11 PLATOS JAPONESES DE ORIGEN CHINO

11 PLATOS JAPONESES DE ORIGEN CHINO

11 PLATOS JAPONESES DE ORIGEN CHINO

Para muchos occidentales, los dim sum son unas pequeñas empanadillas chinas que se sirven al vapor. Pero en China el dim sum además es un popular brunch de fin de semana en el que los camareros de este tipo de restaurantes van de un lado a otro del local con carros de vaporeras de bambú llenas de sabrosos y dulces platos. Podemos encontrar locales de dim sum en Japón gracias a la popularidad del chuka ryori o la comida china de estilo japonés. Los restaurantes japoneses de dim sum más pequeños tienden a servir menús teishoku ya preparados, mientras que los restaurantes más grandes a menudo permiten que los comensales realicen sus pedidos a la carta.

Estos son algunos de los platos de origen chino más populares en Japón:

Shumai

 11 platos japoneses de origen chino Receta Shumai aquí

Los shumai japoneses son empanadillas al vapor hechas con carne de cerdo y gambas. Se basan en el dim sum “shao mai”, tradicionalmente chino. La masa se envuelve alrededor de la carne picada como una bolsa que se abre ligeramente en la parte superior. Los shumai se pueden rematar con huevas de pescado o con un solo guisante verde. Podemos mojarlos en salsa de soja o aceite de chile con ajo.

Read More

GUA BAO CON CERDO TAIWANÉS

gua bao taiwanés con cerdo

GUA BAO CON CERDO TAIWANÉS

El baozi, más conocido como bao, es un panecillo dulce y esponjoso cocido al vapor de origen taiwanés. Su aspecto es muy similar al tradicional mantou chino. A los asiáticos, en contraposición a nuestro gusto por el pan con corteza, les gustan los panes con textura muy esponjosas, que se consiguen con la cocción al vapor. Su singular forma plegada como un libro desde su centro es aprovechada para rellenarlos con diferentes ingredientes.

Los orígenes de esos baozi se remontan al período de los Tres Reinos (años 220-280). Zhuge Liang era un jefe militar que lideró el ejército del norte de China y venció a los bárbaros del sur.

En el camino de vuelta a casa, las tropas debían cruzar un gran río y la tradición de la zona donde se encontraban marcaba que se sacrificasen a los hombres necesarios para arrojar sus cabezas al agua y apaciguar los espíritus.

Zhuge Liang consideró aquello un exceso, y ordenó matar cincuenta animales del ganado y preparar con sus carnes unos bollos en forma de cabeza. De hecho “mantou”, como se denomina esta masa, significa también “cabezas de bárbaro”.

Mi receta de Bao es bastante tradicional, está relleno de cerdo taiwanés con un encurtido de kimchi, cilantro fresco y pistachos. Esta variedad de bao se llama Gua Bao.

La panceta se guisa con diferentes salsas, setas shiitake, cebolla frita y especias, su sabor es intenso y delicioso, el kimchi le da el toque picante, el cilantro la frescura y los pistachos le aportan una textura crujiente. Podemos acompañarla de una salsa picante, para los que os guste un poco más de picante en vuestro bao. Qué más se le puede pedir a un panecillo del tamaño de un bocado.

Este gua bao con cerdo taiwanés es simplemente maravilloso!

gua bao taiwanés

Ingredientes para la masa de 8 baos:

  • 2 tazas de harina para todo uso
  • 125 ml de agua templada
  • 2 cucharaditas de levadura húmeda
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de aceite de oliva

En un robot para amasar mezclamos todos los ingredientes y amasamos durante 9-12 minutos a velocidad baja hasta obtener una masa elástica y suave. Transferimos la masa a un bol formando una bola y cubrimos con un paño húmedo. Dejamos reposar alrededor de 1 hora hasta que la masa doble su tamaño.

Cuando la masa haya doblado su tamaño, la pasamos a una superficie plana y volvemos a amasar. Dividimos la masa en ocho porciones formando bolitas. Amasamos cada una de las bolas durante 1 o 2 minutos hasta que queden suaves y con un rodillo rodamos las bolitas de masa hasta conseguir una forma ovalada como la de una lengua.

Cada lengua la plegaremos por el centro poniendo un trozo de papel de hornear para que no se pegue.

Colocamos papel de hornear en la vaporera de bambú para que los bao no se peguen a la superficie. Ponemos la vaporera sobre una olla con agua a fuego medio, queremos que el agua comience a evaporarse pero no que hierva. Una vez que haya comenzado a desprender vapor colocamos los baos en los compartimentos de la vaporera y cocemos durante 12 minutos, pasado este tiempo la retiramos de la olla y dejamos los baos reposar dentro de la vaporera 5 minutos más.

gua bao taiwanés con cerdo

Ingredientes para nuestro cerdo taiwanés:

  • 500 gr de panceta (ya sea con piel o con piel)
  • 2 chalotas medianas, peladas y picadas en juliana
  • 3 setas secas shiitake (hidratadas)
  • 15g de azúcar de moreno
  • 2 cucharadas de salsa de soja ligera
  • 1 cucharadas de salsa de soja espesa
  • 2 cucharadas de vino Shaoxing o vino blanco seco
  • 3 dientes de ajo, cortados en rodajas
  • ¼ de cucharadita de pimienta blanca en polvo
  • 1 cebolleta verdes
  • Especias (o puede usar 1 cucharadita de polvo de especias chinas cinco)
  • 1 Anís estrellado
  • 1 hojas de laurel
  • 5 granos de pimienta de Sichuan (opcional)
  • 1 rebanada de jengibre

Elaboración:

Primero de todo pondremos las setas shiitake en remojo en agua templada. Por otro lado picamos la chalota en juliana y la freímos en aceite vegetal hasta que esté dorada, la escurrimos y reservamos.

En la misma sartén retirando el exceso de aceite salteamos la panceta hasta que se dore, la transferimos a una olla y añadimos la salsa de soja, el vino, la salsa de soja espesa, el azúcar, las especias, el ajo picado en láminas, las setas shiitake picadas y el agua donde hemos hidratado las setas. Además salpimentaremos, añadiremos una cebolleta y agregaremos 2 cm mas de agua a la olla.

Lo llevamos todo a ebullición y dejamos cocer durante 15 minutos a fuego lento. Pasados los 15 minutos agregamos la cebolla frita picada y seguimos cociendo durante 30 o 40 minutos más. En los últimos cinco minutos subiremos a fuego alto para que la salsa se espese y los ingredientes frían.

Ingredientes para rellenar nuestros baos:

  • cerdo taiwanés
  • col kimchi
  • cilantro fresco
  • pistachos

Para rellenar nuestros baos retiramos el papel del interior del bao, rellenamos con la panceta de cerdo, la col kimchi picada, algunas hojas de cilantro y los pistachos picados.