LAKSA DE CALABAZA CON GARBANZOS TOSTADOS Y GRANADA

El laksa es una sopa con fideos muy popular en Malasia y Singapur. Durante mi viaje a Malasia tuve la ocasión de probarla en varias ocasiones y caí rendida a sus pies. El laksa es una mezcla de la cultura china y la malaya, su nombre significa “muchos” en referencia a la cantidad de ingredientes que se utilizan para elaborar esta sopa.

Hay dos tipos de laksa: el curry laksa y el assam laksa. En esta receta vamos a preparar un curry laksa con calabaza, para el curry laksa utilizaremos como base la leche de coco y le añadiremos calabaza, brocoli, granada…todos ingredientes sanos y deliciosos para componer este maravilloso plato.

Ingredientes para 4 personas: 

Para el laksa

  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 2 dientes de ajo picados o rallados
  • 1 trocito de jengibre fresco, rallado
  • 1 chile rojo sin semillas picado 
  • 2 cebollas verdes, picadas
  • 3 tazas y media de caldo de pollo o de verduras
  • 1 calabaza pequeña, pelada y cortada en cubos (alrededor de 3 tazas)
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • 1 lata de leche de coco sin azucarar
  • 1 manojo grande de broccoli, tallos recortados
  • 1/2 taza de cilantro fresco, picado
  • 200 gr de fideos de arroz
  • 1 granada
  • brotes de soja

Para los garbanzos tostados:

  • 1/2 tarro de garbanzos escurridos y enjuagados
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de azúcar morena
  • Sal + pimienta, al gusto

Preparación del laksa:

Calentamos una olla grande a fuego medio y agregamos el aceite de sésamo. Una vez caliente, añadimos el ajo, el jengibre, la pimienta y las cebollas verdes. Cocinamos durante 1 minuto o hasta que desprendan su fragancia y se ablanden. Añadimos el caldo de pollo y agregamos la calabaza cortada en cubos. Llevamos la sopa a ebullición y cocinamos a fuego lento de 15 a 20 minutos o hasta que la calabaza esté tierna. Agregamos alrededor de los 3/4 de la sopa al vaso de la batidora y batimos hasta que obtengamos un puré suave. Regresamos el puré a la olla. Agregamos la salsa de soja, la salsa de pescado y la leche de coco, removiendo para que todo se mezcle bien. Añadimos el brócoli y cocinamos hasta que esté tierno, unos 8-10 minutos. Mientras tanto por otro lado, cocinaremos los fideos de arroz de acuerdo a las instrucciones del paquete. Una vez que el brócoli este tierno, retiraremos del fuego y añadiremos el cilantro. Serviremos la sopa en tazones y agregaremos los fideos. Para terminar remataremos el plato añadiendo unos cuantos garbanzos, granada y botes de soja.

Para preparar los garbanzos:

Precalentamos el horno a 200 grados. Esparcimos los garbanzos sobre papel de cocina absorbente y los secamos eliminando el máximo de líquido posible. Ponemos los garbanzos a una bandeja de hornear y los mezclamos con el aceite de oliva, la canela, el azúcar morena, la sal y la pimienta. Mezclamos bien para que se cubran uniformemente. Los hornearemos durante 20 minutos, los removeremos y asaremos durante otros 20 minutos hasta que los garbanzos están dorados y crujientes. Retiramos del horno y los servimos calientes encima de la sopa.

 

SARAWAK LAKSA, LA DELICIOSA SOPA MALAY

Viajar a Sarawak y no probar su delicioso laksa no es una opción, hay que probarlo, este plato es el máximo exponente de la riqueza cultural de esta región de Borneo. El laksa mezcla la cultura china y la malay, tiene como base la leche de coco y sus ingredientes principales son muchos: el tofu, los fideos vermicelli, las gambas, el sambal…la lista aun sigue, de ahi que el origen de la palabra laksa venga del sánscrito “laksha” y signifique “muchos“, supongo que por la cantidad de ingredientes que se utilizan para elaborar esta deliciosa sopa.

Existen dos tipos de laksa y muchas variantes de este plato, tenemos el curry laksa -fideos servidos con leche de coco- y el assam laksa -fideos servidos en una salsa acida de pescado. Yo puedo hablaros del curry laksa porque el assam aun no lo he probado, no se como sabra esa salsa acida de pescado…en esta región suele utilizarse mucho para cocinar la pasta de pescado seco, tiene un olor y sabor muy fuertes, supongo que esta salsa será algo parecido, no es recomendada para paladares y olfatos sensibles, a mi me gusta en dosis pequeñas.

El laksa típico de Sarawak es un curry laksa menos picante y con menos leche de coco que en otras regiones de Malasia y Singapur donde este plato es típico. El laksa de Sarawak es rico en sabor, se elabora con caldo de pollo y gambas, pasta para laksa, leche de coco y fideos vermiceli. Se precisan mas de seis horas de cocción para sacar todo el sabor de sus ingredientes y se sirve acompañado de laminas de pollo, langostinos, lima, brotes de soja, cilantro fresco y pasta de chile belacan (sambal belacan), típica de la región. Esta claro que en cada sitio pueden servirlo con alguna variación, pero la base en la misma, el otro día lo comí en un restaurante muy conocido por servir el mejor laksa de la ciudad de Kuching, el sitio se llama James Brooke -en honor al raja de Sarawak- y éste llevaba además de todo lo anteriormente mencionado, huevo cocido, espinacas y tofu, ni que decir queda que estaba absolutamente delicioso.

El laksa es un plato con muchos matices que nos habla de la cultura de cada región, por eso si tenéis la oportunidad no lo dudéis, probadlo, os gustará!. 

BUMBU COOKING CLASS, MI PRIMERA CLASE DE COCINA MALAYA

La semana pasada me embarqué en una experiencia realmente estimulante, tuve el placer de asistir a una maravillosa clase de cocina de mano de un profesor muy especial, Joseph, un señor muy agradable y simpático que nos instruyó en la cocina tradicional de Sarawak. Sarawak es un estado al oeste de la isla de Borneo, lleno de maravillosos parques naturales y selva, Joseph se crió en mitad de la jungla, conoce los ingredientes que esta maravillosa tierra provee y respeta la naturaleza y a los espíritus que la pueblan, nos contaba que su abuela y su padre eran chamanes, que su abuela le concedió el don a su padre en sueños, pero que ni el ni sus hermanos lo habían heredado.

Me encantó la cocina donde se impartió la clase, muy sencilla y funcional, en el patio trasero de una antigua tienda china de la calle Carpenter en el corazón de la ciudad de Kuching. Un barrio muy bonito que aun conserva el encanto colonial de años pasados. La clase comenzó con una visita al mercado de fin de semana de la ciudad, donde nos proveímos de los ingredientes necesarios para preparar las recetas: hojas aromáticas de pandan, pasta de chile y curry, especias, lemongrass, brotes de midin…todos ingredientes típicos de la gastronomía de Sarawak. Me gustaría aclarar que existe una diferencia entre la cocina malaya del continente y la de la región de Sarawak, aquí no se utiliza tanto picante, sobre todo en la cocina tradicional de los pueblos de la selva.

Una vez que nos hicimos con los ingredientes comenzamos la clase, primero de todo, para nuestra receta de pollo al curry al estilo de sarawak, pusimos a marinar el pollo y mientras éste se marinaba comenzamos a montar los recipientes para la siguiente receta: Tako, un postre elaborado con leche de coco y harina de guisantes.

Para hacer los recipientes tuvimos que trenzar hojas de pandan para formar unas cestitas cuadradas en las que verteríamos la mezcla de coco, fue muy divertido y muy curioso.

Para cocinar el Tako, primero preparamos la leche de coco mezclando coco rallado con agua, estrujando el coco con las manos y colando el líquido hasta obtener la leche que luego mezclaríamos con azúcar y harina de guisantes.

El siguiente paso fue ponerla al fuego hasta que espesó y una vez lista, vertimos la mezcla en los pequeños recipientes de hoja, en los que previamente habíamos añadido unos granitos de maíz dulce para acompañar al tako. Se le pueden añadir otros ingredientes como cuadraditos de mango o fresa fresca.

Para preparar los ingredientes para el curry utilizamos unos morteros de granito donde picamos los ingredientes necesarios: cebolla, jengibre, galanga, lemongrass… todos ingredientes muy frescos y aromáticos, a medida que los íbamos majando la cocina se impregnaba de su maravillosa fragancia.

Y una vez preparados los ingredientes y marinado el pollo, comenzamos con la preparación del curry, no sabéis como olía esto, impresionante, una fragancia deliciosa, mezcla de curry, canela, anis, hojas de pandan…una delicia!.

La última receta que preparamos y con la que acompañamos al curry fue el Sambal Midin, el midin es esta extraña verdura de punta rizada que crece en la selva y que se puede comer en diferentes estados de maduración, por ejemplo nosotros la preparamos en el primer estado, en éste la verdura esta crujiente, en el segundo estado de maduración al cocinarla su textura es mas viscosa y en el tercero es aspera y viscosa, su sabor recuerda al de las judías verdes, esta realmente buena. La cocinamos con sambal, una mezcla de chile, cebolla y pasta de pescado seco.

De postre, además del tako, preparamos piña -cortada el estilo de sarawak- la verdad es que pone a prueba la paciencia del que la corta, al menos la mía, hay que cortarla de forma helicoidal para quitarle los circulitos que quedan en la piña al pelarla, queda muy bonita, pero si no lo haces bien igual te quedas sin piña.

Y he aquí el resultado!!

La comida estaba deliciosa, el taller fue muy instructivo y divertido, me gusto muchísimo y aprendí un montón, ademas me encantó oir las historias del profesor sobre de la vida en la selva. Si venís a Kuching y os gusta la cocina no dudéis en haced este curso, la escuela se llama Bumbu, aquí os dejo el enlace.

www.bumbucookingclass.weebly.com