RECETA DE CALDO DE CERDO PARA RAMEN

caldo de cerdo para ramen

RECETA DE CALDO DE CERDO PARA RAMEN

Esta receta de caldo de cerdo para ramen es uno de los pilares de un buen tazón de deliciosos fideos ramen.

Para este caldo de cerdo los huesos se hierven a fuego lento durante horas junto con los vegetales aromáticos hasta que estos sueltan todo su sabor y su gelatina, sobre todo en este caldo la gelatina que se desprende de las patas de cerdo es súper enriquecedora.

Para completar el bol de ramen, mezclaremos este caldo de cerdo, con el de pollo y con el tare, así se completa un tazón de caldo para ramen.

La receta es muy sencilla, estos son los ingredientes.

Ingredientes para 4 litros de caldo y una taza de grasa:

  • 2.5 kg de huesos de cerdo ( patas y cuello) si no es posible sustituir por huesos de espinazo.
  • 450 gr de patas de pollo
  • 1 manojo de cebolletas cortadas transversalmente por la mitad
  • 2 manzanas a cuartos
  • 1 cabeza de ajo aplastada y pelada
  • 115 gr de jengibre sin pelar a rodajas finas
  • 1 cucharada de sal

Colocar todos los ingredientes en una olla grande y cubrirlos con siete litros de agua fría. Llevar a un punto suave de ebullición a temperatura media-alta y luego reducir el fuego para mantener a ebullición lenta.

Dejar cocer el caldo durante 6 horas, retirando de vez en cuando la espuma que se forme en la superficie. Lo ideal es remover los huesos más o menos cada hora.

Pasadas las seis horas, retiramos el caldo del fuego y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez frío lo colamos y desechamos los sólidos. Refrigerar bien tapado durante toda la noche.

Al igual que con el caldo de pollo, al dia siguiente ayudándonos con una cuchara retiraremos la grasa solidificada de la superficie del caldo y la guardaremos en un recipiente a parte para utilizarla más adelante.

RECETA DE TOSTADA COREANA PARA DESAYUNAR

receta sandwich coreano para desayunar

RECETA DE TOSTADA COREANA PARA DESAYUNAR

Esta receta de tostada coreana para desayunar no solo es sabrosa, sino que también se equilibra maravillosamente con un sabor dulce.

Las tostadas coreanas se venden principalmente como desayuno en puestos callejeros, este estilo coreano de desayuno se conoce como Grab-and-Go.

Lo especial de las tostadas callejeras coreanas y lo que las hace diferentes a cualquier otro sándwich de huevo es la cantidad de verduras con las que se prepara. Col, cebolla y zanahoria en juliana muy fina, todo mezclado con huevo en una tortilla deliciosa.

Pero lo que realmente la hace especial es su sabor dulce, el pan tostado con mantequilla se espolvorea con azúcar y la tortilla también.

Sin duda un desayuno que hay que probar.

Ingredientes para 2 personas:

  • 28 gr de col, en juliana fina
  • 28 gr de cebolla, en juliana fina
  • 28 gr de zanahoria, cortada en tiras finas y largas
  • 1 cebolleta -la parte verde- picada
  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra
  • 5 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
  • 4 rebanadas de pan blanco para sándwich
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • 2 lonchas de jamón dulce (opcional)
  • 2 rebanadas de queso americano (opcional)
  • ketchup
  • mayonesa

En un tazón grande, agregar la col, la cebolla, la zanahoria, los huevos, la cebolleta, la sal y la pimienta; combinar bien.

Untar mantequilla en ambos lados del pan.

Calentar una sartén grande a fuego medio; agregar 2 cucharadas de mantequilla y dejar que se derrita. Verter la mezcla de huevo, tratando de que tenga forma cuadrada, yo utilizo dos espátulas de madera.

Cocinar hasta que se dore por un lado, aproximadamente de 2 a 3 minutos. Cortar la tortilla por la mitad y darle la vuelta. Cocinar durante otros 2 o 3 minutos o hasta que la verdura esté completamente cocida.

Cuando la tortilla esté lista, transferirla a un plato y en la misma sartén agregar las rodajas de jamón para calentarlas, una vez doradas por ambos lados, retirar de la sartén.

Ahora, tostar el pan con mantequilla por ambos lados, aproximadamente 2 minutos por cada lado, o hasta que esté dorado.

Hora de montar el sandwich. En una de las rebanadas de pan tostado, espolvorear alrededor de 1/2 cucharadita de azúcar de manera uniforme. Colocar la tortilla de huevo y espolvoree con otra cucharadita de azúcar. Colocar el jamón, el queso y rociar con el ketchup y la mayonesa. Cubrir con otra rebanada. ¡Repetir con el resto de ingredientes y a disfrutar!

PANCAKES COREANOS DE SETAS ENOKI

pancakes coreanos de setas enoki

Los pancakes coreanos de setas enoki – Paeng-ee beoseot jeon, 팽이 버섯 전) -son el acompañamiento perfecto si como a mi, os encantan las setas. Es una receta muy fácil de hacer, están llenos de sabor y tienen una textura crujiente muy especial.

Hoy en día las setas enoki podemos encontrarlas prácticamente en cualquier supermercado, no solo en los asiáticos. Yo he utilizado las enoki pero creo que esta receta podría quedar muy rica también utilizando shimejis. Todo es probar.

Ingredientes para 10 pancakes coreanos de setas enoki:

  • 1 paquete de setas enoki, sin el final de los tallos, enjuagados y secos con papel de cocina
  • 2 cucharadas de harina para todo uso (o harina de arroz)
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 2 huevos extra grandes, batidos
  • 20 g de zanahoria pequeña, finamente picada
  • 10 g de cebolla, finamente picada
  • 5 g de cebolletas, finamente picadas
  • 1 / 8 cucharadita de sal marina fina (o más al gusto)
  • Un poco de pimienta negra molida
  • Un poco de aceite de cocina (usé aceite de salvado de arroz)

Separar las setas enoki cortando los tallos por la base. Colocar las setas en un plato grande y limpio y espolvorear la harina y el aceite de sésamo sobre ellas. Luego, mezclar bien para que las enoki se cubran bien con la harina, para ello podemos utilizar unos palillos o las manos.


Por otro lado en un bol combinar los huevos batidos, las verduras picadas, la sal, la pimienta negra y mezclar bien. Agregar las setas enoki cubiertas de harina a la mezcla y mezclar bien para que absorban la mezcla de huevo.

Precalentar una sartén a fuego medio. Una vez caliente, agregar el aceite y extenderlo por la sartén. Añadir dos cucharadas de la mezcla de enoki a la sartén ayudándonos de unos palillos o una cuchara, lo que os sea más fácil. (Aseguraos de mezclar las setas con el huevo y las verduras continuamente para que al echarlos a la sartén estén bien mezclados, si no el huevo se desprenderá de las enoki.

Cocinar hasta que se doren y luego darles la vuelta. Cuando ambos lados estén cocidos, retirar del fuego.
Repetir con la mezcla restante. (Aseguraos de agregar un poco de aceite entre cada tanda). Con la cantidad de masa deberían salir unos 12 panqueques de tamaño pequeño.
Servir con salsa coreana o salsa de soja.

¿QUÉ SE DESAYUNA EN TAIWÁN?

¿qué se desayuna en taiwán?

¿QUÉ SE DESAYUNA EN TAIWÁN?

¿Qué se desayuna en Taiwán? Seguro que mucho de vosotros alguna vez os lo habréis preguntado o no, pero seguro que ahora que lo pensáis no tenéis ni idea.

Pues en Taiwán las opciones para desayunar son muy variadas y ricas, por un lado tienen los desayunos tradicionales taiwaneses y por otro algunas opciones occidentales. Entre los tradicionales podemos encontrar, bollos al vapor llamados mantou; shao pin, una especie de pan sin levadura cubierto de sésamo; bollos rellenos de carne cocidos al vapor o a la plancha; crepes de cebolleta y huevo, sopas y fideos, así como gachas de arroz acompañadas de huevos salados, y otros ingredientes como carne y verduras.

Otro indispensable en un desayuno tradicional taiwanés es la leche de soja, ya sea con o sin azúcar, o incluso salada; crema de arroz con cacahuete, y el popular té con leche.

Para este desayuno taiwanés he elegido los crepes de cebolleta y huevo, los bollos al vapor y la leche de soja. Los bollos lo he comprado ya hechos pero los crepes los he preparado yo en casa y ahora os dejo la receta, son muy fáciles de hacer.

Aquí va la receta.

Ingredientes para 4 crepes:

  • 300 g de harina para todo uso
  • 1 cucharadita de sal
  • 185 g de agua a temperatura ambiente
  • aceite de oliva para amasar y freír
  • 1/2 taza de chalotas finamente picadas
  • 2 cebolletas, en rodajas finas
  • 8 huevos

Instrucciones:

Para hacer la masa

En un tazón grande, mezclar la harina y la sal. Verter poco a poco el agua, revolviendo todo junto con un tenedor o cuchara de madera.

Una vez que la harina haya absorbido todo el agua, comenzar a amasar la masa con las manos. Cuando se haya incorporado toda la harina a la masa, la colocamos sobre una superficie ligeramente enharinada.

Amasar la masa durante otros 6 a 7 minutos. La masa debe ser elástica. Para ver si la masa se ha amasado lo suficiente, arrancar un trozo de masa del tamaño de una pelota de golf y separarlo suavemente, tirando de la masa en las 4 esquinas. Se debería poder estirar la masa lo suficiente para que el centro quede traslúcido sin que se rompa.

Por último formar una bola con la masa y engrasar ligeramente un bol con aceite para colocar la bola de masa dentro. Cubrir con una toalla húmeda o film transparente y dejar reposar durante 1 hora.

Preparar los chalotas

Calentar una cucharada de aceite en una sartén a fuego medio. Agregar las chalotas y cocinarlas de 2 a 3 minutos, hasta que comiencen a ablandarse.
Apagar el fuego y transferir las chalotas a un bol.

Dar forma a los crepes



Sacar la masa reposada del bol y dividirla en 4 piezas, de aproximadamente 120 – 125 g cada una. Formar una bola con cada pieza y cubrir las bolas de masa con una toalla seca o un trozo de plástico para envolver.

Engrasar ligeramente la superficie de trabajo con aceite (puede ser una tabla grande de madera o losa de mármol). Estirar la masa en un rectángulo delgado. La masa debe ser lo suficientemente delgada como para que casi puedas ver la superficie debajo. No hace falta extender un rectángulo de forma perfecta, así que os preocupéis si os sale torcido.

Verter aproximadamente 2 cucharaditas de aceite sobre la masa y frotar la superficie con las manos. Añadir una cuarta parte de las chalotas y las cebolletas en rodajas sobre la masa.

Doblar la masa en tercios: tomar la parte inferior de la masa y doblarla sobre el centro de la masa, dejando un tercio de la masa sin doblar. A continuación, tomar el tercio superior de la masa y doblarlo hacia abajo sobre el centro. Dar a todo un doblez más. No doble la masa con demasiada fuerza, hay que dejar un poco de aire entre los pliegues.

Por último dar un pequeño tirón en los extremos para estirar un poco la masa y comenzando por un extremo, comenzar a enrollarla, creando una forma de caracol. Repetir con las bolas de masa restantes, asegurándose de volver a engrasar la superficie de trabajo si es necesario.

Cómo cocinarlas

Volver a engrasar ligeramente la superficie de trabajo. Coger una de las bolas de masa enrolladas y extenderla en un círculo delgado utilizando un rodillo de cocina. Al enrollarlo puede expulsar algunas de los chalotas y cebolletas, pero normal.

Calentar una sartén mediana con 1 1/2 cucharadas de aceite a fuego medio-alto. Transferir el crepe a la sartén y cocinarlo durante 3 a 4 minutos, hasta que esté dorado, volteandolo aproximadamente a la mitad. Repetir con los crepes restantes.

Transferir los panqueques a una rejilla.

Batir dos huevos por cada crepe. En una sartén calentar un poco de aceite a fuego medio y añadir dos huevos batidos, cuando el huevo quede completamente extendido por la sartén, colocar un crepe encima y dejar que se vaya cociendo a fuego lento, pasado unos minutos dar la vuelta al crepe para ver si el huevo está cocinado.

Por último colocar el crepe en una tabla con la parte de la tortilla hacia arriba y enrollar.Quedará la parte de la masa hacia fuera.

Repetir con el resto de crepes.

LA BASE DE UN BUEN RAMEN: EL CALDO Y EL TARE.

La base de un buen ramen: el caldo y el tare

LA BASE DE UN BUEN RAMEN: EL CALDO Y EL TARE

Cuando hablamos de ramen tenemos que empezar por la base. Y la base de un buen ramen es el caldo y el tare.

Definamos algunos términos antes de empezar. ¿Qué diferencia hay entre el caldo base y el caldo final del ramen? Y el tare..¿Qué es? Ahora os explico todo esto.

Lo primero es el caldo base, esta es la base del sabor del ramen y consiste en hervir a fuego lento durante horas huesos de animales y/o vegetales aromáticos hasta que estos sueltan todo su sabor y su gelatina. Pero este caldo no tiene suficiente sabor así que hay que aderezarlo con el tare.

El tare es una mezcla de ingredientes que se utiliza para condimentar el ramen y conferirle esa profundidad y sabor característicos. Puede llevar sal, miso, salsa de soja, mirin e incluso vinagre.

El principal elemento del tare es lo que le da el nombre a todo el plato, por ejemplo: miso ramen, shoyu ramen…

El tare se mezcla con el caldo base o con una combinación de bases de caldo para obtener el caldo de ramen. Este ya será el caldo final.

Los cuatro caldos de ramen más populares son:

  • Shio, hecho con base de caldo de pollo, dashi y un tare con base de sal.
  • Shoyu, hecho con caldo base de pollo, de cerdo, dashi y un tare con base de salsa de soja.
  • Miso, hecho con caldo de pollo, caldo de cerdo y tare con base de pasta de miso.
  • Tonkotsu, la base de este es un caldo intenso que puede sazonarse con cualquiera de los tare que queramos.

Mientras que el caldo del shio, el miso y el shoyu ramen se cocina a fuego lento durante horas, el del tonkotsu está hecho con caldo de huesos de cerdo hervidos a fuego vivo durante horas, de esta forma se extrae todo el colágeno, la grasa y la proteína de los huesos.

Dentro de los caldos de ramen existen dos calificaciones: Assari y kotteri. El assari es un caldo suave y el kotteri es un caldo más intenso.

Otro punto importante a tener en cuenta en el caldo de ramen es la grasa. Una pequeña cantidad de grasa es vital para todo el plato de ramen. No solo aporta sabor y aroma sino que también queda suspendida como un manto en la superficie del caldo, de modo que todo lo que queda cubierto por este manto conserva su calor.

Cuando se comprende la simplicidad y delicadeza de estas bases de caldo, tare y del caldo final, uno puede aprender a complementarlos y realzarlos con fideos caseros y con los aderezos adecuados.

RECETA DE ADOBO FILIPINO DE BERENJENAS

receta adobo filipino de berenjenas

Esta receta de adobo filipino de berenjenas no es la más habitual. En origen el adobo filipino de cocina solo con carne, esta se deja marinar en el adobo, una salsa a base de vinagre, soja, azúcar, laurel , ajo y sal.

En esta receta el proceso de elaboración es más sencillo y corto, además utilizamos como ingrediente principal la berenjena. Pero que sea diferente no quiere decir que no esté realmente delicioso.

Probad a hacerlo y ya me contaréis.

Ingredientes necesarios para la receta de adobo filipino de berenjenas:

  • 500 gr de berenjena japonesa o italiana (aproximadamente 3 piezas)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • ¾ de cucharadita sal marina
  • 1½ cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 8 dientes de ajo
  • 3 cucharadas (o más) aceite vegetal
  • 115 gr de carne de cerdo picada
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 hojas de laurel
  • Arroz blanco cocido (para servir)
receta de adobo filipino de berenjenas

Cortar las berenjenas en cuartos a lo largo y luego transversalmente en trozos de 5 cm de ancho. Colocarlas en un tazón mediano. Agregar 1 cucharada de azúcar, 1 cucharadita de sal marina y ½ cucharadita de pimienta negra recién molida. Mezclar para cubrir uniformemente la berenjena y dejar reposar a temperatura ambiente al menos de 20 minutos hasta 2 horas.

Pelar y cortar en rodajas finas 8 dientes de ajo. Añadir 3 cucharadas de aceite vegetal y la mitad del ajo picado en una olla mediana. Cocinar a fuego medio-alto, removiendo constantemente con una cuchara de madera, hasta que esté ligeramente dorado y crujiente, aproximadamente 5 minutos. Con una espumadera, transferir los chips de ajo a un plato; sazonar ligeramente con sal.

Colocar la carne de cerdo en la misma olla y saltear. Sazonar con ¼ de cucharadita de sal y cocinar hasta que esté dorada , aproximadamente 5 minutos. Con una cuchara, transferir a otro plato, dejando la grasa en la olla.

Colocar la berenjena en un paño de cocina limpio y eliminar la humedad que haya extraído la sal.

Trabajando en tandas y agregando más aceite si es necesario, cocinar las berenjenas en la misma olla hasta que estén ligeramente doradas, aproximadamente 3 minutos por cada lado. Transferir a un plato junto con la carne de cerdo.

Verter 1 taza y media de agua en la olla y raspar lo dorado de la grasa del fondo con una cuchara de madera. Agregar el ajo restante, 3 cucharadas. vinagre de arroz, 2 cucharadas de salsa de soja, 2 hojas de laurel, 1 cucharadita de pimienta negra recién molida y 1 cucharada restante de azúcar.

Dejar hervir a fuego lento, luego añadir el cerdo y la berenjena a la olla. Reducir el fuego a medio-bajo, cubrir parcialmente y cocinar a fuego lento hasta que la berenjena esté tierna y la salsa se reduzca a la mitad, de 20 a 25 minutos. Probar y sazonar con más sal y pimienta y agregar un poco más de azúcar si es necesario.

Espolvorear con los chips de ajo y servir con arroz blanco cocido.

1 2 3 4 5 78