harissa ¿por qué no salsa sriracha? la sriracha también es una salsa picante pero con un toque dulzón y si el boniato ya es dulce, tampoco le vendría mal un toque ácido con unas gotitas de lima.

El resultado ha sido un plato sencillísimo y delicioso. Para los que pensáis que la salsa sriracha tal vez sea difícil de encontrar, tengo que deciros que por ejemplo en alcampo la venden, por si no tenéis una tienda asiática cerca de casa.

Ingredientes:

  • boniato asado
  • lima
  • sal y pimienta
  • sriracha

La elaboración es muy sencilla, una vez que tenemos el boniato asado solo tenemos que abrirlo, salpimentarlo, regarlo con zumo de lima y añadirle salsa al gusto, cuidado que pica!

10 PLATOS JAPONESES TRADICIONALES DE OTOÑO

Hay una serie de platos en Japón que tradicionalmente se comen cuando el otoño llega, aquí tenéis diez de los mas populares:

1.SALMÓN DE OTOÑO

En otoño los salmones se acercan a Japón en su camino a sus ríos nativos. Los japoneses llaman a estos salmones “akiaji” o lo que es lo mismo, sabor de otoño, pues es esta la estación que anuncia su llegada. El nombre akiaji –para referirse a este salmón– se usa sobre todo en la isla de Hokkaido.

El salmón -y esto es algo que yo desconocía- es en realidad un tipo de pescado blanco que se alimenta de gambas antárticas que son de color rosa, de ahí el color rosado de su carne.

La mejor forma de comer el salmón es a la parrilla con mucha sal, es la combinación perfecta para el arroz blanco.


2.BONIATO ASADO

En otoño en Japón también es tradición comer boniato asado. Los boniatos allí tienen un aspecto diferente a los que consumimos aquí, allí la piel es rosa y el interior amarillo, aquí el interior de los boniatos es naranja. Para conseguir unos deliciosos boniatos los asaremos durante 50 minutos a 80 grados de temperatura, lo ideal es asarlos sobre carbón o leña pero si no tenemos la opción de hacer fuego, podemos utilizar el horno.

Al hacerlos a baja temperatura se realza el dulzor del boniato. 


3.CHAWANMUSHI

Otra receta típica de otoño en Japón, el chawanmushi. El chawanmushi consiste en una mezcla de huevo y dashi que junto con varios ingredientes se sirven en tazas de té y se cocina al vapor, chawanmushi literalmente significa “taza de té al vapor”. Se consume como aperitivo y puede tener diversas variantes dependiendo del relleno que se utilice, comúnmente se le añaden ingredientes que aporten sabores suaves a la mezcla de huevo como setas shitake, kamaboko, pollo o langostinos y siempre adornado con una ramita de mitsuba. 

Receta aquí

 


4.UVAS

Existen diferentes variedades de uvas, entre ellas la uva moscatel, la kyoho y la variedad mas popular en Japón, la koshu. Esta variedad de uva originaria de Katsumuna, es una uva super dulce y de un precioso color rosado.


5.ARROZ NUEVO

El arroz nuevo es un tipo de arroz que se recoge cuando el campo de arroz está aun dorado, son lo primero granos de la cosecha, se recogen y se ponen a secar durante dos semanas antes de pulirlo.

Para llamarse arroz nuevo este debe ser pulido y empaquetado antes del 31 de diciembre del año en el que ha sido cosechado. Este arroz es mas brillante, más dulce y tiene más aroma que el arroz normal.


6.FIDEOS SOBA

Los fideos soba son un plato super otoñal en Japón. Lo ideal es tomarlos frescos, pero si no tenemos la opción de hacerlos nosotros mismos o de ir a un restaurante especializado en fideos soba donde los elaboren, aquí os dejo unos consejos sobre la mejor manera de cocinar fideos soba secos:

  • deben cocerse en abundante agua y a fuego alto.
  • echar agua fría, no bajar el fuego cuando hierven, esto es muy importante!
  • antes de hervirlos ponerlos en remojo durante un poco mas que el tiempo de cocción que nos indique las instrucciones del paquete (unos 10 minutos). Pasado este tiempo cocerlos y estarán listo es 3 minutos. Haciéndolo de esta forma el centro y los extremos de los fideos se cocinaran al mismo tiempo.

 


7.CAQUIS SECOS

  caqui seco

caqui seco

Los caquis son la fruta otoñal por excelencia en Japón, pero ¿a qué no sabíais que esta fruta tiene tanta vitamina C como un limón y una sustancia astringente que actúa descomponiendo el alcohol? Los japoneses los toman secos para prevenir la resaca!

  

 

 


8.CASTAÑAS

Al igual que aquí, las castañas son unos de los frutos que dan la bienvenida al otoño, pero en Japón, al contrario que en España -donde las castañas las comemos asadas- estas se cocinan hervidas a fuego lento durante al menos 40 minutos, dejando una textura en las castañas similar a la de las patatas cocidas.

 

 


9.PAPARDA DEL PACÍFICO ASADA

La paparda es un pescado al que no estamos habituados, pero en Japón es super típico, sobre todo asado al grill. Nosotros podemos probar con la caballa.

La mejor manera de asarla es dándole un corte en la cresta, la parte mas gruesa, así el calor entrará más fácilmente. Seguidamente la pulverizaremos con sake, haciendo esto conseguiremos que el interior quede jugoso y el exterior crujiente. Además la espolvorearemos con sal uniformemente. La asaremos primero por una cara a fuego medio durante 10 minutos, cuando la piel comience a burbujear pasaremos al siguiente paso, la volveremos a pulverizar con sake para bajar la temperatura del pescado y que vuelva a calentarse. Por último le damos la vuelta y la cocinamos 8 minutos mas por el otro lado siguiendo los mismos pasos.


10. SETAS MATSUTAKE

Las setas matsutake son el último sabor de otoño japonés de nuestra lista. Con su característico sabor a pino, se pueden cocinar de muchísimas formas: en infusión, dentro de un nabe, con arroz o a la parrilla.

ENSALADA DE FIDEOS CON MELÓN Y ALIÑO DE MISO

Esta ensalada es ideal para disfrutarla en fin de semana, cuando nos da un poco de pereza cocinar pero nos apetece comer algo rico de verdad y ligero. Se prepara super rápido y es muy sana, además es vegana y libre de gluten.

Ingredientes para 2 personas:

  • 150 g de fideos de arroz
  • 4 cucharaditas de pasta de miso blanco
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas de sirope de arroz (opcional)
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo tostado
  • 1 melón cantaloop
  • 1/2 pepino
  • rúcula
  • 1 puñado de cacahuetes
  • 1/2 manojo de cilantro
  • sal marina

Cocinamos los fideos de arroz según las instrucciones del paquete y una vez cocidos los enjuagamos rápidamente con agua fría y los colamos.
Para el aliño, mezclamos la pasta de miso, el vinagre de arroz, el jarabe de arroz y el aceite de sésamo en un bol.

Cortamos la mitad el melón y ayudándonos con un “parisien” – así es como se llama el instrumento para hacer las bolitas-  vamos sacando bolitas como si de helado se tratase del interior de nuestro melón. Alternativamente, si no queremos hacer bolas o no tenemos el utensilio para hacerlas podemos simplemente pelar el melón y cortarlo en cubos.

Por otro lado corte el pepino en rodajas finas. Picamos los cacahuetes tostados y cilantro.
Mezclamos todos los ingredientes y termine con el aderezo y sal al gusto.

ALMEJAS CON LEMONGRASS AL ESTILO VIETNAMITA

Hay tres cosas maravillosas en esta receta: la combinación perfecta entre las almejas y el mágico sabor del lemongrass; la suave pero contundente acidez del tomate y el limón; el poder zamparte una baguette enterita mojándola en la deliciosa salsa de este plato. 

Ingredientes para 2 personas:

  • 24 almejas grandes
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 2 ramas de lemongrass
  • 1/2 taza de chalotas picadas
  • 1/2 taza de apio picado
  • 2 dientes de ajo picado
  • 4 rodajas de jengibre fresco
  • 2 tazas de agua
  • 1 limón partido por la mitad y cortado en láminas finas
  • 1/2 taza de tomate entero en lata picado
  • 1/4 de taza de tallos de cilantro picados
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • 1 cucharadita de salsa sambal oelek
  • 1 cucharadita de azúcar moreno de caña

Elaboración

Para lavar las almejas las pondremos en un bol con agua y sal para que se abran y suelten la arena y la suciedad que tengan dentro, las dejaremos en agua una hora en el refrigerador.

En una olla o wok, a fuego medio, pondremos a calentar el aceite y una vez caliente añadiremos el lemongrass, la chalota, el ajo, el jengibre y el apio, saltearemos durante 2 o 3 minutos hasta que comiencen a ablandarse. Subiremos el fuego y añadiremos las almejas, removeremos y añadiremos el agua. Con la olla tapada lo dejaremos cocer durante 6 u 8 minutos hasta que las almejas se abran, si hay alguna que no se abre la descartaremos.

Una vez abiertas añadiremos el tomate, la salsa de pescado, el sambal, el limón, el cilantro y el azúcar. Removemos para que todo se mezcle bien y dejaremos cocer unos 3 -5 minutos.

Lo serviremos bien caliente, acompañado de pan de baguette.

SOPA TOM YUM

La sopa tom yum es la más famosa de la cocina tailandesa. Se trata de una sopa de langostinos con un punto picante y muy aromatizada, con unos matices cítricos muy interesantes. Durante mi viaje por Tailandia, este fue uno de mis clásicos. Esta sopa nunca me fallaba, tan rica, picante, aromática…una delicia, además se prepara en apenas unos 15 minutos.

Disfrutar de esta delicia tailandesa es muy fácil, así que ¿por qué no convertirla en nuestra sopa habitual? Yo ya lo he hecho!

Ingredientes:

  • 500 ml de caldo de pollo
  • 200 ml de leche de coco
  • 150 gr de langostinos pelados
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada y media de salsa de pescado
  • 1 cucharada de pasta tom yam Suree
  • 1 tallo de lemon grass
  • el zumo de una lima
  • 120 gr de champiñones de ostra
  • cilantro

Elaboración de la receta:

Primero preparamos las verduras, con un cuchillo pelamos y chafamos los ajos, rompemos el tallo del lemon grass para que suelte todo su aroma y lo cortamos en trozos de unos dos centímetros, picamos el cilantro y cortamos, si es necesario porque son muy grandes, los champiñones de ostra.

En una olla ponemos a hervir el caldo de pollo, mientras que esperamos a que hierva iremos preparando la mezcla que añadiremos al final a nuestra sopa. En un bol ponemos 50 ml de leche de coco, una cucharada de pasta tom yum con su aceite, el zumo de una lima y una cuchara y media de salsa de pescado, removemos los ingredientes y reservamos.

Una vez que el caldo de pollo esta hirviendo le añadimos la leche de coco restante -150ml- he inmediatamente incorporamos el lemon grass y el ajo. Cuando la sopa vuelva a hervir añadimos las setas y dejamos cocer un par de minutos.

Incorporamos los langostinos y ponemos un poco de azúcar, cocinamos un minuto mas y apartamos del fuego. Para finalizar añadimos la mezcla de la pasta que será lo que le aportará a la sopa su sabor y color característico. Justo antes de servir añadimos el cilantro fresco picado.

KIMCHI BLOODY MARY

Cada vez proliferan más las versiones orientales de cocteles clásicos. Hemos presenciado el “boom” del sake, con el cual podemos preparar un sin fin de cocteles, entre ellos algunos tan clásicos como el “old fashioned” o como el famoso “mojito”. Versiones con ese toque oriental y atrevido que a algunos engancha. El último que he podido descubrir es una version del clásico bloody mary, con un toque muy especial.

Y voy a seros sincera, yo me he enganchado!

A base de col kimchi y salsa sriracha, el “kimchi bloody mary” es perfecto para los amantes de ese delicioso ingrediente coreano de maravilloso sabor fermentado.

El resultado es una amalgama de sabores que combinan armoniosamente en este atractivo coctel de color rojo.

Ingredientes para 8 bloody mary:

  • 450 gr de col kimchi
  • 1/4 de taza de salsa sriracha
  • 2 cucharadas de salsa worcestershire
  • 2 cucharadas de vinagre de vino
  • 1 litro de zumo de tomate
  • 2 tazas de vodka

Elaboración:

Por partes, batimos el kimchi con el jugo de tomate, la salsa Sriracha, la salsa Worcestershire y el vinagre hasta conseguir un puré. Una vez batido colocamos el puré en un colador de malla fina sobre un recipiente y colamos presionando suavemente sobre la parte sólida para extraer la mayor cantidad de jugo posible; deberíamos conseguir tener 6 tazas de mezcla de kimchi. Desechamos los sólidos.

Enfríe bien, sazonamos con sal y pimienta y agregamos el vodka. Lo servimos con hielo y adornado con alga nori y trozos de col kimchi.

 

SANDWICH DE COL KIMCHI Y QUESO CHEDDAR

Puede parecer una mezcla un poco rara pero os puedo asegurar que este es uno de los sandwiches mas sencillos y deliciosos que he probado en mi vida. La col kimchi combina super bien con el queso cheddar, nunca lo habría imaginado tal combinación, pero nada mejor para descubrirlo que probarlo. El proceso es bastante sencillo, se tuesta el pan con bastante mantequilla hasta que queda crujiente, mientras el queso comienza a fundirse en su interior y para rematar le añadimos a la ecuación la col kimchi bien escurrida para que no empape el pan. Ya veréis si lo probáis, que está para chuparse los dedos.

Ingredientes:

  • 2 rebanas de pan 
  • 1 cucharada de mantequilla salada
  • varias lonchas de queso cheddar
  • 2-3 cucharadas de col kimchi

Elaboración:

En una sartén o plancha ponemos a calentar la mitad de la mantequilla, cuando este caliente colocamos una rebanada de pan encima y colocamos el queso y la col kimchi sobre esta, cubrimos con la otra rebanada y a fuego medio dejamos que se tueste el pan, cuando veamos que a tomado color, con mucho cuidado le damos la vuelta al sandwich procurando que no se nos desmonte y añadiendo el resto de la mantequilla a la sartén para que el otro lado del pan se tueste.

DOUBLE CHEESE RAMEN BURGER

La burger ramen se ha popularizado rápidamente por todo el mundo. Su creador es el chef Keizo Shimamoto y os preguntaréis: ¿cómo un cocinero llega a inventar un plato como este? Pues siendo un verdadero amante del ramen!

Keizo debutó en el mercado de comida al aire libre de Smorgasburg, en Brooklyn, Nueva York. Este mercado se ha convertido en el epicentro de la comida callejera en el mundo y es allí donde surgió la idea de la hamburguesa de ramen y donde triunfó.

Creo que está bastante claro porque fue así:

Los fideos frescos de ramen se cuecen y se prensan en forma de “bollos”, luego estos son ligeramente tostados en aceite de sésamo. Son un poco crujientes en el exterior y en su interior suaves y jugosos. Cuando se muerden, el ramen se separa en la boca, no en la mano.
Y que mejor para acompañar estos bollos de ramen que una jugosa hamburguesa de ternera en una cama de lechuga, queso y cebolla.

Vamos allá con la receta!

Para una super ramen hamburguesa doble con queso utilizaremos:

  • 1 paquete de fideos ramen
  • 1 huevo
  • 2 hamburguesas de ternera
  • 2 lonchas de queso especial para hamburguesas
  • lechuga rizada
  • cebolla roja encurtida
  • aceite de sésamo

Comenzamos preparando nuestros “bollos” de fideos ramen. Cocemos los fideos de acuerdo a las instrucciones del paquete, una vez cocidos los enjuagamos para enfriarlos un poco y los escurrimos super bien. 

En un bol batimos el huevo y añadimos los fideos, mezclamos bien para que los fideos se impregnen completamente de huevo.

Calentamos media cucharada de aceite de sésamo en un a sartén antiadherente y ayudándonos de un molde redondo pondremos la tercera parte de la mezcla de fideos en el molde, dejaremos que se tuesten un poco, desmoldaremos y con mucho cuidado les daremos la vuelta con una espátula. Lo cocinaremos hasta que estén dorados por ambos lados. 

Repetiremos el proceso dos veces mas -recordando ir añadiendo un poco de aceite a nuestra sartén cada vez que vayamos a hacer un bollo para que no se nos pegue- y reservaremos.

Ahora le toca el turno a las hamburguesas, las hacemos por ambos lados al punto.

Seguidamente montaremos nuestra ramen hamburguesa, para ello colocaremos un bollo en la base, sobre este algunas hojas de lechuga rizada, sobre esta una hamburguesa, el queso y la cebolla. Encima otro bollito de ramen y lo mismo en este orden, lechuga, hamburguesa, queso, cebolla y bollo.

Ya tenemos lista nuestra ramen hamburguesa doble con queso. Bon appetit!!

 

 

 

SPICY TOFU POKE BOWL

Poke (pronunciado “poh-kay”) significa “cortar” en hawaiano. Tradicionalmente este plato se prepara con la parte más barata y firme del pescado, como la cabeza o la cola, cortándolo en cubos gruesos. Habitualmente se utiliza ” ahi” (atún) o “tombo” (atún blanco). Nosotros en esta receta no vamos a utilizar pescado, lo haremos vegetariano, con tofu como ingrediente principal, setas y algas wakame, en la receta incluyo el tobiko (huevas de pescado) que es de origen animal pero es un ingrediente opcional.

Ingredientes para 4 personas:

  • 170 gr de setas shiitake, tallos eliminados, cortadas en rodajas finas
  • 1/3 de taza de azúcar
  • ½ taza más 5 cucharaditas de salsa de soja
  • ½ taza más 5 cucharaditas de vinagre de arroz 
  • 1½ tazas de arroz de sushi 
  • Sal 
  • 2 cucharadas de alga wakame seca 
  • 5 cucharaditas de pasta de judías negras picante
  • 1 cucharada de miel
  • 1½ cucharaditas de aceite de sésamo tostado
  • 400 gr de tofu firme, escurrido y cortado en cubos
  • 3 cebolletas, en rodajas finas en diagonal
  • ¼ taza de cacahuete sin sal, sin tostar, cocido en grano
  • Tobiko (para servir, opcional)

Elaboración:

Comenzamos poniendo las shiitake, el azúcar, la soja, el vinagre y el agua en un cazo a fuego medio-alto y cocinamos, revolviendo de vez en cuando, hasta que el azúcar se disuelva aproximadamente unos 5 minutos. Transferimos solo las setas a un tazón mediano y aparte dejamos enfriar la salsa, una vez fría la volveremos a verter sobre las setas. Lo cubrimos todo junto y lo enfriamos por lo menos durante 1 hora.

Mientras tanto, lavamos el arroz hasta que el agua salga clara (esto elimina el almidón superficial y evita que el arroz se vuelva gomoso).  En una cacerola mediana ponemos la misma cantidad de agua en volumen que de arroz, o sea una taza y media de agua.
Ponemos el arroz a hervir tapado, una vez que hierva reducimos el fuego al mínimo y cocinamos durante 10 minutos, en este proceso no quitaremos la tapa en ningún momento. Lo retiramos del fuego y dejamos reposar, cubierto durante unos 15 minutos.

Por otro lado pondremos en remojo las algas wakame en ½ taza de agua fría en un tazón pequeño hasta que se re hidraten, unos 6-8 minutos. Las escurrimos bien y en un recipiente pequeño y las mezclamos con la pasta de judías negras, la miel, el aceite, las cinco cucharaditas restantes de salsa de soja y las cinco restantes de vinagre de arroz. Agregamos el tofu también a la mezcla y sazonamos. Dejamos reposar 10 minutos para que los sabores se mezclen. Probamos de nuevo y volvemos a sazonar si es necesario.

Por último dividimos el arroz entre los cuencos y sobre este colocamos la mezcla de tofu, las shiitake, el cebollino picado, los cacahuetes y algo de tobiko (este último es opcional).

ZARU SOBA

Los zaru soba son uno de los platos más populares en Japón durante sus calurosos meses de verano y como en España de calor vamos bien sobrados porque no disfrutar también aquí de este plato ligero y refrescante.

Zaru Soba es un plato de fideos frios elaborados con harina de trigo sarraceno y servidos con una salsa a base de soja y dashi llamada tsuyu (つ ゆ). La palabra zaru en japonés significa “un colador” y de ahí derivó el nombre de este plato ya que este es servido en un colador de bambú. 

Para algunos esta receta puede resultar algo sosa, pero la maravilla de disfrutar de estos fideos es apreciar su sabor aderezado con la salsa, pero siempre destacando en sabor del fideo.

¿Como se comen?. Primero mezclamos la guarnición con la salsa y luego vamos sumergiendo los fideos levemente en esta, remarco lo de levemente, porque así degustaremos mejor el sabor de la pasta, una vez  terminados los fideos podemos añadir a la salsa restante un poco de agua caliente donde previamente se han cocido los fideos y que contiene el almidón de estos y bebérnosla, delicioso!.

Los fideos soba son muy ricos y tienen muchas propiedades beneficiosas para la salud, en Japón de dice que si comes mucho fideo soba vivirás más. Además previene y mejora la arteriosclerosis y la hipertensión.

Ingredientes para seis personas:

  • 1 taza de nueces
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 tazas y 1/4 de caldo dashi (a temperatura ambiente)
  • 3/4 de taza de kaeshi (a temperatura ambiente)
  • 340 gramos de fideos soba
  • daikon rallado
  • wasabi
  • cebolleta

En un procesador de alimentos y en un mortero moleremos las nueces junto con el azúcar hasta que formen una pasta suave, le añadimos entonces 3 cucharadas de tsuyu (el tsuyu es la mezcla resultante de mezclar el kaeshi con el caldo dashi). Reservamos.

En un tazón pequeño, mezclamos el dashi con el kaeshi, los repartimos en los diferentes boles y reservamos. Por otro lado rallamos el daikon y lo escurrimos bien apretando con nuestras manos para eliminar el agua y que nos quede compacto. Picamos la cebolleta y preparamos en wasabi.

En una olla grande de agua hirviendo cocinamos los fideos siguiendo las instrucciones del paquete, unos cuatro minutos. Una vez cocidos los escurrimos ayudándonos de un colador y los sumergimos en agua fría con hielo, volvemos a escurrirlos y los enjuagamos bajo el grifo con agua fría. Seguidamente volvemos a sumergirlos en agua helada y por último los escurrimos y dividimos en los platos. 

Serviremos los fideos inmediatamente junto con las salsas donde los sumergiremos y las guarniciones.

Kaeshi ( caldo base para noodles)

  • 1 taza de salsa de soja
  • 2 cucharadas y 1/2 de mirin
  • 2 cucharadas y 1/2 de azúcar

En un cazo combinamos la salsa de soja, el mirin y el azúcar. Llevamos a ebullición y cocinamos hasta que el azúcar se disuelva, 2 o 3 minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar completamente.

ALIOLI DE TOFU

Este plato es perfecto para los calores del verano, agosto puede hacerse muy duro en los sitios donde el calor aprieta y con estas temperaturas lo que nos pide el cuerpo son cosas frescas y ligeras. Os propongo unos maravillosos crudités acompañados de un alioli de tofu seda con ajo tostado. La textura de este alioli prácticamente es la misma y el sabor del tofu y el ajo asado juntos un acierto! Al utilizar ajos asados y tofu su sabor es mucho mas suave y ya os digo que se repite menos, algo importante cuando comemos alioli.

Ingredientes

Para el alioli:

  • 1 cabeza de ajo, además de 3 dientes
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • el zumo de un limón
  • 340 g de tofu seda
  • 1 cucharadita de sal escamosa del mar, o al gusto

Para acompañar:

  • 2 remolachas medianas cocidas peladas y cortadas en trozos
  • coliflor cortada en floretes y al horno
  • 3 zanahorias pequeñas cortadas por la mitad
  • tomates cherry
  • cebolleta a la plancha
  • hojas de endivias
  • pepino cortado en rodajas

Precalentamos el horno a 200 ° C

Cortamos la parte superior de la cabeza de ajo y ponemos el resto en un pequeño trozo de papel de aluminio. Rociamos con aproximadamente la mitad de una cucharada de aceite de oliva y cerramos bien el paquetito. Nota: Mientras que se hace el ajo podemos utilizar también el horno para hacer la coliflor.
Asamos el ajo durante 45-60 minutos, hasta que los dientes estén bien tiernos y ligeramente dorados. Cuando el ajo esté listo y se enfríe lo suficiente para manejarlo, lo sacamos de su piel y lo añadimos al procesador de alimentos.
Seguidamente preparamos el resto del ajo. Añadimos el zumo el limón y el ajo a un tazón pequeño y aplastamos los dientes con un tenedor, reservamos.
Agregamos el tofu seda al procesador de alimentos junto con el ajo asado y mezclamos, agregamos la sal de mar escamosa, alrededor de la mitad del ajo en jugo de limón y el resto del aceite de oliva, mezclamos. Probamos de sabor por si tuviésemos que agregar mas sal o mas ajo.
Dejamos reposar la mezcla durante 5-10 minutos para permitir que los sabores se mezclen. 
Es la hora de preparar las verduras. Organizamos las verduras en tazones individuales o en un plato grande. Ponemos el alioli en un tazón y lo servimos junto a las verduras.
 

ENSALADA CHINA DE PEPINO

Los pepinos son lo mejor del verano, bien es cierto que podemos conseguirlos durante todo el año en los supermercados, pero a mi parecer en verano es cuando saben mejor, yo los cultivo en mi huerto y su sabor es increible, no se parece en nada al pepino de supermercado, su sabor es sublime!

Esta ensalada guarda matices de la cocina de Xian, el frescor del pepino se combina con el amargor del vinagre negro y el picante del chile. Simple y sabrosa.

Ingredientes para dos:

  • 1 cucharada de vinagre negro
  • 1 cucharadita de aceite picante de chile
  • 1 cucharadita de aceite de sesamo
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 1/4 de cucharita de sal
  • 1 pepino francés
  • 1 cucharadita de semillas de sésamo tostadas
  • 2 cucharadas de cacahuetes tostados

Elaboración:

Batir en un bol el vinagre, el aceite de chile, el aceite de sésamo, el azúcar y la sal hasta que el azúcar esté disuelta.

Cortar el pepino en rodajas y mezclar con el resto de ingredientes de la salsa. Una vez mezclado añadir los cacahuetes. Listo!

CREPES DE PATATA CRUJIENTES AL ESTILO DE SICHUAN

Estos crepes de patata están aromatizados con algunos de los ingredientes más representativos de la cocina de Sichuan. El jengibre, el ajo, el chile, la pizca de vinagre y los granos de pimienta de Sichuan condimentan este crepe de patata único y crujiente que, acompañado de un huevo frito, bien podría convertirse en el perfecto desayuno oriental.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 patata grande pelada
  • ¼ cucharadita de copos de chile rojo
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 cebolleta, en juliana
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de jengibre picado
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1 cucharadita de vinagre de arroz
  • 4 huevos, más 1 para la mezcla de patata
  • ¼ taza de aceite vegetal
  • 2 cucharaditas de pimienta de Sichuan

Rallamos la patata, una vez rallada la escurrimos lo mas que podamos para eliminar el agua de la patata. En un bol mezclamos la patata con el resto de ingredientes y uno de los huevos, lo mezclamos todo bien.

En una sartén calentamos el aceite y freímos un poco de la pimienta de sichuan sin dejar que se nos queme. La retiramos y en ese mismo aceite freímos nuestros crepes de patata. Dividimos la mezcla de patatas en cuatro porciones y las ponemos en la sartén. Utilizaremos una espátula para presionar cada crepe y los cocinaremos hasta que se doren por ambos lados (5-8 minutos), moviéndolos de vez en cuando para que no se peguen a la sartén. 

Por último freímos los huevos y los servimos junto a los crepes de patata espolvoreando todo con un poco de chile para aderezar.

    TÉ MATCHA HELADO CON ZUMO DE SANDÍA

    Esta es sin lugar a dudas una bebida super refrescante, natural y que además nos ayuda a ponernos las pilas. Té matcha con zumo de sandía muy muy frío. El zumo de sandía endulza el matcha y lo vuelve caramelo, es una combinación espectacular.

    Se prepara en un momento, aquí están los ingredientes que necesitaréis para dos vasos:

    • 2 tazas de sandía fresca en cortada en cubos
    • 1/2 taza de agua
    • 1 cucharadita de matcha
    • hielo

    Por un lado preparamos el té matcha y por otro licuamos la sandía hasta conseguir un zumo muy suave, sin grumos.

    En dos vasos llenos de hielo vertemos en primer lugar el zumo de sandía y muy poco a poco añadimos el té matcha para que no se mezclen y obtengamos ese efecto tan bonito de color.

    TEA EGGS, HUEVOS COCIDOS EN TÉ NEGRO Y SOJA.

    Ingredientes:

    • 6-8 huevos (hasta 12 si lo desea)
    • 2 cucharadas de hojas de té negro
    • 120 ml de salsa de soja
    • 2 anises estrellados
    • 2 piezas de piel de naranja seca (opcional)
    • 1 rama de canela
    • 1 cucharada de azúcar morena

    Elaboración:

    Poner los huevos en una olla de agua fría y hervir durante 10-12 minutos a fuego medio. Escurrir los huevos, remojarlos en agua fría y golpearlos suavemente en todos sus lados con la parte posterior de una cuchara.  Hay que hacerlo suavemente, así que tened cuidado de darles demasiado fuerte. Esto permitirá que la mezcla de té se filtre por dentro de la cáscara para crear el efecto mármol, así como para aromatizarlos.

    En otra olla agregar 4 tazas de agua y todos los ingredientes de la receta, incluyendo los huevos cocidos que previamente hemos cascado. Lo llevamos a ebullición, bajamos el fuego y lo dejamos cocer a fuego lento durante 3 horas.

    Por último dejar enfriar en la mezcla de té. si queremos podemos dejarlos en la mezcla toda una noche para obtener más intensidad en los sabores.

    ONIGIRI “DECONSTRUIDO” DE SALMON, TOMATE ASADO Y UMEBOSHI

    Esta receta es muy sencilla de preparar e ideal para servir en una reunión con amigos. El tomate asado aporta umami al plato y combina perfectamente con el sabor del umeboshi.  En vez de prensar el onigiri he dejado los ingredientes al descubierto para que los sabores se degusten por capas y no se mezclen. 

    Os gustará!

    Ingredientes:

    • 2 filetes de salmón fresco
    • 1 hoja de alga nori
    • 1 tomate asado mediano
    • puré de umeboshi
    • 1 taza de arroz cocido

    Elaboración:

    Primero de todo vamos a asar el tomate. En una bandeja de cristal para horno colocamos el tomate cortado por la mitad, lo regamos con aceite de oliva, un poco de oregano y salpimentamos. Lo asaremos a baja temperatura durante una hora o hasta que esté completamente asado. Cuando se enfríe un poco para poder manipularlo lo dividiremos en ocho porciones.

    Por otro lado, cuando el tomate este ya listo, haremos los filetes de salmón a la plancha con un poco de aceite hasta dorarlos, más o menos durante unos 5 minutos, queremos que por dentro estén un poco crudos para que el pescado quede jugoso. Apartamos para que se enfríe y lo desmenuzamos.

    Cogemos el alga nori y la cortamos obteniendo cuatro cuadrados los cuales cortaremos en diagonal quedándonos ocho triángulos.

    Sobre estos triángulos colocaremos una cucharadita de arroz, un poco de salmón, pasta de umeboshi y una porción de tomate asado.

     

    CÓMO HACER SALSA PONZU

    La salsa ponzu es un básico de la cocina japonesa, casi tanto como la salsa de soja. Se utiliza sobre todo como aderezo para diversos platos de carne, pescado, verduras o tofu. Es una salsa refrescante y ácida, ya que su base es el yuzu, un cítrico japonés parecido al limón y la lima. Esta salsa la podéis encontrar preparada en los supermercados orientales pero es mucho mejor hacerla en casa

    Cómo hacer salsa ponzu

    Ingredientes:

    • 1/4 de taza de mirin
    • 1/4 de taza de vinagre de arroz
    • 1 taza de salsa de soja
    • 3/4 de taza de zumo de limón
    • 3 cm de alga kombu

    Elaboración:

    En un cazo ponemos a hervir el mirin durante 15 segundos para eliminar el alcohol, pasados los 15 segundos retiramos del fuego. Agregamos la salsa de soja, el vinagre y el zumo. Añadimos el alga, la tapamos y dejamos reposar en la nevera una semana antes de consumirla, pasado este tiempo la salsa puede conservarse hasta seis meses en la nevera para volver a consumirla.

    SWEET BUNS

    Los bollos al vapor son un alimento básico en el norte de China, a diferencia de los tradicionales rellenos de cerdo, estos son dulces y los he rellenado con un puré de arándanos. Normalmente el rellenos se hace con azúcar morenos, pero yo he querido darle un toque afrutado y ácido.

    Ingredientes para la masa:

    • 300 g de harina para todo uso
    • 2 cucharaditas y media de levadura húmeda
    • 2 cucharadas de azúcar
    • 150ml de agua o 20ml más si es necesario
    • Una pequeña pizca de sal

    Preparamos agua caliente, a alrededor de 35 ° C y añadimos el azúcar para que se disuelva, seguidamente añadimos la levadura. Mezclamos bien y reservamos durante unos 5 minutos. 
    Colocamos la sal y la harina en un tazón grande. Añadimos el agua con la levadura lentamente a y removemos.
    A continuación, amasamos la mezcla hasta conseguir una masa suave. Cubrimos la masa con papel film y dejamos reposar durante aproximadamente 1 hora o hasta que la masa duplique en tamaño.
    Cuando la masa tenga el doble de su tamaño, la sacamos del recipiente y la golpeamos para sacar el aire.
    A continuación, dividimos y cortamos la masa en pequeñas porciones con las que formaremos bolas que mas tarde ayudándonos con un rodillo estiraremos hasta conseguir los círculos u obleas en los que colocaremos nuestro relleno. 

    Para el relleno:

    • arándanos
    • azúcar moreno
    • zumo de limón

    En un bol colocamos los arándanos, el azúcar y el zumo de limón, lo dejamos reposar 20 minutos, pasado este tiempo con un tenedor machacamos los arándanos para que suelten el jugo y se deshagan.

    Para rellenar los bollos colocamos una cucharadita del relleno en el centro de nuestras obleas. Poco a poco iremos uniendo los bordes de cada oblea por el centro y retorciéndolos para sellarlos. Una vez todos rellenos y cerrados los colocamos en la vaporera sobre papel de hornear para que no se peguen. Ponemos la vaporera sobre una olla con agua a fuego medio, queremos que el agua comience a evaporarse pero no que hierva. Una vez que haya comenzado a desprender vapor los cocemos durante 15 minutos, pasado este tiempo retiramos la vaporera de la olla y dejamos los bollitos reposar dentro de esta 5 minutos más.

    MATCHA OREOS

    Esta es una receta top, puedo colocarla en el ranking de las 10 que mas me han gustado. Deliciosas galletitas de cacao rellenas de crema de té matcha, es que simplemente es imposible que no estén buenas!

    Son fáciles de preparar y el resultado es maravilloso, son mantequillosas y suaves. El cacao combina armoniosamente con el sabor amargo del té matcha, una delicia!

    Ingredientes para la masas de las galletas:

    • 2 tazas de harina de todo uso
    • 1 taza de cacao en polvo
    • 3/4 de cucharadita de sal
    • 1 1/4 de taza de mantequilla (ablandada)
    • 3/4 de taza de azúcar moreno
    • 1 cucharadita de extracto de vainilla 

    Precalentar el horno a 160 grados. En la bandeja del horno colocaremos una hoja de papel de hornear y la dejaremos a un lado hasta que vayamos a introducirla en el horno con las galletas.

    En un tazón pequeño, batimos juntos la harina, el cacao en polvo y la sal.

    En otro tazón mezclamos la mantequilla y el azúcar moreno hasta que estén completamente mezclados y formen una crema uniforme. Añadimos el extracto de vainilla. Lentamente agregamos la mezcla de ingredientes secos y batimos hasta que se combinen y formen la pasta de nuestras galletas.

    Transferimos la mezcla a la superficie de trabajo y amasamos para compactar la masa. Si es necesario, espolvorearemos la superficie con cacao en polvo y / o azúcar en polvo y trabajaremos con rapidez y cuidado. Desplegamos la masa y cortamos en círculos de 2 pulgadas. Transferimos las galletas a la bandeja de hornear. Volvemos a amasar los recortes sobrantes junto con la masa restante.

    Esta es una masa muy delicada, así que tratad de no manejarla más de lo que se necesita, y si se pone demasiado blanda, la metedla en la nevera o el congelador durante unos minutos para endurecerla.

    Una vez las galletas cortadas las hornearemos durante unos 20 minutos y las dejaremos que se enfríen.

    Ingredientes para el relleno:

    • 3/4 de taza de mantequilla sin sal, ablandada
    • 1 taza y 3/4 de azúcar glas
    • 1 cucharadita y media de té matcha
    • 3/4 de cucharadita de extracto de vainilla
    • Una pizca de sal 

    Batimos todos los ingredientes juntos y ajustamos la cantidad de matcha según la intensidad de sabor a té que queramos en nuestras galletas, pero sin pasarnos.

    Para rellenar las galletas:

    Metemos el relleno en una manga pastelera, si no tenemos manga pastelera podemos utilizar una bolsita de plástico cortando una de las esquinas. Colocamos una pequeña cantidad de relleno en el centro de la galleta y cubrimos colocando otra encima y presionado suavemente para que el relleno se esparza uniformemente hacia los bordes. Una vez todas las galletas rellenas las meteremos en la nevera unos minutos para que el relleno se endurezca un poco.

    COMO HACER SALSA YAKINIKU

    Podríamos decir que la salsa yakiniku es la salsa reina de las barbacoas japonesas, añade ese sabor extra que enriquece a la carne. Sus ingredientes en parte son similares a los de la salsa teriyaki, pero esta salsa es mas clara. La salsa yakiniku puede utilizarse para marinar la carne que mas tarde haremos en la barbacoa o para mojar los pedazos de carne una vez cocinados.

    Ingredientes:

    • 3 cucharadas de mirin
    • 3 cucharadas de azúcar
    • 5 cucharadas de salsa de soja
    • 2 cucharadas de semillas de sésamo tostadas
    • 4 dientes de ajo
    • 1 cucharada de aceite de sésamo
    • 4 cucharadas de cebolleta
    • 1/2 manzana rallada (opcional)

    Elaboración:

    En un cazo llevamos a ebullición el mirin a fuego medio durante 15 minutos para que el alcohol de evapore. Pasado los 15 segundos lo retiramos del fuego y aun estando caliente lo transferimos a un bol con el resto de ingredientes y mezclamos. 

    Si vamos a utilizar la salsa para marinar carne entonces la cubrimos con papel film y la dejamos enfriar a temperatura ambiente y ya podremos utilizarla.

    Si la vamos a utilizar para mojar la carne entonces metemos en la nevera durante una hora para que los ingredientes reposen y se mezclen los sabores. Antes de utilizarla la colaremos y le añadiremos manzana rallada si queremos darle y  toque dulce y afrutado.

     

    BOL COREANO DE CERDO CON KIMCHI

    Esta receta es tan sencilla que os sorprenderá, esta lista en menos de 10 minutos. Utilizamos panceta ahumada y la salteamos con col kimchi, cebolla y salsa Gochujang (salsa coreana picante). La salsa y la col kimchi las podéis conseguir en cualquier supermercado oriental. Yo soy una flipada de la col kimchi, es uno de mis platos favoritos, por eso cualquier receta que incluya kimchi seguramente me gustará. Si no encontráis kimchi en ningún lado, siempre podéis prepararla vosotros, os dejo la receta aquí.

    Ingredientes:

    • 2 cucharadas de aceite
    • 250 gr de panceta ahumada
    • 1 cebolla grande, en rodajas finas
    • 2 tazas de col kimchi
    • 1 cucharadita y media de azúcar moreno
    • 1 cucharada de Gochujang (pasta de chile coreana)
    • 2 porciones de arroz de grano medio al vapor
    • 1 cebolleta picada

    Elaboración:

    En una sartén calentamos el aceite y freímos la panceta hasta que este dorada, entonces añadimos la col kimchi con su jugo, salteamos un minuto y agregamos la cebolla, el azúcar. Lo salteamos todo junto durante 3 minutos a fuego alto sin dejar de remover, por último añadimos la salsa gochujang y salteamos durante un minuto mas. Lo servimos sobre arroz cocido y acompañado de un poco de cebolleta picada.

    BREAKFAST YAKISOBA

    Esta receta la he extraído de un libro que me encanta, Ivan Ramen, love, obsession y recipes. Es la propuesta de Ivan Orkin al desayuno americano tradicional. Adiós a la granola y los muffins, bienvenidos sean los yakisoba! Para los que nos gusta desayunar salado esta receta es ideal.

    Esta receta de yakisoba es bastante sencilla, la única dificultad es la preparación del tare. El tare es el condimento que se le añade a estos fideos para aderezarlos, yo recomiendo tener tare ya hecho en la nevera para la próxima vez que queramos prepararlos. El resto de ingredientes pueden adquirirse en cualquier supermercado de barrio.

    Ingredientes para 2 personas:

    Para preparar el tare:

    • 250 ml de agua
    • 2 gr de alga kombu
    • 1 seta shitake seca
    • 2 cucharadas de sake
    • 2 cucharadas de mirin
    • 5 gr de katsuobushi
    • 5 gr de sal

    Para preparar los fideos:

    • 1 cebolla mediana en juliana
    • aceite vegetal
    • 2 dientes de ajo picados
    • 150 gr de col picada
    • 3 zanahorias medianas ralladas
    • 2 huevos
    • 300 gr de fideos yakisoba
    • 4 lonchas de chashu (podemos sustituirlo por bacon)

    Elaboración:

    En un bol combinamos el agua, el alga kombu y las shiitake. Dejamos que se hidraten durante al menos una hora y media o durante toda la noche en la nevera.

    Para hacer el tare combinamos el sake y el mirin en un cazo, lo calentamos a fuego medio y dejamos que hierva. Cocinamos durante 3 minutos y añadimos el alga kombu y la shiitake junto con el líquido donde has estado reposando. Lo calentamos a 80 grados, no queremos que llegue a hervir.

    Mantenemos esta temperatura durante 10 minutos y añadimos el katsuobushi, dejamos cocer 3 minutos mas y retiramos los sólidos escurriéndolos bien para que suelte todo el jugo. Entonces añadimos un poco de sal removiendo hasta que esta se disuelva y retiramos del fuego. Lo reservamos hasta que lo necesitemos.

    Por otro lado pondremos a hervir agua sin sal para cocer los noodles.

    Mientras que el agua se calienta, saltearemos en un wok la cebolla a fuego medio alto hasta que comience a caramelizarse, sobre unos 7 minutos. Añadir el ajo y cocinar durante 3 minutos, luego añadimos la col y las zanahorias, las cocinaremos hasta que comiencen a ablandarse, sobre unos diez minutos. Reservamos.

    En una sartén pequeña vamos a freír los huevos, lo ideal es que la yema quede blandita y líquida al romperla.

    Cocemos los noodles al dente durante al menos 3 minutos. Los escurrimos y añadimos a un wok con un poco de aceite, los salteamos a fuego alto durante 5 minutos. Añadimos los vegetales y lo salteamos todo junto, por último agregamos el tare y seguimos salteando durante 3 minutos mas.

    Dividimos los noodles en dos platos y sobre estos colocamos el huevo frito y el bacon.

    COMO HACER SALSA TERIYAKI

    Si os gustan los pescados, carnes o verduras a la brasa esta es vuestra salsa. En Japón la utilizan muchísimo en las barbacoas para dar sabor y brillo a los alimentos que se cocinan, de ahí su nombre, la palabra “yaki” significa parrilla y “teri” se interpreta como barniz. Es una salsa dulce y espesa a base de soja, sake y mirin a partes iguales, además de azúcar. Es muy fácil de preparar.

    Aqui tenéis la receta para una taza de salsa:

    • 5 cucharadas de salsa de soja
    • 5 cucharadas de mirin
    • 5 cucharadas de sake
    • 1 cucharada de azúcar

    Elaboración:

    En un cazo llevamos a ebullición el sake y el mirin durante 30 segundos para que el alcohol de evapore. Añadimos entonces el azúcar y removemos bien para que esta se derrita. Por último añadimos la salsa de soja y volvemos a hervir, una vez que hierva la apartamos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

    GUA BAO CON CERDO TAIWANES, KIMCHI Y PISTACHOS

    El baozi, más conocido como bao, es un panecillo dulce y esponjoso cocido al vapor de origen taiwanés. Su aspecto es muy similar al tradicional mantou chino. A los asiáticos, en contraposición a nuestro gusto por el pan con corteza, les gustan los panes con textura muy esponjosas, que se consiguen con la cocción al vapor. Su singular forma plegada como un libro desde su centro es aprovechada para rellenarlos con diferentes ingredientes.

    Los orígenes de esos baozi se remontan al período de los Tres Reinos (años 220-280). Zhuge Liang era un jefe militar que lideró el ejército del norte de China y venció a los bárbaros del sur. En el camino de vuelta a casa, las tropas debían cruzar un gran río y la tradición de la zona donde se encontraban marcaba que se sacrificasen a los hombres necesarios para arrojar sus cabezas al agua y apaciguar los espíritus. Zhuge Liang consideró aquello un exceso, y ordenó matar cincuenta animales del ganado y preparar con sus carnes unos bollos en forma de cabeza. De hecho “mantou”, como se denomina esta masa, significa también “cabezas de bárbaro”.

    Mi receta de Bao es bastante tradicional, está relleno de cerdo taiwanés con un encurtido de kimchi, cilantro fresco y pistachos. Esta variedad de bao se llama Gua Bao.

    La panceta se guisa con diferentes salsas, setas shitake, cebolla frita y especias, su sabor es intenso y delicioso, el kimchi le da el toque picante, el cilantro la frescura y los pistachos le aportan una textura crujiente. Podemos acompañarla de una salsa picante, para los que os guste un poco mas de picante en vuestro bao. Qué más se le puede pedir a un panecillo del tamaño de un bocado. Maravilloso!

    Ingredientes para la masa de 8 baos:

    • 2 tazas de harina para todo uso
    • 125 ml de agua templada
    • 2 cucharaditas de levadura húmeda
    • 1 pizca de sal
    • 2 cucharadas de azúcar
    • 1 cucharada de aceite de oliva 

    En un robot para amasar mezclamos todos los ingredientes y amasamos durante 9-12 minutos a velocidad baja hasta obtener una masa elástica y suave. Transferimos la masa a un bol formando una bola y cubrimos con un paño húmedo. Dejamos reposar alrededor de 1 hora hasta que la masa doble su tamaño.

    Cuando la masa haya doblado su tamaño, la pasamos a una superficie plana y volvemos a amasar. Dividimos la masa en ocho porciones formando bolitas. Amasamos cada una de las bolas durante 1 o 2 minutos hasta que queden suaves y con un rodillo rodamos las bolitas de masa hasta conseguir una forma ovalada como la de una lengua. 

    Cada lengua la plegaremos por el centro poniendo un trozo de papel de hornear para que no se pegue.

    Colocamos papel de hornear en la vaporera de bambú para que los bao no se peguen a la superficie. Ponemos la vaporera sobre una olla con agua a fuego medio, queremos que el agua comience a evaporarse pero no que hierva. Una vez que haya comenzado a desprender vapor colocamos los baos en los compartimentos de la vaporera y cocemos durante 12 minutos, pasado este tiempo la retiramos de la olla y dejamos los baos reposar dentro de la vaporera 5 minutos más.

    Ingredientes para nuestro cerdo taiwanés:

    • 500 gr de panceta (ya sea con piel o con piel)
    • 2 chalotas medianas, peladas y picadas en juliana
    • 3 setas secas shiitake (hidratadas)
    • 15g de azúcar de moreno
    • 2 cucharadas de salsa de soja ligera
    • 1 cucharadas de salsa de soja espesa
    • 2 cucharadas de vino Shaoxing o vino blanco seco
    • 3 dientes de ajo, cortados en rodajas
    • ¼ de cucharadita de pimienta blanca en polvo
    • 1 cebolleta verdes
    • Especias (o puede usar 1 cucharadita de polvo de especias chinas cinco)
    • 1 Anís estrellado
    • 1 hojas de laurel
    • 5 granos de pimienta de Sichuan (opcional)
    • 1 rebanada de jengibre

    Elaboración:

    Primero de todo pondremos las setas shiitake en remojo en agua templada. Por otro lado picamos la chalota en juliana y la freimos en aceite vegetal hasta que esté dorada, la escurrimos y reservamos.

    En la misma sartén retirando el exceso de aceite salteamos la panceta hasta que se dore, la transferimos a una olla y añadimos la salsa de soja, el vino, la salsa de soja espesa, el azúcar, las especias, el ajo picado en láminas, las setas shitake picadas y el agua donde hemos hidratado las setas. Además salpimentaremos, añadiremos una cebolleta y agregaremos 2 cm mas de agua a la olla. 

    Lo llevamos todo a ebullición y dejamos cocer durante 15 minutos a fuego lento. Pasados los 15 minutos agregamos la cebolla frita picada y seguimos cociendo durante 30 o 40 minutos más. En los últimos cinco minutos subiremos a fuego alto para que la salsa se espese y los ingredientes frían.

    Ingredientes para rellenar nuestros baos:

    • cerdo taiwanés
    • col kimchi
    • cilantro fresco
    • pistachos

    Para rellenar nuestros baos retiramos el papel del interior del bao, rellenamos con la panceta de cerdo, la col kimchi picada, algunas hojas de cilantro y los pistachos picados. 

    BRIOCHE DE TÉ MATCHA

    Soy muy fan del té matcha japonés, es un té que tiene una infinidad de propiedades para nuestro organismo y además esta buenísimo. El té matcha además tiene varios usos, uno de ellos es como ingrediente en postres y pasteles. Esta receta de brioche con matcha es un claro ejemplo del delicioso sabor que este té aporta a los pasteles. El sabor dulce y la textura suave del brioche contrasta con el sabor amargo del matcha convirtiendose en la mezcla perfecta.

    Ingredientes para 12 bioches pequeños o para 6 brioches pequeños y un pan

    Para la masa de brioche

    • 300g de harina de fuerza
    • 60 g de azúcar
    • Una cucharadita de levadura o la misma cantidad de levadura fresca (yo prefiero la fresca)
    • 125 g de leche entera
    • un huevo
    • 50 g de mantequilla, cortada en cubitos ya temperatura ambiente

    En un tazón grande, combinamos todos los ingredientes excepto la mantequilla y mezclamos hasta que se forme una masa densa y espesa.
    En una superficie lisa, comenzamos a amasar incorporando la mantequilla hasta que forme una bola suave; Alrededor de 8 minutos.
    Colocamos la masa de nuevo en el recipiente y la cubrimos con un paño, la colocaremos en un lugar cálido durante al menos 2 horas para que suba o hasta que doble su tamaño. 

    Para el relleno de matcha

    • 80g de leche
    • Una clara de huevo
    • 50 g de azúcar en polvo
    • 20 g de harina
    • 20 g de té verde matcha
    • 10 g de mantequilla

    Llevar la leche a ebullición. Mientras se está calentando mezclamos la clara y el azúcar en un recipiente hasta que estén combinados. Mezclamos la harina y el té verde matcha y batimos conseguir una mezcla homogénea.
    Cuando la leche esté hirviendo, la agregaremos a la mezcla de matcha sin parar de batir. Volvemos a colocar la mezcla en el fuego y cocinamos a fuego medio hasta que espese, agregamos entonces la mantequilla.
    En una bandeja para hornear forrada con film, extendemos la mezcla formando un cuadrado de alrededor de 20x15cm. Dejamos enfriar.

    Para formar nuestro brioche

    Quitamos el aire de la masa de brioche golpeándola suavemente, luego con un rodillo la extendemos formando en un rectángulo de 30x20cm. Colocamos el relleno de matcha en el medio, luego doblamos la masa sobre ella hacia el centro y sellamos las extremidades. volvemos a darle con el rodillo hasta formar en un rectángulo más largo, luego hacer un tour doble.

    ¿Qué es un tour doble? Es una forma especifica de plega la masa, aquí tenéis un esquema de como hacerlo.

    Repetir el plegado una vez más y luego volver a extender la masa en rectángulo un 30x20cm.
    Enrollamos la masa sobre sí misma para formar un tronco y cortamos los extremos, luego con un cuchillo afilado, cortamos en segmentos de 3 cm de grueso.
    Si vamos a hacer brioches pequeños untamos con mantequilla los moldes que tendrán forma de anillos de 5,5 cm de ancho y colocamos las rodajas de masa en ellos con el corte hacia arriba. Si  por el contrario queremos hacer un pan de brioche, cogemos seis trozos de masa y los colocamos en un molde rectangular para pan untado con mantequilla y la masa restante en los anillos.
    Una vez en los moldes cubrimos holgadamente con film y dejemos que crezca la masa durante 30 a 45 minutos.

    Mientras precalentaremos el horno a 180 ° C y hornearemos durante 15 a 20 minutos.

    Pasado este tiempo sacaremos los brioche del horno y los dejaremos enfriar. Ya solo queda disfrutar de estos maravillosos pastelitos franceses con el toque japonés del té matcha.

    PANCAKE JAPONÉS

    No sé si conocéis un postre japonés que se llama kasutera o castella (bizcocho de castilla). La castella es un bizcocho ultra esponjoso parecido a nuestro bizcocho de toda la vida, es de origen portugués y traído a Japón por mercaderes allá por le siglo XVI, de eso hace ya mucho tiempo y ahora la kasutera es una especialidad en la isla de Kyûshû y en Nagasaki. 

    Os cuento esto porque estos pancakes japoneses son en apariencia versiones mini de la kasutera. A diferencia de los pancakes americanos estos son gorditos y esponjosos, el sabor puede resultar el mismo pero la textura es otra cosa. 

    Estos pancakes se preparan utilizando un molde circular con algo de altura ya que la masa sube bastante. Son sencillos de hacer cuando se les pilla el truco, a mi el primero no me salió porque no controlé bien la temperatura de la sartén y puse demasiada masa en el molde. Así que animaos a prepararlos, están muy ricos y son muy bonitos. Ya me contaréis.

    Ingredientes:

    • 2 yemas de huevo
    • 60 gr de azúcar
    • 120 ml de leche
    • 180 gr de mezcla para tortitas
    • 4 claras de huevo 

    Elaboración:

    Batimos las yemas de huevo y le añadimos el azúcar, mezclamos bien y agregamos la leche y la mezcla de tortitas. Lo batimos bien para eliminar cualquier grumo y reservamos.

    Por otro lado vamos a montar las claras de huevo al punto de nieve, este paso es muy importante porque es lo que hará que nuestros pancake queden esponjosos. Una vez que tenemos las claras montadas las añadimos al resto de la mezcla con movimientos lentos circulares y ascendentes para que la masa se oxigene y no pierda el volumen.

    En una sartén antihaderente colocamos dos moldes de anilla circulares de 9 cm de diámetro y al menos otros 8 cm de profundidad. Añadimos la mezcla hasta la mitad del molde porque a medida que se vaya haciendo poco a poco irá subiendo. Los tapamos y dejamos que se vayan habiendo a fuego lento durante 10 minutos. Pasado este tiempo ayudándonos de unas pinzas para sujetar el molde y de una espátula les damos la vuelta y dejamos que se hagan por el otro lado durante 5 minutos más.

    Para servirlos los decoraremos con fruta fresca, en este caso he utilizado fresas, pero también podéis utilizar algún otro fruto rojo como la frambuesa o el arándano. Además podéis regarlos con sirope de arce. 

    Espero que os gusten!

    TSUKEMEN CON PANCETA CRUJIENTE

    Hace unos meses Raúl, autor del blog El oso con Botas, me invitó a participar en el desafío ¿Quién viene a cenar? y mi invitado es ni mas ni menos que el escritor japonés Haruki Murakami. He elegido una receta de ramen porque es un plato presente en algunas de sus obras y una seña de la identidad japonesa. Murakami San podrá deleitarse con este rico tsukemen con panceta crujiente y aderezo de soja y aceite de chile, espero que le guste.

    Ingredientes:

    Aceite de chile:

    • 1 cucharada de aceite
    • 2 dientes de ajo picados
    • 1 cucharada de chile en escamas

    Para el aderezo de soja:

    • 2 dientes de ajo picados
    • 1 cucharada de salsa de soja
    • 1 cucharada de mirin
    • 1 cucharada de vinagre de arroz
    • 1 cucharada de aceite de sésamo
    • 1 cucharadita de azúcar
    • 1/2 cucharadita de dashi granulado

    Para los noodles:

    • 1 porción de fideos de ramen
    • 4 rebanadas de bacon crujiente
    • 1 huevo cocido (ajitsuke egg)

    Como guarnición:

    • alga nori
    • cebolleta

    Preparación:

    Calentamos 1 cucharada de aceite en una cacerola pequeña a fuego medio-bajo. Agregamos el ajo y el chile y cocinamos, removiendo, hasta que la mezcla se caliente y comience a chisporrotear, aproximadamente 1-2 minutos. Cuidado que no se queme – ya que es una cantidad pequeña, hay que mantener el fuego bajo. Retiramos la sartén del fuego y dejamos a un lado para que se enfríe.

    Mezclar todos los ingredientes del aderezo de soja juntos en un bol. Reservar.

    Por otro lado cocinamos los fideos de acuerdo con las instrucciones del paquete y los escurrimos bien. Mezclamos los fideos con el aderezo de soja, al gusto. Colocamos los fideos en un tazón poco profundo y sobre estos colocamos el bacon y el huevo. Adornamos con tiras de algas y cebollas verdes. Serviremos con un buen chorro de aceite de chile. Mezclar y disfrutar!

    NOTA: Para obtener un huevo perfecto para nuestro ramen tenéis que llevar a ebullición agua en un cazo, una vez que el agua hierva metemos el huevo y lo dejamos cocer durante 1 minuto y 30 segundos. Pasado este tiempo lo meteremos en agua con hielo para detener la cocción.

    Ahora ya solo queda anunciar quien será mi sucesor en este reto, mi querida Maite del blog Xavi Likes Chocolate y su invitado, el incombustible…Iggy Pop!  

    SOPA WONTON. UNA SOPA Y DOS ESTILOS

    La sopa wonton, uno de mis platos favoritos de la cocina china. Un plato simple pero riquísimo. Como su nombre indica, el ingrediente principal de esta sopa son los wontons, unas empanadillas rellenas de carne muy populares en China y en el mundo entero. En China hay dos tipos de sopa wonton que pueden considerarse bastante populares. Una es una sopa clara, con camarones secos y verdura y la otra es una sopa wonton con aceite de chile, esta última es muy popular en la región de Sichuan, famosa por su cocina picante y por su pimienta. Misma sopa, distinto sabor!

    Ingredientes:

    • 1 paquete de envolturas wonton 
    • 1 manojo de hojas de verdura (opcional) (lechuga, bok choy o espinacas)
    • caldo de pollo

    Relleno de los wonton:

    • 2 cucharadas de cebolla verde finamente picada
    • ½ cucharada de jengibre rallado
    • 1 huevo
    • 1 taza de carne de cerdo picada
    • ½ taza de gambas picadas
    • ½ cucharadita de pimienta negra en polvo
    • ½ cucharada de aceite de sésamo
    • 1 cucharada de salsa de ostras
    • sal al gusto

    Ingredientes a añadir para la versión picante:

    • 1 cucharada de aceite de sésamo
    • 1 cucharada de salsa de soja
    • 1 cucharadita de aceite de chile
    • 1 cucharadita de vinagre negro
    • 1 cucharadita de ajo aplastado
    • Cebolla picada
    • sal al gusto

    Ingredientes para versión suave:

    • 1 cucharadita de camarones secos
    • 1 cucharadita de aceite de sésamo
    • Cebolleta picada
    • setas orejas de madera
    • sal al gusto

    Para hacer el relleno: En un tazón grande, combinar bien todos los ingredientes. A continuación, amasar hasta que el relleno se vuelva pegajoso.
    Para hacer los wontons: Colocar la oblea de wonton en el centro de la mano izquierda. Con una cuchara colocamos alrededor de 1 cucharadita de relleno de carne en el centro de la oblea. Humedecemos los bordes de la oblea con agua. Doblamos una esquina de la envoltura con la esquina opuesta para hacer un triángulo. Sostenemos el envoltorio con ambas manos y doblamos la esquina derecha de nuestro triángulo en primer lugar y luego la izquierda para sellarla con otra esquina. Tenemos que asegurarnos de presionarlos con firmeza para que queden completamente sellados.
    Para preparar los boles: en los diferentes boles, mezclamos todos los condimentos -dependiendo de la versión de la sopa, en un bol los condimentos de la sopa picante y en el otro los de la sopa suave- y reservamos.
    Hervimos el agua en un wok, una vez que comience a hervir, agregamos los wonton y cocemos durante 5 minutos. En el último minuto añadiremos las hojas de verdura para escaldarlas. En cada bol añadimos dos cazos de caldo de pollo y algunos wonton, para el bol de la sopa clara añadimos también las hojas de verduras hervidas.
     

    DORAYAKI CON CREMA DE SÉSAMO NEGRO

    El dorayaki es otro de los dulces japoneses más conocidos fuera de Japón, principalmente gracias a la serie de dibujos japonesa Doraemon, ya que era su dulce favorito. Consiste en dos bizcochos redondos rellenos de pasta de judías. En esta receta he utilizado crema de queso con sésamo negro en vez de la pasta de judías, no tan típico pero esta igualmente delicioso.

    Ingredientes para 10-12 uds: 

    • 200g de Harina
    • 4 Huevos
    • 100g de azúcar
    • 2 cucharadas de Miel
    • 8g de levadura (medio sobre)
    • 160ml de agua

    Para el relleno:

    • 1/2 taza de mantequilla ablandada
    • 230g de crema de queso 
    • 2 tazas de azúcar glas 
    • 2 cucharaditas de extracto de vainilla 
    • 1 1/2 de sésamo negro molido

    Elaboración:

    Batir los huevos con el azúcar y la miel. Mezclar la levadura con el agua y añadir a la mezcla anterior, agregar la harina y cuando este bien mezclado dejar reposar 30 min. En una sartén echar unas gotas de aceite -si es antihaderente no hace falta- y con un cucharón, verter un poco del preparado justo en el centro de la sartén poco a poco hasta obtener un circulo perfecto. Dejar cocer a fuego medio hasta que burbujee, con una espátula, dar la vuelta con cuidado, y retirar a los pocos minutos. Saldrán unos 20-24 piezas.

    Para el relleno de crema de sésamo negro mezclamos todo los ingredientes utilizando una batidora de varillas hasta conseguir una crema uniforme y suave. Es importante que la mantequilla este un poco derretida, si está muy fría dejará grumos en la mezcla.

    Para rellenar nuestros dorayakis cogemos un circulo y ponemos una cucharada de crema en el centro, tapamos con otro círculo y apretamos los bordes para cerrarlos.

    HIBISCUS GINGER LATTE

    El hibisco es una poderosa flor tropical con una larga lista de beneficios para la salud, es antiinflamatoria, digestiva, aumenta el metabolismo y ayuda a controlar los niveles de colesterol. Su color es rojo brillante, como el del rubí y su sabor es agrio y un poco ácido.

    La cremosidad de la leche de almendras ayuda a compensar la dureza del hibisco y el jengibre añade una nota agradable de calidez, haciendo de este latte una bebida maravillosa.

    Ingredientes para 2 personas:

    • 1 cucharada de flores secas de hibisco
    • 1 trocito de jengibre 
    • 1 bolsa de té verde
    • 1½ tazas de agua caliente
    • 1½ taza de leche de almendras sin azúcar u otra leche a vuestra elección
    • 1 cucharada de miel o cualquier otro edulcorante, al gusto (opcional)

    Elaboración:
    En una tetera combinaremos el hibisco, el jengibre, el té verde y el agua, mantendremos la tetera tapada mientras que infusiona. Retiraremos la bolsa de té verde pasados 2-4 minutos. El hibisco lo seguiremos dejando infusionar durante otros 15-20 minutos.

    Por otro lado calentaremos la leche si queremos un latte caliente. Colaremos el té y lo verteremos en el vaso de una batidora añadiendo la leche y la miel, lo batiremos y mezclaremos hasta conseguir una espuma suave. Este latte también está riquísimo frío.

    DUMPLINGS FEVER!. KIMCHI MANDU & SHUMAI DE GAMBAS Y CANGREJO

    Existe una amplia variedad de dumplings en Asia. En China tienen unas empanadillas muy populares llamadas “Guotie”, su equivalente en Japón son las “Gyoza” y en Corea tiene algo similarllamadas “Mandu”. Hay muchas maneras de prepararlas y una de las más populares son las Kimchi Mandu. 

    ¡Como no utilizar el kimchi como ingrediente principal en esta receta! 

    Por lo general, también están rellenas de carne de cerdo picada y tofu. Los mandu pueden prepararse fritos si se quiere una textura crujiente o al vapor si se quiere una opción más sana, en este caso los haremos al vapor.

    KIMCHI MANDU

    Para el relleno:

    • 1 taza y 1/2 de col kimchi finamente picada 
    • 250 g de tofu firme desmenuzado
    • 200 g de brotes de soja
    • 130 g de carne de cerdo picada 
    • 50g cebolla finamente picada
    • 10g de cebollino 
    • 1 huevo
    • 1 cucharadita de sal marina fina
    • 1 cucharadita de aceite de sésamo
    • 1/2 cucharadita de ajo picado
    • Una pizca de pimienta negra molida

    Para los dumplings:

    • 25 obleas para gyoza
    • agua

    Preparación:

    En un bol mezclaremos todos los ingredientes del relleno y ayudándonos de las manos amasaremos hasta conseguir una masa compacta. Para hacer los mandu cogeremos una a una las obleas y en el centro de cada una colocaremos una cucharadita de mezcla, mojaremos los bordes con agua y los pegaremos, una vez pegados uniremos las puntas doblándolas hacia el centro del mandu.

    Colocaremos papel para hornear en la vaporera de bambú y sobre este los mandu. Aseguraos de que los mandu no se toquen entre sí. Pondremos la tapa y colocaremos la vaporera encima de una olla con agua hirviendo, cocinaremos el mandu durante 15 a 20 minutos a fuego medio bajo.

    SHUMAI DE GAMBAS

    Los shumai son unas empanadillas de origen chino super populares en toda Asia. Existen variaciones según la región en la que se preparen. En Indonesia probé unas con salsa de cacahuete, su sabor era poco mas que interesante!

    Habitualmente se elaboran a partir de carne de cerdo, tofu y setas pero las que he preparado llevan carne de cangrejo y gambas, se cocinan al vapor y están deliciosas!

    Ingredientes:

    • 400gr de gambas crudas y peladas
    • 1 clara de huevo
    • 250gr de shitake picadas
    • 125gr de carne de cangrejo
    • 1 cebolleta en rodajas
    • 4 cucharaditas de salsa teriyaki
    • 1-1/2 cucharadita jengibre rallado
    • 1-1/2 cucharadita de cilantro
    • 1-1/2 cucharadita de salsa de ostras
    • 2 dientes de ajo picados
    • 1/2 cucharadita de pimienta
    • 125gr de castañas de agua

    Para los dumplings:

    • 36 envoltorios de pasta de wantun

    Elaboración:

    Para su elaboración colocaremos en primer lugar las gambas picadas en un bol junto con la clara del huevo y lo batiremos hasta conseguir una pasta espesa, entonces agregaremos el resto de los ingredientes y lo mezclaremos todo hasta conseguir una masa uniforme. Con esta pasta iremos rellenando cada una de las hojas de wantun utilizando como medida un cucharita de masa por cada una de ellas. Colocaremos la masa en el centro de la hoja e iremos cerrando la hoja hacia el centro uniendo cada esquina, procurando que la empanadilla tenga forma rectangular, ni redonda ni cuadrada. Cuando las tengamos todas rellenas las colocaremos en la cesta de bambú las cocinaremos al vapor durante 15 o 20 minutos.

    TARTA DE QUESO JAPONESA

    Dentro de la repostería japonesa podemos encontrar dulces típicamente japoneses y otros más bien “heredados” originarios del continente europeo. Los dulces típicos japoneses tienen como base la harina de arroz glutinoso y el anko – pasta de judías dulces azuki- por otro lado tenemos dulces como la kasutera que es muy similar a nuestro bizcocho o la tarta de queso. 

    Esta es una receta especial de la tradicionalmente americana tarta de queso pero “made in japan”. En Japón se la llama sufure chizu keki (souflé japonés), su consistencia es espectacular, es suave y delicada, no se parece mucho a la receta americana pero está francamente deliciosa.

    Ingredientes:

    • 100 g de crema de queso a temperatura ambiente
    • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
    • 130 g de azúcar
    • 130 ml de leche
    • 8 yemas 
    • 13 claras
    • 60 g de harina para todo uso
    • 60 g de harina de maíz
    • Azúcar glas

    Preparación:

    Primero de todo calentamos en un cazo a fuego medio la mantequilla, el queso y la leche. Una vez derretidos lo mezclamos utilizando una varilla y reservamos.

    Por otro lado separamos las claras de las yemas colocándolas en boles diferentes. Batimos las yemas y agregamos la mezcla de queso, seguidamente incorporamos poco a poco las dos harinas tamizándolas.

    Las claras que tenemos reservadas las batimos hasta montarlas, añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta conseguir el punto de nieve. Poco a poco vamos añadiendo las claras batidas al resto de la mezcla, con una espátula removemos con movimientos circulares suaves para que ambas se liguen.

    En un molde -no desmontable- colocamos papel de hornear en la base y en las paredes y añadimos la masa de nuestro pastel. Este molde lo colocaremos dentro de otro recipiente al que añadiremos agua caliente. Ambos los introduciremos en el horno que previamente habremos precalentado a una temperatura de 160 grados. Hornearemos durante 25 minutos a esa misma temperatura y pasado ese tiempo bajaremos a 140 grados y continuaremos horneando durante 55 minutos más.

    Dejamos que se enfríe y la desmoldamos con cuidado para que no se nos rompa, por último la decoramos cubriendola con azúcar glas y frutos rojos.

    ALBÓNDIGAS TAILANDESAS CON CURRY VERDE

    Yo soy muy fan del curry tailandés y de entre todas las variedades que existen tengo que decir que el verde sin lugar a dudas es mi favorito. Su sabor es a mi parecer mas suave que el del rojo, más cítrico.

    El curry verde podemos encontrarlo ya preparado, comprando la pasta en cualquier supermercado asiático creo que es la opción mas práctica, por supuesto también podemos prepararlo nosotros mismos. Receta aquí.

    Para las albóndigas:

    • 750 gr de carne de pollo picada
    • 1 cucharada de aceite de oliva 
    • ⅓ de taza de chalotas picadas
    • 2 dientes de ajo picados
    • 1 tallo de hierba de limón (solo la parte blanca) picado fino
    • 1 cucharada de jengibre rallado
    • 1 cucharada de salsa de soja 
    • 2 cucharadas salsa de pescado 
    • 1 cucharadita de pasta de chile Sambal Oelek
    • ½ taza de panko (pan rallado) 
    • 3 cucharadas de cilantro picado
    • 1 cucharadita de sal
    • Un poco de pimienta

    Para la salsa de curry verde:

    • 3 cucharaditas de pasta de curry verde
    • 1/2 lata de leche de coco para cocinar
    • 500 ml de caldo de verduras
    • 1 diente de ajo rallado
    • cilantro fresco
    • lima

    Preparación:

    Para las albondigas mezclaremos la carne con el resto de ingredientes en un bol y ayudándonos de las manos lo mezclaremos todo bien hasta obtener una masa compacta. Formaremos pequeñas bolitas del tamaño de un bocado y las reservaremos en el frigorífico durante una hora. En una sartén freiremos las albondigas con un poco de aceite hasta que estén doraditas por todos lados.

    Para preparar el curry calentamos un poco de aceite en una cacerola y freímos la pasta de curry verde durante 3 minutos hasta que comience a desprender su aroma. Añadimos la leche de coco y dejamos cocer durante 5 minutos, pasado este tiempo agregamos el caldo de verduras y dejamos cocer 10 minutos. Añadimos entonces las albondigas y lo dejamos cocer hasta que el caldo se consuma un poco y el curry espese, unos 15 minutos a fuego medio. Por último rallamos un diente de ajo dos minutos antes de retirar del fuego y espolvoreamos con cilantro fresco picado justo antes de servir.

    Podemos servirlas acompañarlas con un bol de arroz cocido.

    LAS DIFERENTES VARIEDADES DE CURRY TAILANDÉS

    En Tailandia utilizan diferentes variedades de curry para elaborar sus deliciosas recetas. Durante mi último viaje, recorriendo la ciudad de Chiang Mai, tuve la suerte de encontrar un restaurante muy conocido entre la gente local por sus variedades de curry. Allí degusté un maravilloso curry massaman con pollo, creo que el mejor curry que he probado en vida. A parte del massaman también servían platos con curry rojo, verde y amarillo, todos igual de deliciosos.

    Creo que es importante e interesante conocer los ingredientes con los que se elaboran, ya que haciéndonos con ellos, podemos cocinar nuestra propia pasta de curry tailandés. Por supuesto que podemos encontrarlas ya preparadas en tiendas especializadas en productos asiáticos, pero como lo que se prepara en casa no hay nada y siempre es mejor hacerlas con ingredientes frescos, así conseguimos un sabor y un aroma mas autentico.  

    Todas estas variedades tienen algunos ingredientes en común como la galanga, el lemongrass, el comino, el cilantro, el ajo, la chalota y la pasta de gambas, pero dependiendo de la variedad se añaden otros como el cilantro, la cúrcuma, la lima, diferentes variedades de chiles -frescos y secos- el jengibre…como veis son ingredientes muy aromáticos. 

    Por ejemplo el curry verde es muy suave y tiene un sabor muy cítrico gracias a la lima keffir, al cilantro y al lemongrass. El curry rojo es mas denso y picante, el massaman es dulce y con toques de canela y el amarillo nos recuerda al curry indio gracias a la cúrcuma.

    Aquí os dejo las recetas de estas maravillosas pastas de curry tailandés por si os animáis a prepararlas en casa.

    CURRY VERDE

    Para 1 persona

    Ingredientes secos:

    • 1/2 cucharadita de semillas de cilantro tostadas
    • 1/8 de cucharadita de semillas de comino tostadas
    • 1/8 cucharadita de pimienta negra en grano
    • 1/4 de cucharadita de sal

    Ingredientes frescos:

    • 1 cucharadita de ajo picado
    • 1/2 cucharadita de galanga pelada y picada
    • 1/4 de cucharadita de piel de lima keffir picada
    • 1/8 de cucharita de pasta de gambas
    • 1 cucharada de lemongrass picada
    • 1/2 cucharada de chalota picada
    • 1/2 cucharadita de tallos de cilantro picados
    • 15 hojas de albahaca tailandesa
    • 7-10 chiles verdes pequeños

    Preparación:

    Poner las semillas de cilantro, comino, pimienta y sal en un mortero y molerlo hasta conseguir un polvo fino. Después añadiremos el resto de ingredientes y seguiremos moliendo hasta conseguir una pasta suave. 

    Si preferís utilizar un procesador de alimentos poned todos los ingredientes secos en el vaso del procesador y molerlos hasta conseguir un polvo fino y después añadir el resto de ingredientes frescos junto con dos cucharadas de agua y moler durante 3-5 minutos.

    CURRY ROJO

    Para 1 persona

    Ingredientes secos:

    • 5-7 chiles rojos secos (remojados en agua durante 10 minutos)
    • 1 semilla de cardamomo tostada
    • 1 cucharadita de semillas de cilantro tostadas
    • 1/4 de cucharadita de sal
    • 1/8 de pimienta negra en grano
    • 1/8 de semillas de comino tostadas

    Ingredientes frescos:

    • 1/2 cucharada de ajo machacado
    • 1/2 cucharadita de galanga pelada y picada
    • 1/4 de cucharadita de piel de lima keffir picada
    • 1/4 de cucharita de pasta de gambas
    • 1/2 cucharada de lemongrass picado
    • 1/2 cucharada de chalota picada
    • 1/4 cucharadita de jengibre

    Preparación:

    Mezclar primero todos los ingredientes secos en un mortero y machacar hasta conseguir un polvo fino, seguidamente añadir el resto de los ingredientes y seguir machacando hasta conseguir una pasta uniforme y suave.

    CURRY AMARILLO

    Para 1 persona

    Ingredientes secos:

    • 1/4 de cucharita semillas de cilantro tostadas
    • 1/8 de cucharita de semillas de comino tostadas
    • 1 semilla de cardamomo tostada
    • 1/4 de cucharadita de sal
    • 5-7 chiles rojos secos

    Ingredientes frescos:

    • 2 cucharaditas de ajo machacado y picado
    • 1/2 cucharadita de galanga pelada y picada
    • 1/4 de cucharita de pasta de gambas
    • 1 cucharada de lemongrass picado
    • 2 cucharaditas de chalota picada
    • 1/4 cucharadita de cúrcuma pelada y picada

    Preparación:

    Poner todos los ingredientes secos en un mortero exceptuando los chiles y machacar hasta conseguir un polvo fino. Añadir la galanga y el lemongrass y continuar machacando hasta conseguir una pasta suave. Por último añadir el resto de los ingredientes y seguir con el proceso hasta conseguir una pasta homogénea y suave.

    CURRY MASSAMAN

    Para 1 persona

    Ingredientes secos:

    • 1/8 de cucharita semillas de comino tostadas
    • 1/8 de cucharita de pimienta negra en grano
    • 1/4 de cucharita de semilla de cardamomo tostada
    • 1/8 de cucharita de clavo tostado
    • 1/8 de cucharita de canela tostada
    • 1 semilla de cardamomo tostada
    • 1/4 de cucharita de nuez moscada
    • 1/4 de cucharadita de sal
    • 5-7 chiles rojos secos (remojados en agua durante 10 minutos)

    Ingredientes frescos:

    • 1/2 cucharada de ajo machacado y picado
    • 1/2 cucharadita de galanga pelada y picada
    • 1/4 de cucharita de pasta de gambas
    • 1/2 cucharada de lemongrass picado
    • 1/2 cucharadita de chalota picada
    • 1/4 cucharadita de tallos de cilantro picados
    • 1/8 de cucharita de pasta de gambas

    Preparación:

    Poner todos los ingredientes secos en un mortero y machacar hasta conseguir un polvo fino. Añadir la galanga, el lemongrass y los tallos de cilantro y continuar machacando hasta conseguir una pasta suave. Por último añadir el ajo, la chalota, la pasta de gambas y los chiles y seguir con el proceso hasta conseguir una pasta homogénea y suave.

     

     

    MEJILLONES CON CURRY ROJO TAILANDÉS

    El curry rojo tailandés combina sabores y aromas que nos transportan a los climas cálidos del sudeste asiático. Su mezcla de especias y hierbas aromáticas como la galanga, el lemongrass, el jengibre o el chile rojo deleitan los paladares de quienes lo degustan. Combinado con el sabor del marisco y la leche de coco lo convierten en un plato simplemente delicioso. 

    Ingredientes:

    • 500 gr de mejillones
    • 1 cucharadita de pasta de curry rojo
    • 1/2 cebolla
    • 1 diente de ajo
    • 200 ml de leche de coco
    • 500 ml de caldo de verduras
    • cilantro fresco

    Preparación:

    La elaboración de este plato es muy sencilla. Primero de todo cocinamos la pasta de curry con un poco de aceite. Añadimos la cebolla picada, el ajo y rehogamos hasta que la cebolla y el ajo se doren, entonces añadimos la leche de coco y el caldo de verduras, dejamos cocer diez minutos y añadimos los mejillones. Seguiremos cociendo hasta que los mejillones se abran, una vez abiertos espolvoreamos con cilantro fresco picado y seguidamente servimos.

    KARAAGE CON ALIOLI DE WASABI

    El karaage es un aperitivo japonés muy popular. Son piezas de pollo frito marinadas en soja, sésamo, sake y ajo y rebozadas en harina y fécula de patata, al freírlas obtienen una textura muy crujiente, están deliciosas. Para acompañarlas se me ha ocurrido preparar un alioli de wasabi, una combinación perfecta y una explosión de sabor. Tenéis que probarlo, además es super fácil de preparar. Mientras lo preparaba se me ocurrió que también estaría buenísimo preparar uno con kimchi, el sabor del kimchi mezclado con el ajo y la cremosidad de la mayonesa tiene que resultar delicioso, pero este ya lo dejaré para otra ocasión.

    Ingredientes para el pollo:

    • 500 gr de contra muslo de pollo deshuesado
    • Sal marina
    • Pimienta recién molida negro
    • ¼ taza de almidón de patata (o almidón de maíz)
    • ¼ de taza de harina
    • Aceite para freír
    • Rodajas de limón

    Marinada para el pollo:

    • 1 pizca de gengibre en polvo
    • 8 dientes de ajo
    • 1 cucharada de salsa de soja
    • 1 cucharada de Sake 
    • 1 cucharadita de aceite de sésamo
    • 1 cucharadita de azúcar

    Primero cortamos el pollo en trozos del tamaño de un bocado, los salamos y colocamos en un bol al que añadiremos el ajo, el jengibre, la soja, el sake, el aceite de sésamo y el azúcar. Lo dejaremos marinar al menos una hora cubiertos con papel film y en la nevera. Una vez pasado este tiempo, uno por uno los vamos pasando por la harina y la fécula y los freímos en aceite muy caliente. Cuando estén dorados los sacamos y dejamos que suelten el exceso de aceite colocandolos sobre un papel de cocina absorbente. Los servimos junto con unas rodajas de limón para terminar de aderezarlos.

    Para el alioli de wasabi:

    • Un vaso de aceite de oliva virgen extra
    • Un poco de zumo de limón recién exprimido
    • 2 dientes de ajo
    • 1 huevo
    • Sal
    • wasabi en polvo (al gusto)

    Comenzaremos pelando y picando el ajo muy fino, lo echaremos al vaso de la batidora, acompañándolo del huevo y agregaremos un buen chorro de aceite de oliva. En este momento meteremos el brazo de la batidora hasta el fondo y comenzaremos a batir dejando las cuchillas en el fondo y no levantaremos la batidora hasta que veamos que esté ligando correctamente.

    Poco a poco iremos echando el resto del aceite, tanto como espesa nos guste esta salsa, aunque en este caso tendremos que seguir batiendo para conseguir la textura deseada. Después agregaremos el zumo de limón y seguiremos batiendo un poco, teniendo cuidado de que no se nos corte. Cuando esté hecha, le añadiremos el wasabi en polvo y lo mezclaremos. La cantidad de wasabi es opcional, dependiendo el gusto por el picante de cada uno.

     

    TSUKUNE

    Las tsukune con unas brochetas de albondigas de pollo aderezadas con salsa yakitori que se preparan al grill. Son muy sencillas de preparar y están riquísimas, si las hacéis en una barbacoa con carbón su sabor será realmente delicioso. 

    Las tsukune se acompañan de huevo crudo y shichimi togarashi, pero a mi el sabor del huevo crudo me repugna asi que las he acompañado de cebolletas asadas.

    Ingredientes:

    • 450 gr de carne de pollo picada
    • 1 cucharada de aceite de sésamo 
    • 1 cucharada de miso (rojo o blanco)
    • 10 hojas de shiso (Perilla)
    • 4 cebolletas 
    • sal
    • ½ taza de salsa yakitori 
    • También necesitará:
    • 8 brochetas de bambú de 5 pulgadas
    • Shichimi Togarashi para el sabor picante (opcional)
    • sésamo

    Picar la cebolla y las hojas de shiso. Calentar una sartén antiadherente a fuego medio. Cuando esté caliente, añadir ⅓ del pollo picado y desmenuzarlo en trocitos pequeños usando una espátula de madera. Lo cocinaremos hasta que se dore y una vez dorado lo transferiremos a un plato para que se enfríe.

    El siguiente paso será combinar el pollo cocinado con el pollo crudo y mezclarlos bien. A esta mezcla le añadiremos el miso y el aceite de sésamo, mezclamos y seguidamente añadimos las cebolletas y el shiso, volvemos a mezclar, ayudándonos de las manos mezclaremos treinta veces en el sentido de las agujas de reloj y otras treinta en sentido contrario, la carne de volverá mas pálida y pegajosa. Este paso es muy importante ya que de el dependerá la correcta consistencia de la carne.

    Para dar forma a nuestras albondigas embadurnaremos ligeramente nuestras manos con aceite de sésamo para evitar que la carne se pegue. Cogemos una cucharada y media de carne y hacemos una bola. Una vez hechas todas las bolitas las iremos ensartando en las brochetas de bambú.

    Las colocamos en una plancha o grill bien caliente y las espolvoreamos con un poco de sal. Pondremos un poco de aluminio en las brochetas para que no se quemen -yo he utilizado brochetas metálicas- haremos las brochetas por un lado y por el otro hasta que estén doradas, entonces las embadurnaremos con la salsa yakitori por ambos lados y las dejaremos 30 segundos mas por cada lado.

    BANH XEO. CREPE VIETNAMITA

    Fans de los crepes, esta receta os encantará. Si viajáis a Vietnam y pedís un Banh Xeo os servirán un delicioso crepe de arroz con leche de coco y cúrcuma. Este delicioso crepe de herencia colonial va relleno de langostinos, chalotas, cerdo y brotes de soja. Se acompaña de una sabrosa salsa Nuoc cham -a base de chile rojo, ajo y salsa de pescado- y de hierbas aromáticas frescas como el cilantro o la menta. 

    Un plato ligero, sano y sabroso, llenos de matices y texturas, enamoradita me tiene!

    Para la masa de los crepes

    • 150 g de harina de arroz
    • 1½ cucharadita de cúrcuma molida
    • 300ml de leche de coco
    • 1 cebolleta cortada en rodajas finas
    • Una pizca de sal 
    • Una pizca de azúcar

    Para el relleno:

    • 4 cucharadas de aceite vegetal
    • 3 chalotas, finamente picadas
    • 200 g de filetes de lomo de cerdo en rodajas finas
    • 300 g de gambas crudas
    • 150g de brotes de soja

    Para la salsa Nouc Cham:

    • 1 diente de ajo finamente picado
    • 1 chile rojo, finamente picado
    • ½ cucharada de vinagre de sidra
    • 2 cucharadas de salsa de pescado tailandesa
    • 2 cucharaditas de azúcar

    Para servir:

    • 75g ensalada de brotes tiernos
    • 3 cebolletas
    • Un puñado de cilantro, albahaca y hojas de menta

    Preparación:

    Para los crepes, batimos la harina, la cúrcuma, la leche de coco, 300 ml de agua, las cebolletas, la sal y el azúcar en un tazón, asegurándonos de que la mezcla queda suave y sin grumos. Dejamos reposar durante 20 minutos y volvemos a batir un poco antes de cocinar la masa.

    Mientras tanto, para la salsa, mezclamos el ajo, el chile y el vinagre en un recipiente. Dejamos reposar durante 2 minutos. Pasados los dos minutos agregamos la salsa de pescado, el azúcar y 100 ml de agua.

    Calentamos 1 cucharadita de aceite en una sartén pequeña antiadherente, con tapa y pesada (alrededor de 16 cm de diámetro base) a fuego alto hasta que esté caliente. Freímos 1 cucharadita de las chalotas picadas durante 10-20 segundos hasta que estén doradas. Con un cazo poco profundo, vertemos una fina capa de crepe -aproximadamente 80 ml- reducimos el fuego a medio-bajo y cubrimos con una tapa. Cocinamos durante 3 minutos, destapamos y cocinamos durante otros 2-3 minutos hasta que el crepe esté crujiente y dorado. Ponemos a un lado en una bandeja y los mantenemos calientes. Repetimos este proceso de nuevo con las chalotas restantes y la masa para hacer 8 crepes en total.

    A parte cocinamos el cerdo a la plancha por un lado y las gambas por otro. Para servir los crepes los rellenamos con el cerdo, las gambas y los brotes de soja. Los servimos junto con la ensalada, las hierbas aromáticas y la salsa Nouc Cham.

    CHIPS DE ESPINACAS CON SÉSAMO

    A veces las recetas más sencillas son las más ricas. Los chips de verdura al horno se han convertido en unos snack muy populares y además son muy sanos. A veces en casa preparo chips hojas de kale -col rizada- y quedan deliciosas, por eso se me ocurrió preparar brotes de espinacas tiernas, con un toque japonés, añadiéndole sal de sésamo con chile para aderezarlas. Este plato vendría a ser como una gomae crujiente!

    Para que las hojas de espinacas queden crujientes las embadurno con un poco de aceite de sésamo, es importante que al colocar las hojas de espinaca en la bandeja del horno estas queden totalmente planas y separadas unas de otras para que al hornearse se hagan uniformemente. Si unas cubren a otras habrá zonas que queden blandas. 

    Ingredientes:

    Para la sal de sésamo:

    • 1 cucharada / 7 g de semillas de sésamo blanco
    • 1 cucharada / 7 g de semillas de sésamo negro
    • ½ cucharadita de sal marina fina
    • ¼ cucharadita de chile en copos

    Para las espinacas:

    • 114g de hojas de espinaca fresca
    • 1 cucharadita de aceite de sésamo tostado

    Preparación:

    Calentamos el horno a 200 grados.
    En una sartén pequeña tostamos las semillas de sésamo a fuego medio removiendo constantemente hasta que estén tostadas ligeramente, aproximadamente 1-2 minutos. Agregamos las escamas de sal y el chile y seguimos removiendo durante otros 30 segundos. Dejamos enfriar completamente y lo transferimos al vaso de una batidora o procesador de alimentos para molerlo hasta conseguir una textura fina pero con algunos pedacitos enteros. También podemos utilizar un mortero.
    Rociamos las hojas de espinaca con aceite de sésamo tostado en una bandeja para hornear forrada con pergamino y usamos las manos para embadurnarlas ligeramente. Las espolvoreamos con 1 cucharada de sal de sésamo y mezclamos suavemente hasta que las hojas estén bien aderezadas, las colocamos en una sola capa y horneamos durante 1 hora o hasta que las hojas estén crujientes y completamente secas. Retiramos del horno y dejamos enfriar antes de servir.

    KOREAN VEGGIE BOWL

    El bibimbap es un plato coreano muy popular que consiste en una base de arroz y sobre esta una mezcla de vegetales, carne y huevo. Para comerlo, sus ingredientes se remueven y se mezclan. Yo he hecho una versión de un bibimbap tradicional cambiando algunos ingredientes. Por lo general el bibimbap tradicional se compone de arroz, espinacas, brotes de soja, shitake, zanahorias, kimchi, huevo y carne, pero yo he hecho una versión vegetariana con tofu, brocoli, kimchi, col lombarda y aguacate. El tofu lo he marinado con aceite de sésamo y chile coreano. Rico rico!

    Ingredientes para dos personas:

    Para el tofu:

    • 175 gr de tofu firme
    • 2 cucharadas de salsa de soja
    • 1 cucharada de pasta de chile
    • 1 cucharadita de jengibre fresco picado
    • 1 diente de ajo picado
    • 1 cucharada de semillas de sésamo tostadas
    • 1 cucharadita de aceite de sésamo

    Para la salsa picante de cacahuetes:

    • 1/3 de taza de pasta cremosa de cacahuete o de tahina
    • 2 cucharadas de salsa sriracha
    • 2 cucharadas de vinagre de arroz
    • 1 cucharada de salsa de soja

    Para servir el bowl:

    • 2 tazas de arroz cocido
    • 1 taza de col lombarda en juliana
    • 1/2 aguacate
    • 2 huevos
    • 1 taza de brócoli cocido o salteado
    • kimchi
    • semillas de sésamo
    • lima
    • cebolleta

    Elaboración:

    En una bolsa zip combinamos todos los ingredientes junto con el tofu cortado en láminas para que macere durante 1 hora o durante toda una noche en el frigorífico.

    Para elaborar la salsa combinaremos todos los ingredientes en un vaso de batidora junto con 1/4 de taza de agua con el fin de conseguir una mezcla cremosa. Batimos y reservamos.

    Vamos a preparar el resto de ingredientes:

    1. La col la aliñaremos con un poco de sal y vinagre de arroz
    2. Cocemos el brócoli y lo salteamos con un poco de aceite
    3. Cortamos el aguacate en láminas
    4. Hacemos el tofu a la plancha
    5. Freímos los huevos, también podemos servirlos cocidos

    Para montar nuestro bol primero de todo colocaremos el arroz cocido, rodeando el arroz colocaremos el aguacate, el brócoli, el rábano kimchi, el tofu, la col lombarda y en el centro el huevo frito. Para terminar añadiremos un poco de salsa de cacahuete, cebolleta picada y un poco de semillas de sésamo.

    LIANG PI

    Este plato lo probé por primera vez en un pequeño restaurante chino de Granada regentado por una pareja muy joven y guapa. El sitio me encantó, primero por su nombre “Burger oriental”, si, burger oriental, su especialidad son unas pequeñas hamburguesas que no pude probar pero a cambio pedimos estos maravillosos fideos de arroz picantes como el infierno. Me pareció un plato sencillo y muy rico. Su intenso sabor a ajo y chile me enamoró, después de probarlo estuve casi un día entero sin poder besar a mi pareja, es el precio que hay que pagar.

    El restaurante es muy pequeño, solo tiene una barra y dos mesas, nada mas entrar supe que era un sitio de comida autentica por la super pantalla plana con karaoke a todo gas que había encima de la barra y por el aroma a especias chinas que salía de la cocina. Altamente recomendable si vivís o visitáis Granada, aquí os dejo la dirección: 

    Calle Casillas de Prats, 10, 18002 Granada, cerca de la plaza de Gracia

    Como me gusto tanto decidí prepararlo en casa y para ser sincera con vosotros, tengo que admitir que la pasta de los fideos no me salió y tuve que utilizar fideos de arroz ya hechos. Pero es porque leí mal la receta y no tape la masa mientras se hacía, super fallo! Espero que a vosotros si que os salga y si no, pues utilizáis fideos de arroz y listo.

    • Los condimentos:

    Aceite de chile:

    • 2 tazas (474 gramos / 500 ml) de aceite de girasol
    • 1/2 taza (50 gramos de copos de chile de sichuan, o chile coreano 
    • 3 cucharadas (23 gramos de semillas de sésamo blanco)
    • 4 estrellas de anis
    • 2 ~ 3 hojas secas de laurel
    • 2 cucharaditas de cilantro molido
    • 1 1/2 cucharadita de comino molido
    • 1 cucharadita de curry en polvo
    • 2 cucharadas de pimienta de sichuan molida
    • 2 cucharadas de salsa de soja
    • 4 ajo rallado

    Salsa de soja condimentada:

    * para una solución rápida, sólo se puede combinar la salsa de soja, agua, azúcar y vinagre

    • 3/4 taza (187 ml) de salsa de soja
    • 1/4 taza (60 ml) de agua
    • 1 cucharada de azúcar marrón claro
    • 2 cucharaditas de granos de pimienta sichuan entero
    • 1 cucharadita de semilla de hinojo
    • Anís de 2 estrellas
    • 1/2 racimo de canela
    • 2 clavos enteros
    • 1/3 taza de vinagre negro asiático
    • 4 ajo rallado

    Tallarines de arroz caseros:

    • 200 gramos, alrededor de 1 taza de harina de arroz 
    • 1/2 taza (65 gramos) de fécula de patata o almidón de maíz
    • 2 tazas + 2 cucharadas de agua

    Para Servir:

    • Brotes de soja
    • Caldo de pollo granulado

    Para hacer la masa de los tallarines de arroz: batiremos juntos la harina de arroz, la fécula de patata o la maicena y el agua hasta que este todo mezclado y sin grumos.

    Para hacer el aceite de chile: Mezclaremos la salsa de soja y el ajo rallado juntos y los reservaremos. Combine el aceite de girasol, el chile, las semillas de sésamo blanco, el anís estrellado, las hojas secas de laurel, el cilantro molido, el comino molido y el curry en polvo. En una olla grande y profunda llevaremos el aceite a ebullición a fuego suave durante 3 ~ 4 minutos, removiendo constantemente hasta que los copos de chile se doren pero con cuidado de que no se quemen. Retiramos del fuego y agregamos la pimienta de sichuan, removemos y dejamos que la pimienta se fria con el calor residual durante unos 10 segundos. A continuación, añadiremos la salsa de soja y el ajo rallado. El aceite burbujeará un poco debido a la humedad añadida, así que hay que tener cuidado

    Para hacer la soja condimentada: Combinaremos la salsa de soja, el agua, el azúcar moreno, la pimienta de sichuan, las semillas de hinojo, el anís estrellado, la canela y los clavos de olor y cocinaremos a fuego lento durante 15 min. Pasado este tiempo colaremos la mezcla y desecharemos las especias, finalmente agregaremos el vinagre negro y reservaremos.

    Para cocinar el fideos de arroz: Para cocer los fideos calentaremos agua en una cacerola o wok, la llevaremos a ebullición y bajaremos el fuego manteniendo la temperatura. Utilizaremos una bandeja redonda o plato metálico que embadurnaremos con aceite y colocaremos dentro del wok, sobre el plato verteremos una fina capa de masa y lo taparemos. Coceremos al baño maria-vapor subiendo el fuego al máximo durante 2-3 minutos. Pasado este tiempo retiraremos el plato del fuego y reservaremos. Volveremos a repetir la misma operación hasta que se acabe la masa.

    Para desmoldar la masa nos ayudaremos de una espátula, cuando tengamos todas las láminas de arroz las colocaremos sobre una tabla de madera y con un cuchillo las iremos cortado en tiras de un dedo de grosor.

    Para servir los tallarines de arroz los acompañaremos con brotes de soja, salsa de soja condimentada, 1/4 cucharadita de caldo de pollo granulado y mucho aceite de chile. 

    GOI GA, ENSALADA VIETNAMITA DE POLLO

    Poco a poco estoy descubriendo la cocina vietnamita y me gusta mucho. Me parece una cocina fresca, llena de texturas y que combina sabores de forma equilibrada. Se utilizan hierbas aromáticas como la menta, el cilantro, la albahaca…cacahuetes, limas, chiles y todo tipos de verduras.

    Cada plato tiene un sabor distintivo que combina lo dulce, lo salado, lo amargo, lo picante y lo agrio. Entre los ingredientes que mas se utilizan se encuentran la salsa de pescado, la pasta de camarón, la salsa de soja, el arroz, las hierbas frescas, la fruta y las verduras. Sus ingredientes son frescos y prácticamente no se utiliza ningún producto lácteo, es por todos esto que la cocina vietnamita es considerada una de las cocinas más saludables en todo el mundo. 

    Esta ensalada Goi Ga, es un plato muy popular en Vietnam, es fresca y sabrosa además de sana. Todos sus ingredientes están crudos, exceptuando el pollo que esta cocido. Se utilizan las hierbas aromáticas y la lima para dar frescura al plato, una delicia. 

     

    Ingredientes:

    • 250 gr de pechuga de pollo entera
    • 1/4 de col lombarda
    • 110 gr de brotes de soja
    • 1 zanahoria cortada en bastoncillos
    • 1/2 taza de menta fresca
    • 1/2 taza de cilantro fresco
    • 55 gr de cacahuetes
    • 4 chalotas
    • 1 diente de ajo
    • 1 chile rojo

    Para el aliño:

    • 60 ml de zumo de lima
    • 2 cucharadas de azúcar de palma
    • 2 cucharadas de salsa de pescado
    • 2 cucharadas de vinagre de arroz

    Preparación:

    Primero de todo ponemos a cocer la pechuga en agua hirviendo hasta que se haga, teniendo cuidado de no dejarla cruda no demasiado seca.Por otro lado vamos picando las verduras y preparando el aliño. Cuando la pechuga esté cocida la dejamos enfriar y la desmenuzamos en hebras. Una vez que tengamos todos los ingredientes preparados ya solo tenemos que mezclarlos todos en un bol y rociarlos con el aliño. Como veis la preparación es fácil y rápida.

     

    BANH MI DE ALBONDIGAS

    Aquellos que no estáis familiarizados con la cocina vietnamita os preguntaréis qué es un Banh Mi. Pues bien, un Banh Mi es un bocadillo con pan de baguette y tiene su origen en la ocupación francesa de Vietnam. Es un bocadillo muy completo en el que se mezclan varios ingredientes como encurtidos de zanahoria, daikon, cebolla, jalapeño y cilantro con carne o tofu. Los rellenos mas populares son el cerdo, el paté, pollo, albondigas o incluso chicharrones. El contraste de sabores y texturas es una de las características de este delicioso bocadillo, así como su precio, muy asequible. Todo esto lo convierte en uno de los platos mas populares de Vietnam.

    En los Estados Unidos, mas concretamente en New Orleans, existe una versión de este bocadillo llamado “Poor Boy o Po Boy” también con raíces francesas-criollas y pan de baguette, pero en este el ingrediente mas popular es el marisco.

    Ingredientes:

    Ensalada de daikon y zanahoria:

    • 2 zanahorias medianas (cortadas en juliana)
    • 1 taza de daikon (cortado en julinana)
    • 2 cucharadas de azúcar
    • ½ cucharadita de sal
    • 3 cucharadas de vinagre de arroz
    • 2 cucharaditas de aceite de sésamo

    Para las albóndigas:

    • 1/2 kilo de carne picada de cerdo
    • 2 cucharadas de cilantro picado
    • 1 cebolleta picada
    • 3 dientes de ajo picados
    • 1 cucharada de salsa de pescado
    • 1 cucharada de sriracha
    • 2 cucharaditas de azúcar
    • sal y pimental al gusto
    • 1 cucharada de harina de maíz

    Para montar el bocadillo:

    • 1/4 taza de mayonesa
    • 2 cucharaditas de salsa Sriracha
    • 1 baguette, cortada en cuatro y ligeramente tostada
    • 1 jalapeno (sin semilla y cortado en rodajas)
    • cilantro fresco

     

    Comenzamos preparando la zanahoria y el daikon. Agregamos las zanahorias en juliana y el daikon a un tazón grande y mezclamos el azúcar, la sal, el vinagre y el aceite de sésamo. Dejamos reposar durante 1 hora removiendo de vez en cuando. 

    Mientras la ensalada se va encurtiendo nosotros vamos a ir preparando la mezcla de la carne. En un bol colocamos la carne con el resto de ingredientes y lo mezclamos todo utilizando las manos, es la mejor forma para que todos los ingredientes se combinen obteniendo una masa uniforme. Lo siguiente que vamos a hacer serán bolitas del tamaño de bocado con la carne, puede que salgan alrededor de veinte albondigas. Las colocaremos en una bandeja y las meteremos en el frigorífico durante veinte minutos. Pasados ese tiempo las cocinaremos en una sartén con un poco de aceite moviéndolas de vez en cuando hasta que estén doraditas.

    Ahora vamos a preparar nuestra mayonesa de Sriracha, para ello combinamos la mayonesa con la salsa y mezclamos. Esta mayonesa le dará un toque especial a nuestro bocadillo vietnamita!

    Para montar nuestros banh mi abriremos el pan, lo untaremos con la mayonesa de Sriracha, añadimos la ensalada de zanahoria y daikon y las albondigas. Le pondremos también rodajas de jalapeños y cilantro fresco picado.

    PAD THAI

    La primera vez que probé el pad thai fue en mi primer viaje a Tailandia, de hecho las primeras semanas era prácticamente de lo único que me alimentaba. De todos los sitios en lo que lo probé, recuerdo que el pad thai que mas me gusto fue en un puesto callejero, lo cocinó una mujer mayor con una amplia sonrisa y sabía a gloria! Es uno de mis platos favoritos de la cocina tailandesa.

    Ingredientes para 2 personas:

    • 250 gr de fideos de arroz
    • 8 langostinos
    • 150 gr de tofu firme en dados
    • 150 gr de brotes de soja
    • 50 gr de cacahuetes
    • 1 huevo grande
    • 1 cucharada y media de salsa de pescado
    • 1 cucharada de pasta de tamarindo disuelta en 1 cucharada y media de agua
    • 1 cucharada y media de azúcar de palma
    • cilantro
    • 2 limas
    • 3 cucharadas de aceite vegetal
    • chile en polvo
    • 1 cebolleta cortada en trozos de 2 cm de largo + 1 para decorar
    • 1 cucharadita de ajo picado

    Preparación:

    Para preparar nuestro pad thai primero coceremos los fideos siguiendo las instrucciones del paquete, los fideos tienen que ser específicos para pad thai, los fideos de pad thia son de arroz y son un poco mas anchos que un tallarín.

    En un wok calentamos el aceite vegetal a fuego medio-alto, añadimos la cebolleta, el ajo y el huevo, cocinamos durante 30 segundos. Añadimos las gambas y el tofu y cocinamos hasta que ambos estén dorados, entonces añadimos los fideos y la salsa de tamarindo, el azúcar y las salsa de pescado, salteamos. Por último añadimos los brotes de soja y el resto de la cebolleta y terminamos de freír los fideos de nuestro pad thai, entonces estará listo.

    Para servirlo lo acompañaremos con cilantro, brotes de soja frescos, cacahuetes picados, chile en polvo y lima.