ALBÓNDIGAS COREANAS CON SALSA GOCHUJANG

El ingrediente clave para esta receta de albondigas coreanas en la salsa gochujang.

Es una salsa picante muy utilizada en la cocina coreana, sobre todo para condimentar platos. Se trata de una pasta fermentada a base de chiles rojos en polvo. Se elabora de forma tradicional en recipientes de barro sellados en los que se almacena la pasta de chiles y se deja fermentar durante años.

La pasta gochujang contiene una base de arroz glutinoso, granos pulverizados de soja y bastante chile en polvo. Menos frecuente es la adición de jujube, cebada y calabaza. Se emplea como condimento habitualmente en los Jjigae coreanos. A veces se marina carne y se emplea como condimento de platos como el naengmyeon y el bibimbap.

En esta receta las albondigas se glasean con una salsa dulce a base de miel y gochujang. Es un plato perfecto como aperitivo.

Ingredientes:

  • 400 gr de carne de ternera picada

  • 3 cucharadas de harina de maíz (maicena)

  • 1 cucharada de harina de trigo

  • 1/2 cucharadita de jengibre recién rallado

  • 1/2 cucharadita de sal

  • 1 cucharada de vino de arroz

  • Aceite para freír

  • un puñado de cacahuetes picados asados o cualquier nuez que elijas

Para la salsa:

  • 1 cucharada de aceite vegetal

  • 2 dientes de ajo, finamente picados

  • 2 cucharadas de pasta de chile coreano (gochujang)

  • 1 cucharada de ketchup

  • 1/2 cucharada de mayonesa

  • 3 cucharadas de miel

Instrucciones:

Mezclar la carne de ternera picada con la maicena, la harina, el jengibre, la sal y el vinagre de arroz. Mezclar bien todos los ingredientes y reservar.

Para hacer la salsa, calentar 1 cucharada de aceite en una sartén a fuego medio. Agregar el ajo y cocinar hasta que esté dorado, pero sin quemarlo. Una vez dorado agregar el resto de los ingredientes de la salsa a la sartén y mezclar bien. Llevar a ebullición y dejarla espesar durante aproximadamente 1 minuto. Reservar.

En una sartén profunda o wok calentar bastante aceite para que cubran las bolitas de carne. La temperatura debe ser de alrededor de 160-170˚C.

Con la carne hacemos bolitas del tamaño de un bocado y las freímos hasta que estén ligeramente doradas. Una vez fritas las colocamos en un plato sobre de papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite y las añadimos a la sartén junto con la salsa. Las mezclamos bien para que se cubran con la salsa de manera uniformemente.

Por último las adornamos con cacahuetes picados. Las servimos calientes o a temperatura ambiente.

Ya podemos disfrutar de nuestras albóndigas coreanas con salsa gochujang.

FIDEOS COREANOS DE BONIATO JAPCHAE

fideos coreanos de boniato

Los fideos coreanos de boniato japchae es un plato de fideos de apariencia cristalina, salteados con verduras y con un toque dulce, es un plato muy popular en la cocina coreana. El Japchae se prepara típicamente con dangmyeon, un tipo de fideos grises, semi transparentes, masticables y elásticos hechos de almidón de boniato. También se los conoce como “fideos de vidrio“, “fideos de celofán” o “fideos de boniato“.

El surtido de verduras que se utilizan para el japchae puede variar, como ingredientes típicos tenemos: zanahorias, espinacas, cebollas y cebollinos. Las setas que comúnmente se utilizan son las oreja de madera, las shiitake y las setas de ostra. Tanto la carne de ternera como la de cerdo se usan comúnmente para el japchae. Cada ingrediente se sofríe por separado antes de mezclarlo con los fideos y se sazonan con salsa de soja, azúcar y aceite de sésamo.

En su día el japchae fue un plato de la realeza, a día de hoy es un plato que nunca puede faltar en cualquier celebración tradicional. Es un plato fácil de prepararque puede servirse caliente, a temperatura ambiente o frío y que también puede comerse recién hecho o el día siguiente.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1/4 de taza de salsa de soja

  • 2 cucharadas de miel

  • 230 gr de fideos de boniato

  • 120 gr de espinacas

  • 1 cucharada de aceite vegetal

  • 1 taza de cebolla picada en juliana

  • 2 dientes de ajo

  • 6 setas shiitake

  • 1/2 taza de zanahoria

  • 2 cebollinos

  • 1 cucharadita y media de aceite de sésamo

  • semillas de sésamo

Elaboración:

Poner una cacerola grande con agua con sal a hervir a fuego alto. Agregar los fideos, importante remover para separarlos. Los coceremos de acuerdo a las instrucciones del paquete. Una vez cocidos los escurrimos en un colador y los enjuagamos con agua fría hasta que se enfríen. Con los fideos todavía en el colador, los rociamos con 2 cucharaditas de aceite de sésamo y removemos para para que se impregnen del aceite uniformemente; reservamos.

Mezclamos la salsa de soja y la miel en un tazón pequeño hasta que la miel se haya disuelto; reservamos.

Calentamos el aceite en una sartén grande a fuego medio. Agregamos las zanahorias, la cebolla, la sal y la pimienta. Cocinamos, removiendo, hasta que la cebolla se haya ablandado, aproximadamente 8 minutos. Agregamos los champiñones y el ajo, cocinamos hasta que los champiñones estén tiernos, aproximadamente 3 minutos.

Subimos el fuego a medio alto. Agregamos la espinaca. Dejamos cocer hasta que se ablanden ligeramente, aproximadamente 1 minuto. Agregamos los fideos reservados y la mezcla de salsa de soja, mezclamos y cocinamos aproximadamente de 2 a 3 minutos. Retiramos la sartén del fuego, agregamos las 2 cucharaditas restantes de aceite de sésamo tostado. Comprobamos que están bien de sal y pimienta y rectificamos si fuera necesario. Servimos espolvoreando con el cebollino y las semillas de sésamo. Servir inmediatamente.

SANDWICH DE COL KIMCHI Y QUESO CHEDDAR

Puede parecer una mezcla un poco rara pero os puedo asegurar que este es uno de los sandwiches mas sencillos y deliciosos que he probado en mi vida. La col kimchi combina super bien con el queso cheddar, nunca lo habría imaginado tal combinación, pero nada mejor para descubrirlo que probarlo. El proceso es bastante sencillo, se tuesta el pan con bastante mantequilla hasta que queda crujiente, mientras el queso comienza a fundirse en su interior y para rematar le añadimos a la ecuación la col kimchi bien escurrida para que no empape el pan. Ya veréis si lo probáis, que está para chuparse los dedos.

Ingredientes:

  • 2 rebanas de pan 
  • 1 cucharada de mantequilla salada
  • varias lonchas de queso cheddar
  • 2-3 cucharadas de col kimchi

Elaboración:

En una sartén o plancha ponemos a calentar la mitad de la mantequilla, cuando este caliente colocamos una rebanada de pan encima y colocamos el queso y la col kimchi sobre esta, cubrimos con la otra rebanada y a fuego medio dejamos que se tueste el pan, cuando veamos que a tomado color, con mucho cuidado le damos la vuelta al sandwich procurando que no se nos desmonte y añadiendo el resto de la mantequilla a la sartén para que el otro lado del pan se tueste.

BOL COREANO DE CERDO CON KIMCHI

Esta receta es tan sencilla que os sorprenderá, esta lista en menos de 10 minutos. Utilizamos panceta ahumada y la salteamos con col kimchi, cebolla y salsa Gochujang (salsa coreana picante). La salsa y la col kimchi las podéis conseguir en cualquier supermercado oriental. Yo soy una flipada de la col kimchi, es uno de mis platos favoritos, por eso cualquier receta que incluya kimchi seguramente me gustará. Si no encontráis kimchi en ningún lado, siempre podéis prepararla vosotros, os dejo la receta aquí.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite
  • 250 gr de panceta ahumada
  • 1 cebolla grande, en rodajas finas
  • 2 tazas de col kimchi
  • 1 cucharadita y media de azúcar moreno
  • 1 cucharada de Gochujang (pasta de chile coreana)
  • 2 porciones de arroz de grano medio al vapor
  • 1 cebolleta picada

Elaboración:

En una sartén calentamos el aceite y freímos la panceta hasta que este dorada, entonces añadimos la col kimchi con su jugo, salteamos un minuto y agregamos la cebolla, el azúcar. Lo salteamos todo junto durante 3 minutos a fuego alto sin dejar de remover, por último añadimos la salsa gochujang y salteamos durante un minuto mas. Lo servimos sobre arroz cocido y acompañado de un poco de cebolleta picada.

ARROZ FRITO CON KIMCHI

El arroz frito con kimchi -Kimchi Bokkeumbap en coreano- es rápido, fácil de preparar y tiene un sabor simplemente maravilloso. El Kimchi se prepara a partir de verduras fermentadas -la col, el rábano, la cebolleta y el pepino son algunas de las que se utilizan- y es un elemento básico en la dieta coreana. Su sabor es picante, un poco amargo y algo áspero, a mi me encanta!

Si nunca habéis probado el kimchi o simplemente no os gusta -en el caso de que ya lo hayáis probado- tenéis que probar esta receta de arroz frito porque una vez que el kimchi se cocina pierde el sabor áspero de la fermentación y deja un delicioso sabor picante.

A diferencia de otras recetas de arroz frito que utilizan todo tipo de ingredientes, el arroz frito con kimchi es muy simple, solo se utiliza kimchi y arroz. El kimchi es muy sabroso, así que no necesitamos de otros ingredientes.

El secreto para que consigamos un delicioso arroz frito es utilizar arroz cocido del día anterior, este estará seco y no estará blando, así que al freírlo junto al jugo del kimchi este se impregnará de ese delicioso sabor picante y quedará en su punto.

Ingredientes para 2 personas:

  • 2 cebolletas (la parte blanca del final para cocinar, la parte verde de guarnición)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza de col kimchi (escurrida) + 2 cucharadas de jugo de kimchi (del mismo envase que la col)
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 2 cucharaditas de salsa gochujang (pasta picante coreana)
  • ½ cucharada de salsa de soja
  • 2 tazas de arroz cocido del día anterior ( a temperatura ambiente)
  • 1 cucharadita de aceite se sésamo
  • pimienta negra molida
  • 2 huevos grandes (1 huevo frito por persona encima del arroz)

Elaboración:

Cortamos la parte blanca del cebolleta en rodajas finas y las partes verdes de la cebolleta en diagonal. Picamos los dientes de ajo.
Usando las tijeras de la cocina, cortamos el kimchi en trozos del tamaño de un bocado.
En una sartén o wok grande, calentamos el aceite a fuego medio-alto y agregamos la cebolleta (parte blanca) y el ajo picado. Cocinamos removiendo constantemente hasta que comience ha dorarse y desprenda su olor.
Agregamos el jugo y la col kimchi y cocinamos durante 1 minuto.

Añadimos el gochujang, la salsa de soja y cocinamos removiendo durante 1 minuto hasta que el kimchi comience a ponerse blando. Si el kimchi comienza a pegarse a la parte inferior de la sartén pero aun no esta blando, agregaremos un poco de agua o más jugo de kimchi si te gusta picante. Tenemos que asegurarnos de cocinar el kimchi completamente antes de agregar el arroz.

Reducimos el fuego a bajo y agregamos el arroz removiendo bien para que todo se mezcle. Cocinaremos hasta que el arroz se caliente, aproximadamente 1-2 minutos. Hay que evitar que los ingredientes se peguen al fondo de la sartén.

Por último, espolvorearemos la parte verde de la cebolla -guardaremos algunos para adornar en la parte superior más adelante- y agregamos una pizca de pimienta negra recién molida. 

Mientras tanto, en una sartén antiadherente, calentamos el aceite a fuego medio alto y agregamos los huevos. Bajamos el fuego a fuego lento y cocinamos hasta que el huevo esté completamente cocido. 

Serviremos el arroz frito con kimchi en un plato cubierto con el huevo frito y espolvoreado con cebolletas, un poco de pimienta y chile.